Síguenos

«Capitán Abu Raed»: Un cuento y una realidad

Críticas

«Capitán Abu Raed»: Un cuento y una realidad

Un cuento con mensaje moral, con una hermosa historia de sacrificio y amistad. La película no engaña a nadie y da lo que promete, con una importante dosis de sentimiento y ternura. La trama es previsible, pero a nadie le amarga un dulce.

Inauguró la última Seminci y ahora llega a las salas esta multipremiada película jordana que fue seleccionada por su país para los Oscars® (si bien finalmente no resultó nominada). Sencilla y próxima al espectador y a la realidad social de ese rincón del Oriente Próximo, «Capitán Abu Raed» se mueve entre la fantasía del cuento y la crudeza de la vida. Su director, Amin Matalqa, levanta una fábula moral con sentido optimista y esperanzado, a partir de unos personajes entrañables que trenzan «una historia universal de amistad y heroísmo». No falta dureza en algunos individuos y situaciones, pero siempre es contrastada y suavizada por la bondad, inocencia y solidaridad de algunos hombres y mujeres dispuestos a intervenir frente a la injusticia. No hay alardes formales ni pretensiones de pasar a la posteridad cinematográfica, pero sí una voluntad de mostrar una realidad concreta desde la óptica humana de sus personajes, y de hacerlo entreteniendo y emocionando al espectador.

ampliar foto

Abu Raed es un hombre ya maduro que acaba de enviudar, que reparte su tiempo entre su trabajo como empleado de limpieza en el aeropuerto de Ammán y su pasión por la lectura. Su vida tranquila y sin sobresaltos cambia cuando los niños del barrio le confunden con un piloto de aviación al llevar una gorra de capitán, y le piden que les cuente historias de sus viajes por el mundo. Así lo hará sin querer aclarar el equívoco, echando mano de su bagaje literario y de su portentosa imaginación. Son momentos de gozo y disfrute en unos auténticos viajes de la imaginación, que les sirven para soñar y evadirse del mundo real y también para trabar una sincera amistad que exigirá sacrificio y compromiso.

El tono placentero y amable de esos momentos iniciales se torna en un intenso drama social cuando el director se decide a visitar la casa de algunos de esos inocentes niños: maltrato conyugal, abuso infantil y desdén por su educación, matrimonios por conveniencia, miedo y pobreza… Sin embargo, hay mucha delicadeza y sensibilidad en el tratamiento visual de esas lacras sociales —que cobran un sentido universal y atemporal—, y en ningún momento la película pierde su tono intimista y positivo: al retrato duro y crítico de la sociedad se contrapone el alma de sus personajes y el tono amable de la cinta, y donde algunos ven polvo y suciedad… otros contemplan oportunidades de enriquecerse con la amistad, y hasta la pobreza se lleva con dignidad. La película no engaña a nadie y da lo que promete, con una importante dosis de sentimiento y ternura y con el convencimiento del director de que los problemas tienen solución. La historia es ciertamente previsible y camina por senderos complacientes, pero a nadie amarga un dulce… ni molesta dejarse conducir suavemente por una banda sonora melódica y evasiva. Por eso, hay que estar dispuesto a dejarse llevar y entrar a un mundo de ensoñación y buenas intenciones.

capitan-abu-raed-julio-2.jpg

Correcta en su planificación y montaje, la película avanza con un buen dominio de los tiempos a la par que se va enriqueciendo el retrato interior de un «capitán» decaído y mustio que va recuperando la vida, con una historia que procura no enredarse en las subtramas más de lo necesario para denunciar los abusos comentados. Cojea un poco el personaje de Nour, la mujer joven, guapa, autosuficiente y de buena familia que trabaja en las líneas aéreas, y no tanto por la interpretación de Rana Sultan —que es correcta— sino porque se inserta de manera un tanto forzada, teniendo en cuenta su trascendencia en el desarrollo de la historia. Por otro lado, la mejor baza de la película es la gran interpretación de Nadim Sawalha como Abu Raed, con escenas en que logra emocionar y entusiasmar con sus historias, o con silencios y arranques de ira ante la injusticia y el atropello.

Un cuento con mensaje moral para los niños de Abu Raed y para el espectador, con una hermosa historia de sacrificio y amistad —tiene mucho de Charlie Chaplin y «Luces de la ciudad»— en la que hay héroes y villanos del día a día, y también niños inocentes y adultos que se hacen jóvenes al revivir el amor. Puede ser un éxito de taquilla, a pesar de la modestia de su producción, porque la historia llega al espectador como se demostró en el Festival de Sundance de 2008, donde obtuvo el Premio del Público.

Calificación: 6/10

  • Más información sobre «Capitán Abu Raed»
  • Tráiler en español de «Capitán Abu Raed» 
  • Fotos de «Capitán Abu Raed» (11)
  • En la Sección Oficial de la 53ª Seminci
  • En las imágenes: Fotogramas de «Capitán Abu Raed» – Copyright © 2008 Paper & Pen Films y GigaPix Studios. Distribuida en España por Golem. Todos los derechos reservados.

    Continue Reading
    Subir