Síguenos

«Biutiful»: González Iñárritu 1-Arriaga 0

Críticas

«Biutiful»: González Iñárritu 1-Arriaga 0

FichaSinopsisCartelFotosTráilerRueda de prensaNoticias
PreviaCríticasComentarios

«Biutiful» es una película tejida con una sucesión de imágenes fascinantes y unas interpretaciones que hacen de carne y hueso a personajes que, con peores mimbres, apenas superarían el carácter de cliché.

Había mucha curiosidad, e incluso morbo, por ver cómo se las arreglaba cada uno de los componentes del tándem González IñárrituArriaga —director y guionista— por separado. Quizá por eso, cada uno de los dos ha procurado ofrecer todo de lo que son capaces, con propuestas ambiciosas que demostraran que podían perfectamente volar solos. Pero, mientras Guillermo Arriaga flojeaba con su “Lejos de la tierra quemada” (2008), González Iñárritu ha sabido ofrecernos, incluso a los que nos pareció que “Babel” (2006) ya ofrecía síntomas claros de agotamiento de su imaginario, una potente obra que le devuelve a primera línea.

Sí, porque “Biutiful” puede ser llamada muchas cosas, incluso excesiva, pero lo que no se puede negar es que su metraje está tejido con una sucesión de imágenes fascinantes. Y, lo que es más importante, con unas interpretaciones que hacen de carne y hueso a personajes que, con peores mimbres, apenas superarían el carácter de cliché. Un reparto en estado de gracia en el que, por mucho que suene a tópico recurrente, sólo caben elogios hacia un Javier Bardem que vuelve a demostrar que es uno de los mejores actores del panorama actual, con una nueva representación de cómo la fuerza y la ternura pueden albergarse por igual en una de las figuras más potentes imaginables en pantalla.

Junto a ello, la construcción de una ciudad que parece tan al borde del caos como todas las que pueblan la filmografía de González Iñárritu. Una Barcelona en la que confluyen muchas inmigraciones que se instalan y rechinan entre sí. Un lugar en el que todo el mundo parece estar de paso, sin verdaderas raíces, y en el que la ley de la selva es la única que rige para tener un sitio bajo el sol —un sol que, todo hay que decirlo, aparece amortajado por la soberbia fotografía de Rodrigo Prieto, de la misma manera en que el único plano en el que aparece el mar es para convertirlo en sinónimo de muerte—. De hecho, por momentos uno no puede evitar pensar que la misma historia podría haber tenido lugar en alguna ciudad del este, en Hong Kong, en una gran urbe iberoamericana, en cualquier localización que se haya convertido en rompeolas que atraen a los que intentan encontrar fuera de sus países la suerte que les es negada en el suyo, una sensación que los extraños nombres de la pareja protagonista refuerza.

“Biutiful”, así, dibuja un recorrido de muertes intuidas y presentes, de existencias al día en el que la convivencia con los muertos parece trasplantada directamente del imaginario mexicano del director. Una película densa, llena de momentos que se graban en la retina, a la que sólo cabe reprochar un metraje que, en su tramo final, acaba pesando. Pero antes, por el camino, hemos asistido a momentos como las visitas de Uxbal (Bardem) al personaje interpretado por Ana Wagener, o la soberbiamente rodada persecución policial de los vendedores ambulantes, por citar sólo dos ejemplos. Con todos ellos se levanta una película al límite, con un protagonista a su manera bondadoso, por más que se gane la vida trapicheando con la mano de obra ilegal e inmigrante, y que gracias al dominio del aparato cinematográfico de González Iñárritu logra sortear el peligro de ser una mera colección de postales sobre la miseria. Porque en las postales no se pueden ver figuras tan vivas como la de Marambra (Maricel Álvarez), Igé (Diaryatou Daff) o los extraordinarios niños Hanaa Bouchaib y Guillermo Estrella.

Calificación: 8/10

En las imágenes: Fotogramas de “Biutiful” – Copyright © 2010 Universal Pictures, Focus Features, Menage Atroz, Mod Producciones e Ikiru Fims. Fotos por José Haro. Distribuida en España por Universal Pictures International Spain. Todos los derechos reservados.

Continue Reading
Publicidad

Subir