Síguenos

«Blancanieves y la leyenda del cazador»: Palidez de género

Críticas

«Blancanieves y la leyenda del cazador»: Palidez de género

Reformulación de los hitos del fantástico de los ochenta en clave básicamente estética. La presencia de una Kristen Stewart empeñada en su registro más insulso y sufriente empantana un conjunto rico en matices y pobre en ritmo.

Los Grimm condensaron en un pequeño texto la historia de la niña blanca como la nieve, roja como la sangre y negra como el ébano, en una sucesión de alegorías folclóricas que en “Blancanieves y la leyenda del cazador” (ver tráiler y escenas) se alarga con el añadido de conjuntos metafóricos más perversos y cargados de orín. Lo que ha cambiado de un siglo a otro no es tanto la esencia de la historia como la manera de vehicularla: esta nueva versión se posiciona en un lugar endeudado con la fantasía de los ochenta y el daño visual —por nuevos tópicos— que realizó la saga de “El señor de los anillos”.

Puede que de modo inconsciente —a resultas de lo que ya fue bien hecho en su momento—, puede que tras un exhaustivo trabajo de documentación que pretende pasar desapercibido, por esta Blancanieves pululan aquí y allá referencias llamativas al fan del género que asentaron desde el alma blanca de “La princesa prometida” hasta los imaginarios ferruginosos de Conan o Krull. Eso no sería un problema si la película no se viera lastrada por un batiburrillo de tonos narrativos y por la creciente omnipresencia de Kristen Stewart, a quien se ve más incómoda que incapacitada —¿es una mala actriz o una intérprete que necesita de películas más poderosas para brillar, como “Adventureland” (Greg Mottola, 2009)—.

Una Blancanieves que ya no se conforma con el cuento de hadas —que aparte hace acto de presencia en una secuencia de empacho CGI más relamida que ningún óleo Disney—, al que le suma el terror, la dualidad amorosa moderna, el humor de los enanos —de lo mejor y por desgracia más breve—, la estrategia bélica, las arengas feministas y una justificación del villano. Ravenna (Charlize Theron) inspira los más sugerentes momentos del apartado visual y protagoniza un divertido y velado incesto con su hermano, pero no es suficiente para salvar los muebles de una cinta que en el futuro tendrá efectos desfasados y a la que le faltará el alma que la exima de ello. Algo que debería haberse deshecho en una bandada de negros cuervos y no de palomas blancas.

Calificación: 5/10


Imágenes de “Blancanieves y la leyenda del cazador”, película distribuida en España por Universal Pictures International Spain © 2012 FilmEngine, Roth Films y Universal Pictures. Todos los derechos reservados.

Continue Reading
Publicidad

Novedades destacadas

Guía de películas

A B C D E F G H I J K L M N O P Q R S T U V W X Y Z 1
Subir