Síguenos

«Biutiful»: Una exhibición de talento actoral

Críticas

«Biutiful»: Una exhibición de talento actoral

FichaSinopsisCartelFotosTráilerRueda de prensaNoticias
PreviaCríticasComentarios

“Biutiful” es un proyecto ambicioso que define las constantes tonales y temáticas de su autor. Una película de impacto emocional rotundo, armada argumentalmente con una tristeza desmesurada, infinita y en la que Javier Bardem está soberbio.

Tras su —más o menos— tumultuoso “divorcio artístico” de Guillermo Arriaga, autor de los guiones de sus tres primeros y celebrados filmes —«Amores perros» (2000), «21 gramos» (2003) y «Babel» (2006)—, toda la grey cinéfila parecía estar más atenta al último proyecto de Alejandro González Iñárritu para medir el impacto de tal carencia que para apreciar sus valores intrínsecos. Tres años después del estreno de “Babel”, llega a las salas comerciales “Biutiful”, y si de algo queda poca duda tras su visionado es de que, más allá de lo que la ausencia de Arriaga puede pesar en su concepción y ejecución, sí hay una presencia que lo eleva hasta una altura sólo equiparable a la del dolor —inconmensurable— que despliega en su desarrollo, y que es la de Javier Bardem.

A «Biutiful» —y a González Iñárritu, como principal muñidor de la cinta—  se le puede reprochar su absoluta falta de contención a la hora de desplegar desastres y miserias humanas —eso sí, siempre a ras de tierra, en un entorno personalizado y cotidiano—, hasta el punto de dejar al espectador con una sensación de desconsuelo brutal, devastador. También habrá quien pueda considerar que esa opción autoral por una trama tan desesperanzadora, con tan escasos resquicios para algún atisbo de bondad moral —alguno hay, pero mínimo, episódico—, constituye un ejercicio poco realista de proyección de la mirada sobre la condición de las personas, siempre más ambivalente, más equilibrada. Pero todas esas posibles fallas quedan redimidas por el ejercicio de esplendor actoral que lleva a cabo su protagonista, y que convierten al filme, trascendiendo su retrato social descarnado y lúgubre, en una experiencia cinematográfica gozosa a más no poder.

A diferencia de sus proyectos anteriores, basados en un despliegue de historias cruzadas bastante alambicadas en cuanto a su concepción narrativa —con constantes saltos hacia adelante y hacia atrás en el relato, que los convertían en puzles con las piezas descolocadas, de forma que el espectador debía “reconstruir” la linealidad de la historia—, González Iñárritu despliega en “Biutiful” una narración de estructura convencional, de desarrollo lineal, aunque no por ello más simple —confluyen elementos diversos y numerosos, tanto en cuanto al despliegue de personajes (hijos, esposa, hermano, padre) como al de entornos (familia, vendedores africanos, trabajadores asiáticos), todos ellos alrededor del protagonista, Uxbal—, de forma que la historia adquiere una consistencia y una riqueza de componentes que en nada envidian a las de sus filmes anteriores.

En ese aspecto, “ Biutiful” es un proyecto altamente ambicioso, que aspira a conjugar con idéntica intensidad emocional los aspectos “personales” de la trama —la degradación física del protagonista, eje alrededor del cual giran sus conductas y actitudes— como los de índole más “social”, en los que González Iñárritu, con esa Barcelona de rostro mugriento y muy poco amable —que tan poco tiene que ver con la que Woody Allen nos ensañaba en “Vicky Cristina Barcelona” (2008)—, ofrece un retrato de la faceta más amarga y embrutecedora de esa interculturalidad en la que parece hallarse el caldo de cultivo donde se hierve el “guiso” de la crisis económica y social.  Es la de Iñárritu, en consecuencia, una visión muy poco amable en la que quizá se pueda apreciar un cierto aspecto premonitorio, anticipatorio sobre aquello que ahora se nos viene encima y que, visto lo visto, se puede calificar como pesimista, o negativo, pero no como apocalíptico, ni muchísimo menos.

También mantiene “Biutiful” ciertas constantes tonales y temáticas, claramente definitorias de un estilo de su autor, que con esta última cinta se asientan de manera definitiva: el gusto por la alternancia aguda de planos, con especial relevancia de los muy cortos, en ángulos muy cerrados; el uso reiterado de la cámara en mano, como elemento de acercamiento a los personajes; la fotografía con predominio de tonos grisáceos y “sucios”, muy a tono con la ambientación de la historia; una música que pretende incidir en la creación de un ánimo de desasosiego y angustia en el espectador; la presencia de la muerte como un condicionante permanente del actuar humano, como una compañera de viaje ineludible y un elemento natural y cotidiano. Todos ellos son aspectos definitorios de un estilo propio y confirman a González Iñárritu, con esta su cuarta película, como un autor con una voz y una presencia más que definidas.

Y además, Javier Bardem. El trabajo interpretativo de Bardem es para “partirse la camisa”; se corre el riesgo de perderse en una retahíla interminable de ditirambos elogiosos, y aun con todos ellos no hacer justicia al nivel de un desempeño actoral sólo al alcance de los más grandes, un olimpo al que, creo, Bardem ya ha accedido —si es que no estaba ya— con este trabajo de manera definitiva. Bien es cierto que su personaje, Uxbal, se presta especialmente a un lucimiento para el que el actor español ya se ha demostrado sobradamente capacitado; pero eso no le resta mérito alguno a un ejercicio cargado de matices, sutilezas y detalles, desarrollado con una gran amplitud de registro y con un grado deslumbrante de entrega, física y mental.

¿Conclusión? “Biutiful” es una película de impacto emocional rotundo, armada argumentalmente con una tristeza desmesurada, infinita y en la que, probablemente, a Alejandro González Iñárritu se le ha podido «ir la mano» en lo referente a la «dosificación del dolor» —algo que brilla por su ausencia, francamente—. Pero no por ello deja de ser una muestra de cine sólido, compacto y bien narrado, un ejercicio cinematográfico duro y descorazonador, y, por encima de todo, una exhibición de talento actoral como pocas. No pierdan la ocasión.

Calificación: 8/10

Continue Reading
Publicidad

Novedades destacadas

Guía de películas

A B C D E F G H I J K L M N O P Q R S T U V W X Y Z 1
Subir