Síguenos

«¡Atraco!»: Las joyas de la señora

Críticas

«¡Atraco!»: Las joyas de la señora

Una propuesta que arranca bien tanto en sus proposiciones argumentales como en su brío narrativo afiladamente cómico. Pero según se desarrolla, Eduard Cortés juega a soltar cargas de profundidad que hunden el conjunto.

1955. El General Perón se va a trasladar a Madrid. Necesita dinero, así que hombres de su confianza se van a encargar de empeñar las joyas de Evita. Como es lógico, el cine español prosigue su tendencia exportadora con el noble objetivo de subsistir; así, tras la afrancesada ─en su introspección iluminada─ “El artista y la modelo”, la universalizada ─en su formato cinéfilo─ “Blancanieves” y la americanizada ─en su abuso lacrimógeno─ “Lo imposible”, recibimos ahora la argentinizada “¡Atraco!” (ver tráiler), con la que Eduard Cortés ha obtenido buenos resultados comerciales en el país austral. Cómo vaya por aquí es otra cosa. Pero algo es algo.

«A un argentino nunca le putees a la madre». Es cierto que el director sube el nivel respecto de la inmediata “The Pelayos” (2012), pero no lo es menos que su nueva propuesta, que firma junto a Piti Español y Marcelo Figueras, se desinfla según se desarrolla hasta límites insospechados. Y es una lástima, porque cuenta con un arranque y una inercia inicial ciertamente prometedora tanto en su tono cómico como en su fluida narrativa, con una historia original ─inspirada por acontecimientos más o menos verídicos, nos dicen─ y unas líneas relacionales que coquetean con el disparate en su fusión de elementos dispares. Pero ─maldito pero─ Cortés decide, progresivamente, tomarse todo demasiado en serio. Error.

Y es que “¡Atraco!”, finalmente, pretende abarcar mucho apretando poco, y de la risa quiere pasar a la intriga, y de la intriga quiere pasar al llanto, y rebozarlo todo de conspiraciones internacionales, juegos de interés, pesquisas policiales y romances atropellados. Lo que consigue a la postre es una de esas películas que parecen no acabar nunca, y que cuando lo hacen no satisfacen por aspirar a objetivos demasiado elevados. Con todo, hay que destacar su buen trabajo técnico ─la dirección artística brilla tanto en su mimo que incluso resulta artificial en ocasiones─, así como el fantástico trabajo del gran Guillermo Francella, cuyos ojos resumen la pasión de quien sabe que a las diosas no se las ama, se las adora.

Calificación: 5/10


Imágenes de “¡Atraco!”, película distribuida en España por Filmax © 2012 Pedro Costa P.C., Tornasol Films, Castafiore Films, Foresta Films y Argentina Sono Films. Todos los derechos reservados.

Continue Reading
Publicidad

Novedades destacadas

Guía de películas

A B C D E F G H I J K L M N O P Q R S T U V W X Y Z 1
Subir