Síguenos

«Appaloosa»: La ley de Ed Harris

Críticas

«Appaloosa»: La ley de Ed Harris

El western se resiste a desaparecer, por suerte para todos los amantes del séptimo arte. Y se mantiene firme gracias al amor y al respeto que grandes nombres de la industria sienten por el género cinematográfico por excelencia, resultando un goteo de títulos escaso ─quizá sea mejor así─ pero continuo, propuestas de calidad notable casi todas ellas que recogen el espíritu de las legendarias producciones que, a día de hoy, siguen copando parrillas televisivas y estanterías de coleccionistas sin perder un ápice de su fuerza y vigor.

appaloosa1.jpg

Virgil Cole (Ed Harris) y Everett Hitch (Viggo Mortensen) se dedican a mantener la ley allí donde sean necesarios. Mercenarios con placa, el primero dicta las normas y el segundo ayuda de manera definitiva a aplicarlas, pese a quien pese. Una forma peculiar de justicia, pero la experiencia demuestra que funciona; por eso, los atribulados habitantes de un pequeño pueblo sometido al yugo del inflexible Randall Bragg (Jeremy Irons) requieren sus servicios con urgencia, hartos de la tiranía del asesino. “Appaloosa” abandona un tanto el tono crepuscular de las últimas producciones centradas en el Oeste americano y aparece como un film de tipos duros, desde luego, pero en el que los papeles evolucionan de manera imprevisible, de suerte que el devenir de los acontecimientos deriva en la inversión de la práctica totalidad de los participantes. Con un ritmo tranquilo, centrado más en la relación de la pareja central que en lo que sucede a su alrededor, la trama discurre mansa, tocada por un halo de violencia permanente que puede explotar en cualquier momento y que todos están dispuestos a afrontar.

appaloosa2.jpg

Una extraña mixtura entre rectitud y ambigüedad moral empapa una historia en la que, si bien la tragedia se palpa por doquier, no se renuncia a un humor tan saludable como espontáneo, nacido del pragmatismo más radical de un grupo de personas acostumbrado a convivir con la muerte a diario, un elemento más de unas existencias apacibles a pesar del crudo marco que las enmarca. Muchos jinetes pálidos sin miedo a la mano de la Parca, encabezados por unos fabulosos y humanamente hieráticos y estoicos Harris y Mortensen, dupla que haría buenas migas con el tándem formado por Boss Spearman y Charlie Waite, sin duda; por su parte, Irons compone un arquetípico villano sin fisuras, sobrado de sí mismo, por encima del Bien y el Mal, mientras que Renée Zellweger ─el mayor error de un casting redondo─ dibuja un rol que no se adapta definitivamente a lo que pretende. Además, Bob Harris, Timothy Spall, Lance Henriksen, Ariadna Gil o Rex Linn contribuyen a que la nueva aventura de Ed Harris tras las cámaras salve con aptitud y una absoluta falta de pretensiones las exigencias de un palco que encontrará un sentido homenaje entretenido y ameno, a pesar de las inevitables irregularidades rítmicas y algunos saltos narrativos un tanto extraños por lo radical.

Calificación: 7/10

  • Más críticas de José Arce
  • Más información sobre «Appaloosa»
  • Ver fotos de la película (27)
  • Viggo Mortensen, esposo de Charlize Theron en «The road»…
  • …y posible víctima de los caníbales en «Vanikoro»
  • Jeremy Irons, en «La tempestad» de Julie Taymor
  • Renée Zellweger a las órdenes de Olivier Dahan en «My own love song»…
  • …y a las de Richard Loncraine en «My one and only»
  • En las imágenes: Fotogramas de “Appaloosa” © 2008 New Line Cinema, Axon Films y Groundswell Productions. Fotos por Lorey Sebastian. Distribuida en España por TriPictures. Todos los derechos reservados.

    Continue Reading
    Publicidad

    Novedades destacadas

    Guía de películas

    A B C D E F G H I J K L M N O P Q R S T U V W X Y Z 1
    Subir