“Balada triste de trompeta”: Payasada trágica y grotesca

Escrito por el 20.12.10 a las 12:29

FichaSinopsisCartelFotosTráilerRueda de prensaNoticias
ReportajePreviaCríticasComentarios

Entre el barroquismo recargado y la risotada grotesca, “Balada triste de trompeta” pierde el sentido dramático y humano en una cascada de imágenes gore y sucesos disparatados, de persecuciones vertiginosas y de escenarios de cartón-piedra.

Con la “Balada triste de trompeta” que premió el Festival de Venecia y Quentin Tarantino, Álex de la Iglesia vuelve a su terreno favorito del sarcasmo y de lo grotesco, y carga de humor negro e inteligente ironía una historia circense que va más allá de las apariencias. Quiere el director evocar una triste realidad de sangre y odio desde la payasada excesiva y paródica, y el resultado es una tragicomedia esperpéntica de factura y trasfondo muy personales. Argumentalmente, la película no es otra cosa que la historia de amor de dos payasos por una misma mujer, pero bajo el maquillaje de los cómicos se esconde la metáfora de un país enfrentado en dos bandos irreconciliables… y entonces la cinta se carga de hondura y deja de ser un mero divertimento insustancial.

Desde ese enfoque de alegoría político-social, la historia puede resultar interesante y original —aunque ya lo recogía “Muertos de risa” (1999)—, alejada del sesgo ideológico tan habitual en nuestro cine, con una dualidad de caracteres y sentimientos paradójicos que explican bastante bien la tendencia a lo visceral, el tremendismo y la polaridad de nuestra sociedad. Vemos que hay un payaso divertido y otro triste que rivalizan por una trapecista que va de los brazos de uno a otro, y que quien debería hacer reír a la gente clama venganza o tiraniza al personal —incluidos actos de maltrato de género—, o que el amor parece ser caldo de cultivo de violencia y muerte… y así, con estos mimbres construye Álex de la Iglesia su circo nacional. Tanto Sergio como Javier aman a la bella Natalia hasta dejar de ser ellos mismos y resultar irreconocibles; tarde descubren que se necesitan para su cometido y que en su lucha pierden hasta lo que más quieren. De Sergio desconocemos un pasado que le hizo tan vil —aunque el alcohol explica algo de su comportamiento—, pero en el caso de Javier… su terrible infancia nos ha sido mostrada y también su voluntad de emular a quien poseía a su chica.

Si la historia resulta atractiva en lo sociológico, su estética y puesta en escena hacen que la película quede reservada a los incondicionales del director, que vuelve a moverse entre el barroquismo recargado y la risotada grotesca. No se contiene Álex de la Iglesia a la hora de recrear situaciones siniestras de violencia, sangre y sexo, entre la brutalidad y el mal gusto, y sus personajes son extremos y caricaturescos… según los cánones de la comedia sarcástica y de la parodia. Nadie le pide realismo ni verosimilitud a lo contado, pero el sentido dramático y humano de los personajes durante la primera parte se va al traste… en una cascada de imágenes gore y sucesos disparatados, de persecuciones vertiginosas y de escenarios de cartón-piedra. El alma triste e bondadosa que Carlos Areces ha logrado imprimir a su Javier se esfuma en el bosque y en el Valle de los Caídos, mientras que la cólera de Antonio de la Torre y su Sergio bravucón vienen a menos… y con ellos, una película de personajes de cierto trasfondo se convierte en otra de acción alocada y desmadrada.

También el diseño de producción contribuye a crear ese maquillaje de espectáculo visual, que disfraza y oculta en parte la historia personal y la alegórica. El poderío de la música de Roque Baños se hace presente desde el inicio y apantalla demasiado —mucho protagonismo es el que adquiere, en ocasiones por delante de la historia—, mientras que la fotografía de Kiko de la Rica da el tono tenebrista y fantasmagórico acercando la ficción a las imágenes documentales insertadas. Abundantes referencias fílmicas y homenajes a cineastas cómicos, surrealistas y magos del suspense… todo en un enlatado con una parte circense y otra más política —la falla es demasiado marcada—, con un payaso divertido y otro triste —aunque los dos son más bien tristes—, con una muerte y un amor destructores, con una trama siniestra revestida de humor grueso y tosco… como ese chiste del bebé nacido muerto, que cuenta Sergio y que se convierte en paradigma de la payasada trágica y desenfrenada levantada por el director.

Calificación: 6/10

En las imágenes: Fotogramas de “Balada triste de trompeta” – Copyright © 2010 Tornasol Films, Castafiore Films, La Fabrique 2 y Mikado Film. Distribuida en España por Warner Bros. Pictures International España. Todos los derechos reservados.



Escribe tu comentario

AVISO: Su publicación no es inmediata, los comentarios están sujetos a moderación. La opinión de cada comentarista es personal y no representa la de LaButaca.net.

(obligatorio)

(obligatorio; no se mostrará)



11 - Hugo - 20:05 - 06.03.15

La primera mitad de la película es excelente, la otra mitad es mala y aburrida.
Que lo malo no opaque lo bueno, y que lo bueno no salve a lo malo.



10 - Sergio - 16:26 - 19.02.15

Una vez que abriste la cabeza y empezaste a pensar (o al menos basta con intentarlo), ver esta película es realmente fascinante!!



9 - Marta - 9:12 - 03.08.11

Cuando vean los cuarenta primeros minutos pueden irse a su casa, porque lo que viene a continuación es un sinsentido de imagenes y situaciones.Muy mala, peor todavia, malisima.



8 - Paco - 20:55 - 18.05.11

Cada vez que veo una película de estas y pienso en el dineral que se han debido gastar para hacer tal bodrio, cuando hay millones de personas que se mueren de hambre, me dan ganas de vomitar.



7 - Joshton - 1:32 - 31.03.11

Aviso: Spoiler!

Es un collage de trozos sin sentido un batiburrillo donde se mezcla la Guerra Civil Española (que no falte en un truño español), la violencia de género, los psicopatas, el circo, el sexo salvaje, etc…
Ni el amor es tan trágico, ni los payasos son tan raros y oscuros, ni los psicopatas son tan descerebrados (por que se quema la cara el payaso triste???), ni las cabareteras son tan zorras, ni los espectadores tan tontos…
Espero que no hayamos subvencionado algo así (o si?)
ains



6 - La Mirada de Ulises » Blog Archive » “Encontrarás dragones”: En la encrucijada del dolor - 13:34 - 06.03.11

[…] reclamaba Álex de la Iglesia –aunque en otro tono y con una propuesta muy diferente en su “Balada triste de trompeta” (2010)–, y es que conviene que los dragones que a todos nos asaltan… no terminen por […]



5 - yo - 19:45 - 03.03.11

Honestamente, es el mayor bodrio de película que he visto en mi vida. No merece ser vista ni gratis. Parece un remix malo-malo (pero malo de narices, malo con saña, a más no poder) de guiones escritos por Tarantino, Andrés Pajares y el Gran Wyoming, con unos toques de memoria histórica en plan patraña. Repugnante por momentos. Y luego todavía hay algún alma cándida que se “pregunta” por qué el “cine” español no triunfa…



4 - Mario - 11:20 - 05.01.11

deberían devolver el dinero de la entrada… un sin sentido total… y muy desagradable.

visto lo visto, cualquiera hoy día puede hacer una película… si es que ha esto se le puede llamar película.



3 - Javier - 10:17 - 27.12.10

Alex de la Iglesia ha triunfado en su lucha personal contra la piratería en internet: Pariendo semejantes engendros no habrá nadie que se baje sus películas. Lo único salvable son algunas escenas como las de la lucha en la Guerra Civil (salvedad hecha de los desfases cronológicos y de que los milicianos anarquistas apelen a la unidad del ejército republicano y a Enrique Líster, que ya es ficción histórica esa)y las de la cruz de los caídos a lo Alfred Hitchcock. Aunque uno se pregunta si en el argumento (caso de que la película lo tuviese) son necesarias esas escenas. Lo de huir hacia arriba, encontrarse oportunos rollos de tela XXL y otras zafiedades argumentales me parecen insultos a la inteligencia del espectador. Memorable también la esecena de las tetas de Carolina contra el escaparate del restaurante mientras el otro se la trajina. No sé si porque es la más delaiglesiana de todas o porque es la única en que no se le ve la cara. En fin, quiza un proyecto como “Pluton Verbenero (the movie)” habría resultado menos pretencioso, pero también menos engañoso. Total, el elenco era el mismo.



2 - juanma - 23:25 - 22.12.10

No les gusta al tipo de personas que han visto todos los Rambo. Es para otro tipo de publico. Una auténtica obra maestra.



1 - anónimo - 16:41 - 21.12.10

No se crean nada de todas estas críticas. Incluso las mediocres son demasiado buenas. Es un bodrio infumable con un guión sin sentido. Es una película sencillamente ridícula; yo me reí en algunas escenas (sobre todo el tercio final, o dios, que tercio final!!!) por no salirme a mitad de película, y algún otro espectador también inició el rito de reir por no llorar. Patético, creanme. No crean a los críticos, por dios!!!



1

Resident Evil: El capítulo finalManchester frente al marMúltipleLa ciudad de las estrellas: La La Land

Resident Evil: El capítulo final
Manchester frente al mar

LionFiguras ocultasxXx: ReactivatedVivir de noche
Los del túnelContratiempo - película¡Canta! - películaPassengers

Múltiple
La La Land
Lion
Figuras ocultas
Ballerina
xXx: Reactivated
Vivir de noche
Contratiempo
¡Canta!
Los del túnel
Silencio
Solo el fin del mundo
Underworld: Guerras de sangre
¿Tenía que ser él?
Proyecto Lázaro
La autopsia de Jane Doe
La tortuga roja
Passengers
Comanchería
Rogue One: Una historia de Star Wars
Hasta el último hombre
La llegada (Arrival)
Animales nocturnos
Un monstruo viene a verme
Vaiana
 
Vídeos Películas Más cine Facebook     Twitter     Instagram     YouTube                   
Destacado:  Del coco de Disney•Pixar a los perfectos desconocidos de Álex de la Iglesia

© LABUTACA.NET - Orba, 12, 8 - 46910 Benetússer, Valencia, España - E-mail: redaccion@labutaca.net
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Prohibida la reproducción de los contenidos de este sitio sin consentimiento expreso de sus propietarios. Todos los derechos reservados.