“Ahora los padres son ellos”: La saga continúa

Escrito por el 21.12.10 a las 11:00

FichaSinopsisCartelFotosPhotocallTráilerClipsEntrevistas
NoticiasReportajePreviaCríticasComentarios

Hollywood sigue exprimiendo a la familia Focker en una tercera entrega que, pese a presentar inevitables y evidentes síntomas de desgaste, se sostiene por su ligereza y la química que todavía mantienen Robert De Niro y Ben Stiller.

Los gemelos de Greg (Ben Stiller) y Pam Focker (Teri Polo) están a punto de celebrar un nuevo cumpleaños. Es el momento de reunir a la familia al completo, un pack que incluye al severo Jack (Robert De Niro), la encantadora Dina (Blythe Danner), el estrambótico Bernie (Dustin Hoffman), la fogosa Roz (Barbra Streisand)… y algún invitado sorpresa más. “Ahora los padres son ellos” marca el tercer capítulo de una de las más reconocibles franquicias de la comedia yanqui reciente, un suculento y viable plato comercial que lanzar a un público tan vasto como deseoso de pasar un buen rato en una oscura sala de cine desde la que escapar al gélido invierno que nos hostiga. Lo consigue, aunque su mérito es menor que el de sus hermanas.

Y en cierto modo es inevitable, simplemente por la inercia de un nuevo capítulo de una saga que agotó sus recursos sorpresivos con la presentación en sociedad de los inclasificables y desternillantes señor y señora Focker hace ya seis años. Esta aventura que ahora recibimos, además, no abraza ya las tendencias delirantes de sus predecesoras, con Jay Roach desde los cargos de productor y con Paul Weitz a los mandos con una dirección más sobria, estandarizada y regular. Los personajes no se estiran demasiado, lo que imposibilita mayores sorpresas a pesar de la estupenda coordinación y concomitancia existente entre el paranoico pero previsible Robert De Niro y el pretendido rey de la función, un Ben Stiller que hará lo posible por estrechar el ya famoso círculo de confianza ante las múltiples amenazas y malentendidos que le acosarán durante la historia.

Superando las barreras de la mera autoreferencia, regresa un Owen Wilson que sigue en plena forma explotando su amistad personal y profesional con Stiller, en un elenco que desperdicia a Barbra Streisand y Dustin Hoffman pero que abre espectro comercial con la participación de la gustosamente payasa Jessica Alba al tiempo que se guiña un ojo al grandísimo, y también tendente a la multipolaridad profesional, Harvey Keitel. Acuerdos y desacuerdos, chascarrillos más o menos recurrentes y previsibles, mensajes de amistad y concordia sin grosores máximos y escatologías mínimas… y una agradable sensación de déjà vu carente de pretensiones, que convierte a “Ahora los padres son ellos” en el más flojo peldaño de la trilogía, sin duda, pero a estas alturas de año ─y de las necesitadas carreras de algunos de los participantes─, poco más  podemos pedir. Correcto.

Calificación: 5/10

En las imágenes: Fotogramas de “Ahora los padres son ellos” © 2010 Universal Pictures, Relativity Media, Paramount Pictures, Tribeca Productions y Everyman Pictures. Fotos por Glen Wilson. Distribuida en España por Paramount Pictures Spain. Todos los derechos reservados.



Escribe tu comentario

AVISO: Su publicación no es inmediata, los comentarios están sujetos a moderación. La opinión de cada comentarista es personal y no representa la de LaButaca.net.

(obligatorio)

(obligatorio; no se mostrará)



5 - alberto - 11:08 - 04.01.11

la verdad me he llevado una gran desilusion no tiene nada k ver con las anteriores por lo k he visto el director no es el mismo , aunk es mas el tema de guion, la verdad fue un coñazo y con muy poca gracia .



4 - luis alberto - 23:08 - 02.01.11

Suscribo totalmente lo que escribio el choclo.



3 - josu - 22:58 - 25.12.10

Habia visto los “capitulos” anteriores del “serial” y suponia lo que iba a ver. Hace mucho que la industria produce peliculitas ¿taquilleras? (eso pretenden). No puedo decir, por lo expuesto, que me haya defraudado. Recurre a innumerables topicos y recomendaria a los guionistas, que si bien, en la primera entrega de la saga, Y SOLO LA PRIMERA VEZ DEL JUEGO DE PALABRAS del Kitty Follen o Gaylo Follen, hizo gracia…despues de oirlo cien veces, CHIRRIA. Lo del pito gordo y todas las “pilladas” en los momentos mas “inapropiados” son gansadas mas que previsibles. No pido humor inteligente, ni nada parecido, pero (sin detallar, para no reventar la pelicula a nadie) segun empiezan varias de las escenas, ya sabes como termina.



2 - el choclo - 1:33 - 24.12.10

Y bien, ahora tenemos una comedia disque familiar, esta vez con el repetitivo Owen y la fastidiosa y aburrida Alba, el único sentido que le veo a esta película es hacer dinero y ya, ya bastante agotada a nivel de comicidad y de entretenimiento quedo su anteriior entrega para que vengan nuevamente con esto, Ben Stiller me parece tan insoportable como Adam Sandler en sus intentos de querer ser original y gracioso en alguna pelicula (cosa que nunca logra) realmente no veo ninguna quimica entre su personaje con el de Robert de Niro que se adueña de manera irremediable de la pelicula y que decir del inconmesurable Dustin Hoffman que hace que cada papel por mas pequeño que sea el público lo disfrute y el lo esta pasando en grande en esta mediocre cinta, solo por ellos veo la pelicula pero por lo demás paso y gano. Punto.



1 - luis - 10:57 - 22.12.10

Ya veo las siguientes peliculas: “Aharora los tatarabuelos son ellos” y “Matusalem tambien era padre”….que pena.

Saludos.



1

 
Novedades Secciones Enlaces Facebook     Twitter     Instagram                   
Destacado:  Una semana de auténticos gigantes: Polanski, Gilliam, Kubrick y Camarón

© LABUTACA.NET - C/ Orba, 12, 8 - 46910 Benetússer, Valencia, España - E-mail: redaccion@labutaca.net
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Prohibida la reproducción de los contenidos de este sitio sin consentimiento expreso de sus propietarios. Todos los derechos reservados.