Síguenos

«Amelia»: Biopic sin altura

Críticas

«Amelia»: Biopic sin altura

«Amelia» es un biopic de caligrafía impecable, y de un formalismo que incluso llega a resultar irritante. Lo mejor, una Hilary Swank que demuestra su gran talla como actriz con una magnífica inmersión en el personaje.

Como relato de una vida, «Amelia» es una justa suma de interpretaciones épicas y contradicciones en la construcción del mito: un biopic dispuesto a ensalzar la figura-símbolo de Amelia Earhart, probable heroína de las flapper, sin renunciar a describir los andamios mediáticos sobre los que se sostiene la leyenda. Mira Nair encuentra ese punto equidistante entre las hazañas épicas de la piloto y su vida amorosa, marcada tanto por su matrimonio con el editor George Putnam (Richard Gere) como por su aventura con Gene Vidal (Ewan McGregor), atleta olímpico y jefe de la Comisión de Comercio Aéreo que, a su vez, supuso un puente a un llamativo encuentro entre la aviadora y un todavía infante Gore Vidal.

Con una caligrafía impecable, Nair firma una biografía de formalismo inapelable, tanto que resulta difícil destacarla de entre otros ejemplos del «género». Como en tantos de ellos, su sustento lo encuentra en su estrella, aquí una Hilary Swank que, si bien no es una Earhart tan irresistible como la de Amy Adams en «Noche en el museo 2» (Shawn Levy, 2009), sí que demuestra su talla de actriz en una inmersión en el rol que nunca parece impostada. A su lado, Gere y McGregor son comparsas que rara vez superan esa condición, en parte por los escasos abultamientos dramáticos que se les ofrece para la ocasión (el affair de Earhart y Vidal y la posterior reconciliación matrimonial se resuelven con una limpieza y una corrección casi irritantes). Más entidad, en cambio, adquiere el personaje de Fred Noonan, gracias a un Christopher Eccleston remarcable pese al breve recorrido de su papel.

En algún momento, la directora muestra voluntad de sacar su particular biografía de férreos esquemas de forma, empleando insertos documentales y portadas de rotativos de la época. Sin embargo, el tono no engaña, y los caminos del retrato son los acostumbrados, aquí abundantes en dosis de reafirmación feminista pública, agallas para rebelarse ante el tiempo y las jerarquías que le tocó vivir al personaje. «Amelia» es todo un manual del correcto biopic, nunca destacable ni memorable, pese a una estupenda secuencia final que disfruta un excelente manejo de los tiempos y el suspense en la fatal y consabida rúbrica de la leyenda. También es un ejercicio de preciosismo de altos vuelos, perpetrado a través de secuencias aéreas que parecieran remedos de «Memorias de África» (Sydney Pollack, 1985), y que otorgan la encantadora apariencia a lo que es, ni más ni menos, un impoluto ejercicio de academicismo.

Calificación: 6/10

En las imágenes: Fotogramas de «Amelia» – Copyright © 2009 Fox Searchlight Pictures y Avalon Pictures. Distribuida en España por Hispano Foxfilm. Todos los derechos reservados.

Continue Reading
Publicidad

Novedades destacadas

Guía de películas

A B C D E F G H I J K L M N O P Q R S T U V W X Y Z 1
Subir