Síguenos

«Año uno»: ¡La estulticia al poder!

Críticas

«Año uno»: ¡La estulticia al poder!

Una comedia deleznable y aburrida que en ningún momento logra una sonrisa cómplice por parte del espectador. La dirección resulta plana y las actuaciones de Jack Black y Michael Cera sólo se pueden calificar de pésimas.

En los últimos años, la carrera de Harold Ramis como director no es que esté atravesando un buen momento, tanto desde un punto de vista artístico como comercial. Títulos como «La cosecha de hielo», «Otra terapia peligrosa: ¡Recaída total!» y «Al diablo con el diablo» no gustaron ni al público ni a la crítica, quedando muy lejanos los tiempos en los que nos lo hizo pasar tan bien con «Atrapado en el tiempo». Lo que, sin embargo, no me esperaba de él, es que se aliara con Judd Apatow para sacar adelante «Año Uno», un producto impersonal y del todo prescindible que utiliza el típico y nauseabundo humor que, para desgracia del público, se ha apoderado de la comedia contemporánea. Aunque existen excepciones, caso de «¡Me ha caído el muerto!», parece que si uno busca algo de ingenio, obligatoriamente tiene que recurrir a la pequeña pantalla para hallarlo (ahí está el ejemplo de «Monk»).

ano-uno-joaquin-1.jpg

Está claro que en una película como «Año Uno» nadie espera encontrarse con un argumento sofisticado. De hecho, su trama se limita a narrarnos cómo un par de perdedores se van de la tribu en la que viven para al final tener que rescatar a las mujeres que aman y que han sido capturadas y vendidas como esclavas por los integrantes de una sociedad más avanzada. Obviamente, todo ello no es otra cosa que una mera excusa para mostrarnos una sucesión de superfluos y bochornosos gags en los que no faltan los socorridos elementos escatológicos, los mismos que suelen utilizar los guionistas cuando no tienen la paciencia necesaria para que se les venga una idea inteligente a la cabeza (¿de verdad era necesario que observáramos a uno de los protagonistas comiendo unos excrementos?). Vamos, que ni siquiera los habituales consumidores de este tipo de propuestas se entretendrán con semejante conglomerado de despropósitos.

ano-uno-joaquin-2.jpg

Por si esto no fuera suficiente, la realización de Ramis es completamente plana, desaprovechando los medios de los que disponía para la ocasión (no hay que olvidar que el presupuesto del filme fue de 60 millones de dólares, lo que no está nada mal para una comedia de estas características). Además, las interpretaciones son pésimas, con un Jack Black haciendo de Jack Black y un Michael Cera que nos muestra el mismo rostro de siempre, esto es, el de un muchacho que no ha roto un plato en su vida (¿acaso no sirve para otros papeles?). Ah, y no faltan una serie de amigos de Apatow que, en lugar de actuar, se limitan a pasárselo bien, olvidándose de que no están rodando una peliculilla con una cámara de vídeo barata, sino toda una producción de Hollywood que en teoría tendrían que disfrutar los espectadores que pagan por ir al cine. En fin, quien quiera recomendar esta deleznable cinta a algún conocido para de esta manera gastarle una broma pesada… ya sabe, ésta es su ocasión.

Calificación: 2/10

En las imágenes: Fotogramas de “Año uno” © 2009 Columbia Pictures, Ocean Pictures y Apatow Company. Fotos por Suzanne Hanover. Distribuida en España por Sony Pictures Releasing de España. Todos los derechos reservados.

Continue Reading
Publicidad

Novedades destacadas

Guía de películas

A B C D E F G H I J K L M N O P Q R S T U V W X Y Z 1
Subir