Síguenos

«Agente contrainteligente»: La familia y uno más

Críticas

«Agente contrainteligente»: La familia y uno más

Sacha Baron Cohen vuela libre una vez más para recogijo de cierto palco y escándalo de la mayoría. Descacharrante y bien puesta en escena, una antiaventura imposible. Risas.

Nobby (Sacha Baron Cohen) lleva separado de su hermano, Sebastian (Mark Strong) casi treinta años. Fíjate, se van a reencontrar en el peor momento posible. Pero seguro que, al final, es para bien. De todo el inmenso orbe de cómicos cinematográficos populares modernos, quizá sea Sacha Baron Cohen quien más y mejor ha sabido -y sabe- meterle el dedo en el ojo a todo el mundo. Vivimos en un mundo soez, ruidoso, basto, inteligente: perfecto para la burla, la sorna, la ironía descarnada; y él es el más capaz de generar un ambiente de misantropía enrollada y guasona con sus películas, porque sigue a su aire. Simple y llanamente: se permite hacer lo que nos gustaría hacer a todos. O a muchos, vamos. O a unos pocos. A algunos. Ejem.

Agente contrainteligente

«Pude vivir tu vida» «Y tú pudiste vivir la mía». La factura de la propuesta, que filma Louis Leterrier y firman Baron Cohen, Phil Johnston y Peter Baynham, es estupenda técnicamente, una lucida comedia de acción de trama sencilla, con pasajes espectaculares y trotes por exóticos lugares. La cuestión está es que, en este caso, el genial chiflado artífice de todo corta aún más por la tangente y opta por el triunfo de la Libertad Burra y sin miramientos. No se puede ser menos sutil a la hora de partirse de risa e invitar a los demás a hacerlo también. Y no gustará a todos, ni a la mayoría, pero «Agente contrainteligente» -vaya salto del «The brothers Grimsby» original- chorrea genialidad en muchos de sus pasajes y situaciones. Genialidad hilarante, histérica, visceralmente reflexiva. Carcajadas deliciosamente incómodas.

Agente contrainteligente

Decir que Sacha Baron Cohen desaparece en su personaje es una obviedad, porque es la marca de la casa, así que simplemente diremos que está tan a gusto como siempre haciendo lo que le apetece. La maravilla aquí es Mark Strong, por prestarse a formar parte del que seguro es el papel más catártico de su carrera pasada, presente y futura -a menos que siga asociado a su nuevo colega de andanzas; y no haría mal- con un papel que es todo un acierto para su presencia y su voz. Bravo por él. Y bravo por todos los que sean capaces de dejarse llevar hasta lo impensable por esta ida de olla imperfecta -no es lo mejor de este artistazo, desde luego- pero irresistiblemente demencial. El resto, que no se escandalice. Es una broma. O no…

Calficación: 7/10

Continue Reading
Publicidad

Novedades destacadas

Guía de películas

A B C D E F G H I J K L M N O P Q R S T U V W X Y Z 1
Subir