Síguenos

«¡Ave, César!»: La vida pirata, la vida mejor

Críticas

«¡Ave, César!»: La vida pirata, la vida mejor

Los hermanos Coen proponen un thriller negro y cómico ambientado en un mundo loco, trágico y estupendamente absurdo. Comercialmente se sitúa en un lado bastante denso de su filmografía para el gran público, pero es perfectamente recomendable.

Eddie Mannix (Josh Brolin) ha mentido a su mujer: se ha fumado dos pitillos. Puede que tres. Pero lo intenta… Lo bueno de los hermanos Joel y Ethan Coen es que, aproximadamente, siempre sabes lo que te van a ofrecer; al menos, en modo guion + producción + dirección, no firmando libretos para terceros. Así que, el que lo disfrute, siempre lo hace, de un modo u otro. Si ofrecen algo más comercial, bien por el público generalista; si ofrecen algo más contundente y masticable, menos bien por el público generalista. «¡Ave, César!» se sitúa en un término medio: no es de sus mejores trabajos, pero se está tan a gusto dentro del ambiente que crean que podría durar el doble. Iba a dar igual.

¡Ave, César!

«No es tan sencillo». Thriller empapado de comedia negra, como es de esperar. Y pirueta que, desde su contextualización en el Hollywood más o menos dorado, gira sobre sí misma para homenajear al trabajador anónimo, festejar la inocencia en todo su espectro emocional, abrazar el sindicalismo de plumilla y opereta al mismo tiempo, rebozarlo todo de un tono imposiblemente loco y jugar al drama profundo, una vez más, con el apoyo de la gran banda sonora de Carter Burwell. Y, en realidad, todo es una pequeña gran historia de amor, la de un hombre increíble, adicto al sitio más chalado del mundo y que se desenvuelve con una honestidad que le fuerza a no poder ni mirar a la cara a su esposa, a quien, considera, ha fallado. Pero a quien ama por encima de todos. Grande.

¡Ave, César!

Es obvio que el reparto, enorme en sus dimensiones y en su acumulación de talento -los Coen son gigantes de los pequeños papeles, maestros de la distracción, embaucadores de los gestos y los giros entre líneas, los detalles-, está estupendamente dirigido, aunque aquí llama especialmente la atención el despliegue vocal del elenco: la versión original, un gustazo. Y Josh Brolin, aquí como una versión aumentada de Jon Polito, camina con paso firme en un papel icónico, un regalo para él. Porque sale de sí mismo para emerger como el hombre que domina su entorno y paga un precio por ello; aunque disfruta como tuerto en el reino de los ciegos. Metafollón. Es complicado de hacer, mucho.

Calificación: 7/10

“¡Ave, César!”, película distribuida en España por Universal Pictures International Spain © 2016 Universal Pictures. Todos los derechos reservados.

Continue Reading
Subir