Síguenos

“Blackthorn (Sin destino)”: Nuevo tropiezo en la piedra Noriega

Críticas

“Blackthorn (Sin destino)”: Nuevo tropiezo en la piedra Noriega

Ficha película Blackthorn (Sin destino)Sinopsis Blackthorn (Sin destino)Cartel Blackthorn (Sin destino)Imágenes Blackthorn (Sin destino)Tráiler Blackthorn (Sin destino)Escenas película Blackthorn (Sin destino)
Cómo se hizo Blackthorn (Sin destino)Noticias Blackthorn (Sin destino)Previa estreno Blackthorn (Sin destino)Críticas Blackthorn (Sin destino)Comentarios Blackthorn (Sin destino)

Pese a su estimulante punto de partida, “Blackthorn (Sin destino)” no tiene credibilidad. Un western que quiere emular a sus referentes, pero que carece de personalidad, en parte por un Eduardo Noriega que sigue sin convencer.

Flaco favor le hace a Mateo Gil la gran promoción que acompaña a su película desde hace semanas, calificando su estreno poco menos que de acontecimiento. Flaco porque, sinceramente, el director de “Nadie conoce a nadie” (1999) no es más que un discípulo más o menos eficaz de Amenábar —quien, dicho sea de paso, tampoco es el Spielberg que se nos quiere vender—, y su escueta filmografía le sitúa como un director incapaz de lidiar con los excesos de ambición. Tanto su primera entrega como “Blackthorn (Sin destino)” (ver tráiler y escenas) acaban desaprovechando puntos de partida que, en otras manos, habrían tenido más probabilidad de resultar memorables.

Entre otras cosas, resulta como poco abochornante que, a estas alturas del partido, y cuando la nómina de realizadores españoles capaces de moverse con soltura en el complicado mundo hollywoodiense no hace más que crecer, tenga que destacarse como gran novedad que un nacional se atreva a rodar una cinta de un género tan genuinamente norteamericano como es el western. Y esa situación en terreno ajeno es, paradójicamente, lo que señala la primera flaqueza de una cinta que, de tanto querer parecerse a sus modelos, acaba siendo una copia sin personalidad.

No es problema de ingredientes, porque los hay y de calidad: Sam Shepard interpreta a un impecable Butch Cassidy anciano, las localizaciones no pueden ser más espectaculares y ofrecen un marco adecuado para la épica —con mención especial a la potentísima estética del salar—, y el punto de partida, un pequeño “what if?” que juega con la idea de que Cassidy y Sundance Kid no murieron, como se supone, en aquella emboscada del ejército boliviano en 1908, sino que lograron escapar, aunque sus caminos se separaran poco después.

Pues bien, este atractivo punto de partida, en manos de Gil, se desperdicia por su incapacidad para dotar al conjunto de la suficiente credibilidad. Porque, frente a la obsesión por hacer de cada plano una experiencia visual inolvidable, sorprende la torpeza con la que se resuelven otros momentos; porque los flashbacks en los que se ve a los dos forajidos, junto a su acompañante Etta Place, resultan tremendamente forzados y no dejan que la supuesta química existente entre ellos aflore en la pantalla; porque tampoco se saca partido al personaje de Stephen Rea, que debería ser trágico y patético y se queda sólo en ridículo, algo imperdonable cuando se cuenta con un actor de su calibre.

Pero lo peor es que se pretenda seguir manteniendo la ficción de que Eduardo Noriega es una estrella. “Blackthorn (Sin destino)” no hace más que confirmar de nuevo que, aparte de un estupendo físico, se trata de un intérprete que naufraga cuando tiene que dotar de una mínima credibilidad dramática a sus personajes. Y cuando, como aquí es el caso, la relación del suyo con el protagonista es eje principal de la cinta y ocupa la mayoría de escenas del metraje, el resultado no puede ser otro que una profunda decepción y el convencimiento de que, con otro co-protagonista, la estupenda composición que hace Shepard de su personaje tendría la réplica adecuada para brillar en todo su esplendor. Así, lo que en las mentes de sus creadores iba a ser un western crepuscular, termina siendo un filme lento, falsamente convencido de su grandiosidad y fallidamente trascendente. Algo letal cuando la apuesta de partida era tan alta.

Calificación: 4/10


Imágenes de “Blackthorn (Sin destino)”, película distribuida en España por Alta Classics © 2010 Ariane Mararía y Arcadia Motion Pictures. Todos los derechos reservados.

Continue Reading
Publicidad

Destacados

Guía de películas

A B C D E F G H I J K L M N O P Q R S T U V W X Y Z 1

Buscador de cine

Subir