Síguenos

«Amor»: El resto es silencio

Críticas

«Amor»: El resto es silencio

Michael Haneke propone una película conmovedora y demoledora a partes iguales, una maravilla artística y humana que provoca un aluvión de emociones que acompaña al espectador durante largo tiempo una vez abandona la sala.

Georges (Jean-Louis Trintignant) y Anne (Emmanuelle Riva) forman un acomodado matrimonio octogenario, profesores de música retirados. La edad no perdona, y van a tener que afrontarlo. Quien siga con admiración la obra de Michael Haneke puede esperar todo lo mejor de “Amor” (ver tráiler y escenas), su último trabajo, con el que ha reventado los últimos Premios de Cine Europeo y que le ha valido la Palma de Oro en Cannes. Para el resto de espectadores hemos de decir que es una absoluta maravilla, una obra maestra que provoca un aluvión de emociones, sinceramente, difícil de describir con palabras. Pero que la alabanza y la calificación máxima no confundan al lector: se abandona la mansa oscuridad de la sala absolutamente molido, tocado en lo más profundo. Una sensación que tarda en diluirse.

«Aún tengo muchas cosas que contarte». Conmovedora, desde luego, hasta límites insospechados. Pero también dura, turbadora, delicada, ruda, hermosa, implacable, áspera y tersa, y todos aquellos adjetivos que podamos aplicar a la vida misma, ese pulso que algún día tiene que acabar. Y en ese crepúsculo, en ese vislumbrar el final sitúa Haneke su ojo, tan desgarrado y libre de concesiones como es habitual. Ambientada casi totalmente en el piso en el que la pareja principal ha protagonizado una vida en común a lo largo de décadas de compañía, el latigazo que avisa de que todo va a finalizar pronto, y de que el camino hasta el descanso no va a ser fácil, llega con la misma espontaneidad con la que se desarrolla esta historia bella y oscura, esta desnuda visión que del increíble poder del amor tiene el cineasta austríaco.

Puede que ni siquiera necesitase un espectro técnico tan soberbio, pero dentro de este conjunto de perfección más allá de lo cinematográfico encontramos unas tremendas dirección artística, fotografía y edición, obviando incluso un acompañamiento musical clásico enternecedoramente estremecedor. Haneke, por lo demás, filma con su calma intrínseca, abandonándose a las magistrales lecciones interpretativas de un superior Jean-Louis Trintignant y una Emmanuelle Riva cuya lucidez ni siquiera vamos a intentar catalogar, porque no le haríamos justicia en ningún caso. Por supuesto, Isabelle Huppert solo necesita unos minutos en pantalla para llenarlo todo como la hija que todos somos, hemos sido o nos tocará ser en algún momento. Amor. Sin más. El resto es silencio.

Calificación: 10/10

Imágenes de “Amor”, película distribuida en España por Golem © 2012 Les Films du Losange, X Film Creative Pool y Wega Film. Todos los derechos reservados.

Continue Reading
Publicidad

Estrenos de cine

Subir