Síguenos

«300: El origen de un imperio». ¡Temístocles, machote!

Críticas

«300: El origen de un imperio». ¡Temístocles, machote!

Volvemos al pasado dorado y ultraviolento en una digna película que transcurre paralela a la batalla de las Termópilas. Hortera pero molona, videojueguil y rápida, una propuesta palomitera que hará pasar un buen rato a los espectadores más guerreros.

Leónidas (Gerard Butler) y sus muchachos están a tortas con Xerxes (Rodrigo Santoro) en el paso de las Termópilas. Pero hay persas para todos, y Temístocles (Sullivan Stapleton) ajusta cuentas con Artemisia (Eva Green) en el mar Egeo. Siete años después de que Zack Snyder consiguiera algo tan difícil como innovar visualmente con «300», el mundo gráfico de Frank Miller vuelve a la gran pantalla con «300: El origen de un imperio» (ver tráiler y escenas), divertido retorno al pasado dorado y ultraviolento que en este caso nos demuestra cómo se las gastan los griegos. No sólo los espartanos saben repartir leña y ser machos.

Sullivan Stapleton en "300: El origen de un imperio"

«Véngale». La ventaja de la película de Noam Murro es que nadie le reprochará su exceso visual; de hecho, parecer un videojuego durante parte de su recorrido no le viene nada mal, estirando hasta el paroxismo la unión de horterismo molón, planes suicidas y salvajismo estridente que, de momento, caracteriza a la saga. Muy rápida, espectacular-pero-un-tanto-cutre, contrastada en sus colores y su banda sonora y entregada al servicio de la palomita de consumo rápido y convulsivo, la odisea de los hijos más chulos de Atenas corrige y aumenta el ritmo al tiempo que disminuye la tan comentada carga homoerótica de su antecesora.

Eva Green en "300: El origen de un imperio"

Sullivan Stapleton no tiene el carisma que demostró ─y no ha vuelto a demostrar─ Gerard Butler, pero no está mal como calzón a seguir incluso en los pasajes más absurdos, básicamente dos: el ataque a caballo y la secuencia sexual con Eva Green, tremenda mujerona que nos regala un encuentro más tórrido pero igual de bobo que aquel que co-protagonizara en «Sombras tenebrosas» (Tim Burton, 2012). Por lo demás, el guion hila bien acontecimientos paralelos por si que quiere/puede seguir adelante con la franquicia. Bajo todo su artificio, «300: El origen de un imperio» defiende ese experimento ateniense llamado democracia. Si se levantan ahora, alucinan.

Calificación: 6/10

Imágenes de “300: El origen de un imperio”, película distribuida por Warner Bros. Pictures International España © 2014 Warner Bros. Pictures, Cruel & Unusual Films, Legendary Pictures. Todos los derechos reservados.

Continue Reading
Publicidad

Novedades destacadas

Subir