Inicio > Bandas sonoras > Un ejemplo de la importancia de un buen tema central en una banda...

Un ejemplo de la importancia de un buen tema central en una banda sonora: “Piratas del Caribe” vs. “Harry Potter”

Escrito por el 27.10.08 a las 8:01
Archivado en: Compositores, Curiosidades

Soy un firme partidario del empleo de un tema central dentro de una banda sonora, si bien es cierto que en muchas ocasiones los compositores se limitan a crear unas cuantas notas pegadizas que podrían utilizarse en películas de similares características. Para explicar mejor mi postura sobre esta cuestión, lo mejor es que tomemos como ejemplo dos producciones recientes cuya música principal es muy popular: “Piratas del Caribe: La maldición de la Perla Negra” y “Harry Potter y la piedra filosofal”.

temascentralespirataspotterbso.jpg

Cuando escuchan el tema central de “Piratas del Caribe: La maldición de la Perla Negra”, compuesto por Klaus Badelt, ¿de verdad lo asocian a este largometraje o consideran que podría introducirse sin problema alguno en cualquier propuesta de acción de las que habitualmente nos llegan desde Hollywood? De hecho, ¿acaso no son utilizadas estas vibrantes notas en promocionales televisivos o radiofónicos sin que a nadie se le vengan a la cabeza las imágenes de Jack Sparrow? Sin embargo, eso no es lo que sucede con “Harry Potter y la piedra filosofal”, puesto que John Williams crea una exquisita pieza que es imposible disociar del popular y mágico universo nacido de la imaginación de J.K. Rowling. Son este tipo de trabajos los que, bajo mi punto de vista, no abundan en las partituras de hoy en día, aquéllos que captan la esencia de una historia y que logran transmitírnosla a través de una música cautivadora.

En la imagen: Johnny Depp en “Piratas del Caribe: La maldición de la Perla Negra” © 2003 Buena Vista International. Todos los derechos reservados. Daniel Radcliffe en “Harry Potter y la piedra filosofal” © 2001 Warner Bros. Todos los derechos reservados.

Escribe tu comentario

AVISO: Su publicación no es inmediata, los comentarios están sujetos a moderación. La opinión de cada comentarista es personal y no tiene por qué coincidir necesariamente con la de los responsables de esta web.

(obligatorio)

(obligatorio; no se mostrará)

(opcional)



4 - Joaquín R. Fernández - 17:51 - 13.11.08

Buf, pues yo todavía percibo estilos diferentes entre los trabajos de Zimmer y sus discípulos y los de Danny Elfman. En todo caso, no creas, hay gente a la que las fanfarrias de John Williams les suenan igual (“Star Wars”, “Superman”, etc…).



3 - capandres - 23:54 - 11.11.08

Es curioso que digas esto, porque la última vez en mi trabajo, un compañero se acercó y me juraba y perjuraba que la música de piratas del caribe pertenecía a Spiderman. En definitiva eso no ocurre con el soberbio tema central de Harry Potter.

Saludos



2 - Joaquín R. Fernández - 18:46 - 28.10.08

Sí, en efecto, sería un buen ejemplo de un tema que no se puede disociar del personaje (por cierto, los que yo menciono también son fáciles de tararear). En todo caso, lo que pretendía era contraponer temas que cumplen sin más con otros que nos meten de lleno en una determinada historia o que, como en el caso de 007, nos sirven para identificar a un personaje.



1 - miguel tavera - 17:36 - 27.10.08

Pero ninguno de los dos es como el James Bond que ademas de remitirnos inmediatamente al personaje lo podemos tararear.



 
Vídeos Películas Más cine Facebook     Twitter     Instagram     YouTube                   
Destacados:  Estrenos 17 de noviembre | Seminci de Valladolid | Festival de Sitges | Festival de San Sebastián

© LABUTACA.NET - Orba, 12, 8 - 46910 Benetússer, Valencia, España - E-mail: redaccion@labutaca.net
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Prohibida la reproducción de los contenidos de este sitio sin consentimiento expreso de sus propietarios. Todos los derechos reservados.