Síguenos

«Battleship»: Dispongo de acorazados

Críticas

«Battleship»: Dispongo de acorazados

Lo nuevo de Peter Berg no aporta demasiado, aun dando por hecho que solamente debería considerarse como un mamotreto palomitero sin excesivo ánimo artístico. Tan sólo queda como una invitación a la exaltación militar.

Alex Hopper (Taylor Kitsch) es un poco bandarra. Tiene el pelo largo, y se cuela en las tiendas para robar burritos. No hay problema: en la Marina hay sitio. Lo más suave que se puede decir de “Battleship” (ver tráiler), lo nuevo de Peter Berg, es que supone una decepción para aquellos que teníamos la esperanza de sentarnos a ver un mamotreto mainstream de guantazos interestelares, sin más impulso que el de animar a un palco universal a comer palomitas durante un par de horas, guiones y lógicas aparte. A lo peor, un “Transformers” acuático. Pues no, ojalá. Solo es un vehemente spot de la armada americana, una invitación al reclutamiento en estos eternos tiempos de guerra.

«¿Has dicho Jerry Lewis?». Y es que tras unos primeros minutos que, aun siendo poco prometedores ─atención al momento Mancini─, nos permiten albergar la esperanza de la autoparodia, la propuesta se desvela como una ruidosa proclama belicista en la que el argumento, ya de por sí ligerito, pasa a un segundo plano con tal de machacar al invasor evidente o intuido ─se verbaliza la posibilidad de que sean norcoreanos, incluso─. No es paranoia u obcecación personal, ojo, a quien esto firma no le ofusca el fervor yanqui, faltaría más. Pero si en los años 50 ese patriotismo impulsó un scifi paranoico en el que los comunistas/extraterrestres visitaban la Tierra en platillos volantes, parece que ahora todo se reduce a la exaltación sin más motivo que el puñetazo sobre la mesa y el encandile balístico de la chavalada. ¿Vamos a peor?  

Además, la amenaza alienígena carece de sensación de globalidad ─la única nacionalidad que comparte la batalla es la nipona, pero todo arranca en Pearl Harbor; sobran los comentarios─, por no mencionar lo absurdo del planteamiento mismo del mapa de la confrontación, con una cruzada desarrollada sin sentido ni estrategia alguna. Da igual, porque al margen de colores, condiciones físicas o estatus laboral, de un modo u otro puedes servir a tu país. Eso sí, destaquemos un espectacular ─pero muy poco original─ diseño de producción digital, las cosas como son. El tío Sam (simbólica Brooklyn Decker, que mete en vereda al díscolo protagonista) te necesita, y te busca en las salas de cine. Atento.

Calificación: 3/10


Imágenes de “Battleship”, película distribuida en España por Universal Pictures International Spain © 2012 Media Rights Capital, Battleship Delta Productions, Film 44, Hasbro y Stuber Producions. Todos los derechos reservados.

Continue Reading
Subir