Síguenos

«Avatar»: La revolución… de lo clásico

Críticas

«Avatar»: La revolución… de lo clásico

FichaCartelFotosSinopsisCómo se hizoTráilerClipsPrevia
CríticasNoticiasBanda sonoraComentarios

Apenas renueva las constantes del género, pero «Avatar» es James Cameron en estado puro, tanto en lo mejor (su manejo de la acción y la espectacularidad) como en lo peor (la manera en la que despacha las historias de amor).

James Cameron es de esos cineastas que convocan tantos seguidores como detractores, pero lo que difícilmente nadie podrá negar es que se trata de uno de los realizadores más honestos que ha dado el Hollywood comercial de las últimas décadas. De hecho, visto cómo ha ido evolucionando, no deja de ser curioso que hubiera quien, cuando se estrenó «Terminator 2: el juicio final», dijera que lo que él hacía era anticine. Afortunadamente, luego vinieron Michael Bay y Roland Emmerich y dejaron claro algo que quizá en su momento pasó desapercibido: que Cameron es, contra todo pronóstico, alguien que tiene una concepción absolutamente clásica del séptimo arte, y sobre todo del género de aventuras. Porque dejémonos de zarandajas revolucionarias y de proclamas del nacimiento de una nueva etapa del cine: si algo es «Avatar» es un poderoso aparato de entretenimiento. Y si alguien considera que eso es algo poco meritorio, es que no frecuenta las plateas.

De hecho, Cameron apenas renueva las constantes de un género que desde siempre ha llenado el imaginario del espectador. Resultaría demasiado fácil desechar su guión por considerar que tiene ecos de muchas otras obras (desde luego, de toda la filmografía del propio Cameron, incluida «Abyss», pero también de los principales referentes aventureros de los últimos tiempos, de «Bailando con lobos», como bien referencia mi compañero José Arce, «El señor de los anillos» o la saga «Star Wars»). El mérito principal de Cameron es integrar todos esos elementos en una historia capaz de articular la película, de servir de soporte al prodigioso despliegue técnico y visual, y de regalar momentos capaces de detener el aliento del aficionado, como esa irrupción en pantalla de la eterna Sigourney Weaver.

Porque sería muy fácil levantar la ceja y decir que «Avatar» es un mero artefacto recaudatorio, pero cuando aún resuena en nuestros oídos y en nuestras mentes el atronador fiasco de «2012», que alguien sea capaz de firmar una cinta que ponga tan las cartas sobre la mesa como ésta, es una buena noticia. El filme es Cameron en estado puro, tanto en lo mejor (su sentido de la espectacularidad, su prodigiosa concepción de las secuencias de acción, su escaso miedo al «más difícil todavía») como en sus puntos débiles, especialmente la manera en la que despacha historias de amor que parecen estar ahí más por necesidad de guión que porque verdaderamente crea en ellas (puede sonar muy extraño decir eso del director de «Titanic» pero, ¿es que alguien cree de verdad que lo mejor de ella era la historia de amor?). Y se podría criticar lo recargado de los diseños, sí, y que a veces confunde poesía con una cierta tendencia a lo cursi. O también que parece raro el despliegue casi orgásmico de potencia militar a la vez que se defiende un mensaje ecologista y de convivencia minimalista con la naturaleza…

Sí, podría decirse todo eso. Pero sería igualmente injusto no decir que pocos como él tienen ese profundo sentido del espectáculo, en el que las tres dimensiones no son más que el último y lógico desarrollo de su particular concepción del cine, de conectar con lo que el público quiere ver y ofrecérselo sin insultar a su inteligencia. Lo más seguro es que «Avatar» no marque un antes y un después, pero a buen seguro sí devolverá a las calles a miles de espectadores entretenidos y satisfechos por haber visto un tipo de cine que, no nos engañemos, no abunda. Y, ¿quién sabe? Tal vez dentro de veinte años nos encontraremos con la sorpresa de que los mismos críticos que ahora la denostan la conviertan en una referencia del género. Desde luego, no sería la primera vez que le pasase al bueno de James.

Calificación: 6/10

En las imágenes: Escenas de «Avatar» – Copyright © 2009 20th Century Fox, Giant Studios y Lightstorm Entertainment. Distribuida en España por Hispano Foxfilm. Todos los derechos reservados.

Continue Reading
Subir