Síguenos

«Australia»: Demasiadas sonrisas y lágrimas

Críticas

«Australia»: Demasiadas sonrisas y lágrimas

Con tan sólo un pequeño puñado de películas, Baz Luhrmann ha conseguido algo realmente complicado: mantenerse fiel a sí mismo y lograr sacar adelante proyectos personales sin renunciar a sus principios y a su pasión por un género tan oscilante como es el musical, que atraviesa un momento de forma bastante saludable en buena medida gracias a su descomunal y multipremiada «Moulin Rouge». Ahora regresa con una propuesta imponente y ambiciosa, quizá un tanto extenuante pero tan honesta como cualquiera de sus trabajos anteriores.

australia-1.jpg

Ante las sospechas de que su marido le es infiel, Sarah Ashley (Nicole Kidman) atraviesa medio mundo para controlar los deseos carnales de su esposo. Una vez en su destino, descubre que estaba terriblemente equivocada, puesto que su cónyuge ha sido asesinado supuestamente por un líder aborigen, King George (David Gulpilil); endurecida por los hechos, decide hacerse cargo del rancho y trasladar el ganado del difunto a la ciudad de Darwin con la ayuda de un aguerrido cowboy, Drover (Hugh Jackman). «Australia» demuestra, por una parte, el extraordinario afecto por el cine que domina todo el trabajo como director de Baz Luhrmann. Pero por otro lado confirma su incapacidad de ser comedido a la hora de plasmar en imágenes sus historias. Así, encontramos en la extensísima trama -la narración se acerca a las tres horas- dos partes muy diferenciadas -demasiado, de hecho-, que marcan un punto de inflexión difícil de superar por el espectador que no sepa a qué atenerse, segmentos que beben directamente del esplendor del Hollywood dorado pero que suponen un montante excesivo y agotador en su conjunto.

australia-2.jpg

Y es que todo cabe en el film, un abanico temático que se centra en los contrastes entre la sociedad «civilizada» y la de los nativos que moran la tierra desde tiempos inmemoriales, con el drama de la generación robada como hilo conductor a veces un tanto difuso. Pero también hallamos una gigantesca historia de amor entre la pareja protagonista, un canto a los más puros y férreos sentimientos del que sale beneficiado en mayor medida un Hugh Jackman que emerge por obra y gracia del cineasta como un galán a la antigua usanza, viril pero caballeroso, masculino pero gentil, tosco en ocasiones pero definitivamente arrebatador y que devora literalmente a una desmejorada e inexpresiva Nicole Kidman, sumida en sus propios clichés. Humor, drama, acción y épica se dan la mano en una cinta que sabe exprimir con acierto el soberbio espectáculo de la naturaleza antípoda, y que busca un efecto aún más ciclópeo -en lo emocional- utilizando como marco definitivo el giro radical de la Segunda Guerra Mundial tras el bombardeo de Pearl Harbor por parte del ejército japonés. Y todo ello, por supuesto, al ritmo del «Over the rainbow» en la dulce voz de Judy Garland. Excesiva, alejada de sus propósitos de grandeza, «Australia» es disfrutable en su justa medida, pero deja un inevitable poso de desilusión y agotamiento en un palco saturado ante semejante armatoste. 

Calificación: 6/10

  • Más críticas de José Arce
  • Más información sobre «Australia»
  • Ver fotos de la película (17)
  • Rueda de prensa en Madrid
  • Tráiler
  • Tráiler en español
  • Tráiler para televisión
  • «Australia», en las primeras quinielas de los Oscar®
  • Noticias sobre «X-Men origins: Wolverine», con Hugh Jackman
  • Steven Soderbergh quiere a Hugh Jackman para un musical sobre Cleopatra
  • Jackman, a las órdenes de Neil Marshall en «Drive»
  • Nicole Kidman en «The Eight Wonder»
  • Kidman interpretará a la cantante Dusty Springfield
  • En las imágenes: Fotogramas de «Australia» © 2008 20th Century Fox y Bazmark Productions. Distribuida en España por Hispano Foxfilm. Todos los derechos reservados.

    Continue Reading
    Publicidad

    Estrenos de cine

    Guía de películas

    A B C D E F G H I J K L M N O P Q R S T U V W X Y Z 1
    Subir