Síguenos

«Cars 2»: Las abolladuras de un amigo tonto

Críticas

«Cars 2»: Las abolladuras de un amigo tonto

Ficha película Cars 2Sinopsis Cars 2Cartel Cars 2Imágenes Cars 2Tráiler Cars 2Escenas película Cars 2
Entrevistas Cars 2Noticias Cars 2Previa estreno Cars 2Críticas Cars 2Banda sonora Cars 2Comentarios Cars 2

Aunque no sea una más de las obras maestras de Pixar, «Cars 2» no defrauda y asombra tanto en lo espectacular de sus persecuciones como en lo humano de sus personajes. Perfección técnica y una historia entrañable y bien contada.

Ante una película de Pixar, podemos dar por hecho que nos encontraremos con una historia entrañable y bien contada, con personajes muy humanos —aunque sean ratas, juguetes o coches— y realizada con una perfección técnica asombrosa, además de suponer que será un éxito de taquilla porque es un buen producto de entretenimiento. Aunque no sea una de sus obras maestras, «Cars 2» (ver tráiler y escenas) no defrauda y está a la altura de la primera, y es que en Pixar hacen bien incluso las siempre difíciles secuelas. Ahora Rayo McQueen y la grúa Mate participan en el primer Grand Prix Mundial, y su carrera se ve envuelta en una trama de corrupción y espionaje internacional. Sólo la amistad a prueba de choques —y de bombas— y la autenticidad de ser uno mismo les permitirá cruzar la línea de meta con honradez y nuevos amigos.

En su nueva película, John Lasseter lleva a Mate —piedra angular de la historia— por el mundo, en compañía de Rayo McQueen a través de Japón, Italia e Inglaterra para terminar volviendo a su querido Radiador Springs, hogar y entorno al que pertenece. Siempre ha sabido que las abolladuras son algo de lo que hay que enorgullecerse cuando se han sufrido junto a los amigos, pero ahora aprenderá a quererlas en sí mismas, porque hasta el más tonto y simple puede ser un magnífico espía o un buen compañero en la carrera de la vida. Excelentemente retratado en su inocencia y lealtad, en su sencillez y bondad, Mate necesita crecer y descubrirse a sí mismo, aceptar que ha sido un ingenuo del que todos se reían, en una extraordinaria secuencia introspectiva recogida en flashback. A partir de ahí, tenemos a un héroe de la amistad y de lo ordinario.

A la película le cuesta arrancar —aunque la primera escena en el Océano es espectacular— y también conseguir que el espectador conecte la trama de espionaje con la deportiva, pues resulta narrativamente confusa en su inicio, hasta que se descubre el pastel de las nuevas energías renovables y la conspiración alcanza a la pareja americana. La trama de la competición automovilística es sencilla y sirve para el lucimiento de Francesco —con todos los sarcásticos e inteligentes tópicos del carácter italiano—, pero sobre todo para visitar Tokio, París, Italia y Londres con un paisaje urbano increíble en sus arquitecturas y en la singular ambientación de cada ciudad a partir de una eficaz paleta cromática: la recreación de las plazas parisinas es sublime, pero más aún las de Londres y su Big Ben, el pintoresquismo italiano o los sofisticados cuartos de baño japoneses.

Detallismo en el dibujo y en el diseño de producción, y perfección en la animación con escenas más reales que las reales y personajes más humanos que los humanos. Sin amargura ni excesiva sangre se critica la ambición y corrupción de ciertos sectores de la industria energética, sin transparencia y con intereses lucrativos que oscurecen la conveniencia de buscar combustibles alternativos. Pero en Pixar se prefieren los mensajes positivos y constructivos, y por eso no se detienen en ese enfoque de denuncia. Tenemos un thriller de animación con mucha acción tipo Bond y cierto suspense hitchcockiano, pero que logra no perder aceite en las persecuciones ni tono humano en sus personajes. Por eso, al final preferimos las abolladuras de una grúa tonta que no quiso ser espía y sí volver a casa con sus amigos, aunque estos fueran unas tartanas.

La maestría de Pixar es incuestionable, tanto en el guión o en la animación como en la planificación o en el montaje. Son capaces de contarnos una historia simpática y cercana en sólo seis minutos para dejarnos con la miel en los labios y desear vivir una nueva aventura con los juguetes más divertidos de la historia. Eso es lo que Gary Rydstrom nos regala en el corto «Vacaciones en Hawai» con los personajes de «Toy story 3» (Lee Unkrich, 2010) como protagonistas, que se proyecta antes de “Cars 2” y por el que ya merece la pena sacar la entrada. En uno y otro caso —igual que en las demás películas de Pixar— se nos ofrece una tierna mirada a una amistad que debe crecer en la diferencia y en la superación de la adversidad, siempre con el perdón y la sinceridad en el eje de las historias y en el corazón de sus personajes.

Calificación: 7/10

Imágenes de «Cars 2», película distribuida en España por Walt Disney Studios Motion Pictures Spain © 2011 Walt Disney Studios y Pixar Animation Studios. Todos los derechos reservados.

Continue Reading
Publicidad

Novedades destacadas

Guía de películas

A B C D E F G H I J K L M N O P Q R S T U V W X Y Z 1
Subir