Síguenos

«Arthur Christmas: Operación Regalo»: Un trineo con GPS para madurar

Críticas

«Arthur Christmas: Operación Regalo»: Un trineo con GPS para madurar

«Arthur Christmas: Operación Regalo» es una película para pasarlo bien y disfrutar en familia. Una cinta de animación de calidad y entrañable, complaciente y dulce, y que tiene momentos muy conseguidos.

Es Navidad y todos los niños esperan con ilusión los regalos que les traerá Santa Claus. Su fe es mayor que su pequeño pero permanente sentido racionalista, y desde el Polo Norte se despliega toda una logística para que nadie sea olvidado en esa noche tan especial. Generación tras generación, Santa Claus ha repartido felicidad por el mundo, y ahora los avances tecnológicos se han instalado en el centro de control que capitanea Steve y su ejército de elfos. El joven aspirante a Santa demuestra preparación y eficacia sobrada para la misión anual, mientras que su hermano pequeño Arthur es más bien torpe e inseguro, ingenuo y nada práctico. Pero estas Navidades ha habido un error y han dejado a una niña sin su bicicleta soñada, por lo que, ante la indiferencia de Santa Claus y de su hijo Steve, Arthur y su abuelo viajan hasta Inglaterra para impedir que se pierda el espíritu de la Navidad.

En «Arthur Christmas: Operación Regalo» (ver tráiler y escenas) se respira un ambiente entrañable, con cierto aire nostálgico y la habitual emoción de esa noche mágica. Todo es posible cuando se cree en el poder del cariño, y cuando la misión de mantener una tradición se impone sobre las dificultades y contratiempos. Frente al pragmatismo tecnológico que busca satisfacer una petición a la carta, se levanta la fuerza del corazón que trata de mantener vivos los sueños de quienes se creen únicos. Frente a los poderes políticos que creen estar salvando al mundo con sus estrategias globalizadas, un trío formado por un anciano, un adolescente y una simple elfa serán quienes realmente mantengan la esperanza de un mundo mejor. Porque detrás de esa misión navideña y de esa niña ilusionada, hay todo un espíritu de humanidad que debe seguir vivo, en el que todos son necesarios con sus propias cualidades para ayudar a los demás y ser feliz en el intento.

El trabajo de Sarah Smith se mueve entre polos opuestos para terminar uniendo los extremos por una causa común. La tradición encarnada por ese trineo tirado por renos se contrapone a la modernidad de las naves espaciales, los GPS y la alta tecnología, mientras que la eficiencia del gestor Steve encuentra su complemento en la ternura e inocencia de Arthur. Nadie sobra en ese empeño por alcanzar la felicidad, y todos aportan su granito de arena —menos los políticos, bastante bien caracterizados—. La frialdad del centro de control del Polo Norte y todo el reparto de regalos que ejecutan esos comandos de elfos deja paso a una trepidante carrera por medio mundo, en la que no faltan las intenciones torcidas en busca de una imagen favorable o el escepticismo de quien no cree ni en sí mismo.

En el guión se abusa un poco de esa carrera vertiginosa y a contrarreloj, con un suspense prolongado por repetición y demasiadas paradas turísticas en Canadá, Tanzania o México, si bien la animación es buena y la narración fresca, para desembocar en un final complaciente y dulce como corresponde a las fechas y al público al que está dirigido la cinta. Entre medias, algunos momentos muy conseguidos, como esa tropa de elfos que asiste atónita y desencantada a la muerte del espíritu navideño, esa secuencia en la que Arthur sufre su crisis de crecimiento y camina por el precipicio existencial, aquella otra mágica de la fauna salvaje volando plácidamente por los cielos, o la emotiva escena final donde hasta la elfa encargada de envolver regalos tiene su momento de gloria.

No le falta a la cinta buen humor y una comicidad llena de ironía que los mayores captarán, así como sentido crítico hacia el espíritu materialista o la superficialidad de un mundo apoyado en la imagen. Pero, ante todo, «Arthur Christmas: Operación Regalo» es una película para pasarlo bien y disfrutar con una sonrisa permanente, para ver en familia con los más pequeños y aprender de ellos a crecer sin perder la fe en lo imposible y en lo que no se ve —Santa Claus se vanagloria de no haber sido visto nunca—, para acompañar a Arthur en su paso a la madurez con un GPS y un trineo, sin sucumbir al escepticismo ni al narcisismo.

Calificación: 7/10


Imágenes de “Arthur Christmas: Operación Regalo”, película distribuida por Sony Pictures Releasing de España © 2011 Columbia Pictures, Aardman Animations Limited y Sony Pictures Animation. Todos los derechos reservados.

Continue Reading
Subir