Inicio > Críticas de cine > “Argo”: El triunfo del ignorado

“Argo”: El triunfo del ignorado

Escrito por el 25.10.12 a las 20:45

Thriller disfrazado de comedia negra, o sátira vestida de cine de espías y fugas, cargada de cariño y hiel hacia el oficio de contar historias increíbles y excitantes. Otra muesca favorable para Ben Affleck, que lidera un certero e inolvidable reparto.

Resulta fascinante que un actor por el que apenas ningún especialista ni espectador apostaría su confianza ni sus dineros haya conseguido que su desgracia sea una ventaja y, lo más loable, su propio discurso. La cacareada sosería de Ben Affleck comenzó a ofrecer sus réditos con aquella inaudita Copa Volpi al Mejor Actor por “Hollywoodland” (Allen Coulter, 2006), a propósito de la cual pocos listos quedaron sin remarcar que su papel era, precisamente, el de un mal actor. En su debut como director, inquietud artística nada caprichosa y venida de sus tiempos estudiantiles, supo retirarse a un segundo plano en el que, como la niña desaparecida de la novela de Dennis Lehane, firmaba un “Adiós pequeña, adiós” (2007) que constituía un inestimable y sorpresivo primer saque como cineasta. Ahora, tras superar la leyenda negra del segundo filme con “The town (Ciudad de ladrones)” (2010), en “Argo” (ver tráiler) Affleck se atreve a asomar de nuevo la cabeza en el pellejo de un héroe, eso sí, seco de expresiones, poco diestro en emociones y protagonista de una de esas proezas archivadas por el secretismo gubernativo.

No parece casual, a estas alturas de su carrera y aún en un clímax juvenil, que Affleck se sintiera identificado con la hazaña de un experto en resolver secuestros y, por causa del Estado, en abonarse un mérito de tapadillo, desapercibido para un gran público que no asocia su nombre al de un victorioso desenlace. Durante los créditos finales de “Argo”, toma la (en apariencia) maniquea decisión de comparar fotografías reales con su reconstrucción en pantalla; pero al término de esa aventura tensa, descorazonadora y negrísimamente divertida, es más plausible pensar que Affleck no está aportando pruebas de su fidelidad a la Historia, sino de las correspondencias y derivaciones más o menos exactas con la realidad. El diálogo entre la grisura de la vida y una ficción trepidante se extiende, además, al propio espíritu de la película, que por encima de todo es un homenaje rendido y muy diestro al cine de operaciones encubiertas de los setenta, y una bufonada cargada de hiel y cariño hacia el oficio de contar historias increíbles y excitantes.

Porque la trama de “Argo”, como película real y como película ficticia que sirve de tapadera al protagonista y los seis norteamericanos escondidos para salir de Irán, suma una serie de saltos rocambolescos que no habrían funcionado con un pulso menos firme y más serio. La virtud de Affleck ha sido la de mantenerse apegado al suceso real para permitirse, entonces, la licencia de exagerar el lenguaje cinematográfico e incluso el metadiscurso, con el propósito limpio de convertir en una función de magia lo soso e imposible de un registro de la CIA, cebo para miradas periodísticas. El mérito de mantener en vilo la inquietud de quien asiste al espectáculo, sabiendo de sobra cuáles son las siguientes curvas de la riada, es suficiente para un filme que desde luego aparca dilemas morales y explicaciones históricas, y que convierte una compleja confrontación sociocultural en un, a ratos, racista episodio extendido de “El equipo A”. Pero no hay malicia en la mirada de Affleck, y su función está tan bien medida que habrá que recordarse que todas esas bondades de ritmo y cast le corresponden de forma poética a él, el héroe por el que no apostaba nadie.

Calificación: 8/10


Imágenes de “Argo” © 2012 Warner Bros. Pictures, GK films y Smokehouse Pictures. Distribuida en España por Warner Bros. Pictures International España. Todos los derechos reservados.

Escribe tu comentario

AVISO: Su publicación no es inmediata, los comentarios están sujetos a moderación. La opinión de cada comentarista es personal y no representa la de LaButaca.net.

(obligatorio)

(obligatorio; no se mostrará)



2 - Sir Royal Tenenbaum - 13:20 - 09.11.12

Completamente de acuerdo con Luis. No me emocionó en ningun momento.



1 - luis - 21:07 - 05.11.12

Me parece una película sobrevalorada, la primera hora es bastante tostón y si bien es cierto que la segunda esta bien, no me compensa.

Saludos.




   "Los Juegos del Hambre: Sinsajo – Parte 1". Só...
   "Los Juegos del Hambre: Sinsajo - Parte 1". Me...
   "The skeleton twins": Futuro incierto
   "Dos tontos todavía más tontos": Veinte años n...
   "Orígenes": Debajo de esas dos cejas
   "Escobar: Paraíso perdido". Hola, patrón
   "Interstellar": Cobijo exterior, cobijo interior
   "Matar al mensajero": Verdad o mentira
   "Interstellar": Amigo conductor
   "Los Boxtrolls": Este lado hacia arriba
   "[Rec]4 Apocalipsis": Residente vil
   "Drácula: La leyenda jamás contada". Dientes r...
Síguenos en Facebook

Síguenos en Twitter


 
Mapa del sitio Más secciones Archivo de películas Facebook  Twitter  Google+  RSS
Nube de tags:  los juegos del hambre sinsajo | mortadelo y filemon | los pinguinos de madagascar | dos tontos todavia mas tontos | interstellar

© LABUTACA.NET - Avda. Jacarandas, 2, 722 - 46100 Burjassot, Valencia, España - Telf.: 96 375 58 22 - E-mail: redaccion@labutaca.net
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Prohibida la reproducción de los contenidos de este sitio sin consentimiento expreso de sus propietarios. Todos los derechos reservados.