Síguenos

«Buried (Enterrado)»: Sin luz y sin brillo, pero deslumbrando

Críticas

«Buried (Enterrado)»: Sin luz y sin brillo, pero deslumbrando

FichaSinopsisCartelFotosTráilerNoticiasEntrevistasReportaje
PreviaCríticasComentarios

«Buried (Enterrado)» es una demostración de talento y virtuosismo cinematográfico por parte de Rodrigo Cortés, pero su original premisa es también su lastre y su metraje se hace largo. Buena interpretación de Ryan Reynolds.

Si las películas de cine fueran fondos de inversión, “Buried (Enterrado)” estaría, sin duda, entre las cuatro o cinco mejores de la historia: es difícil encontrar hora y media de metraje de cine convencional (los trabajos de Andy Warhol, por ejemplo, no cuentan…) pergeñada con menos recursos humanos y materiales en pantalla: básicamente, una persona, un ataúd, un mechero Zippo y un teléfono móvil. Pero, para bien o para mal, y aunque es probable que algún productor no esté de acuerdo con esta afirmación, un filme no es (o no es solamente) un producto financiero. Es una creación artística, y, desde ese punto de vista, la última propuesta de Rodrigo Cortés, más allá de sus innegables méritos, y del gran talento cinematográfico de su autor (algo que ya había demostrado con creces en su ópera prima, “Concursante”), no está a la altura de su rentabilidad.

Como ejercicio de estilo, como alarde demostrativo de la capacidad para hacer virguerías en materia visual y narrativa, la cinta de Cortés alcanza un nivel altísimo. Está claro que la legión cinéfila atraída por su éxito en el pasado Festival de Sundance y su espaciada y bien dosificada promoción, no quedará defraudada: Cortés ofrece una lección de virtuosismo técnico, y no sólo es capaz de manufacturar un producto solvente sin salir, en términos de encuadre (a excepción de tres únicos planos) del limitadísimo espacio de un ataúd, iluminado por un mechero y la pantalla de un celular (va más lejos de lo que lo hiciera “World Trade Center”, de Oliver Stone, con la cual guarda ciertas similitudes “ambientales”); sino que, además, consigue armar un relato prototípico (con su presentación, su nudo y su desenlace) en el que los episodios que sustentan la trama se articulan, narrativamente, a través de comunicaciones a distancia hechas con un teléfono móvil. Reflexionando retrospectivamente, a la salida de la sala, les he de confesar que impresiona: no creo que hubieran muchos capaces de superar la prueba.

Pero es harina de otro costal la reacción de un público más amplio, acostumbrado a propuestas de otro calado, espectadores a los que aspectos como movimientos (reales o presuntos) de cámara o resoluciones lumínicas les traen, auténticamente, al fresco. Pasada la inicial sorpresa, ese efecto de extrañamiento con el que tan bien ha jugado una línea de cine de terror-suspense de especial fortuna en los últimos años (y del que “[Rec]” y sus secuelas serían un ejemplo significativo), y aun cuando el elemento de incertidumbre sobre el que se asienta toda la tensión narrativa (y que no es otro que la suerte final de Paul Conroy, muy bien interpretado por Ryan Reynolds) se sostiene con potencia a lo largo del metraje, no resulta fácil mantener la atención en la propuesta: las mismas limitaciones que la hacen tan llamativa, terminan siendo su propio lastre, y dan lugar a que su interés se diluya, en cierta manera, con el paso de los minutos y los fotogramas. De esta manera, los noventa y cuatro minutos, sin llegar a hacerse insoportables, sí que se hacen, en términos relativos, bastante largos.

Cabe esperar que, dentro de algunos años, no muchos, todos recordemos esta “Buried (Enterrado)” como el descarado ejercicio de chulería técnica que fue capaz de marcarse un director casi novel. Porque Rodrigo Cortés, no les quepa duda, alberga en su caletre toneladas de talento. Y si no es en la industria española, a buen seguro que no le faltarán otras en las que volcarlo y plasmarlo. Seguro que en ellas, además de demostrar que es capaz de hacer diez regates en una baldosa, mete un buen puñado de goles. Me temo que, en esta ocasión, el balón se estrelló en la madera…

Calificación: 6/10

En las imágenes: Fotogramas de “Buried (Enterrado)” © 2010 Versus Entertainment, The Safran Company, Dark Trick Films y Studio 37. Distribuida en España por Warner Bros. Pictures International España. Todos los derechos reservados.

Continue Reading
Publicidad

Novedades destacadas

Guía de películas

A B C D E F G H I J K L M N O P Q R S T U V W X Y Z 1
Subir