Síguenos

«Cartas a Julieta»: Una vez más…

Críticas

«Cartas a Julieta»: Una vez más…

FichaSinopsisCartelFotosTráilerClipsNoticias
PreviaCríticasComentarios

La inmortal obra de William Shakespeare inspira una película impulsada, simple y llanamente, por el amor más allá de cualquier frontera física o vital. Los incondicionales del romance cinematográfico están nuevamente de enhorabuena.

Siendo una adolescente, Claire ocultó una misiva en el famoso patio de la casa de Julieta en Verona. Medio siglo más tarde (ya con los rasgos de Vanessa Redgrave), un peculiar e improbable azar querrá que reciba respuesta, firmada por Sophie (Amanda Seyfried), a la que no tardará en conocer personalmente. Los incondicionales del romance cinematográfico están nuevamente de enhorabuena gracias al estreno de “Cartas a Julieta”, colorido canto al más ecuménico de los sentimientos que, como viene siendo habitual, poco ofrece en lo artístico más allá de sus bondadosos sentimientos esenciales.

A partir de un disparatado, quimérico guión de Jose Rivera ─casi oscarizado por el libreto de “Diarios de motocicleta” (2004)─ y Tim Sullivan, la película propone amor, amor y más amor. Por él, esa gran dama que es Vanessa Redgrave viajará a la bella Toscana para encontrar a Lorenzo (Franco Nero, su pareja también en la vida real), por el que lleva suspirando cinco décadas, en un recorrido envuelto en el incomparable marco que ofrece la región italiana, poblada de los tópicos a los que nos tiene acostumbrados el cine USA en su reflejo del Viejo Continente; la fotografía de Marco Pontecorvo, suave y pizpireta como la propia trama, realza los valores de esta historia universal ─prueba de ellos son las nacionalidades del reparto central─ rodada sin alardes, riesgos ni piruetas por Gary Winick.

Amanda Seyfried, inagotable en los últimos tiempos, pasea figurín coqueto pero indeciso, descubriendo poco a poco en Christopher Egan ─tan carismático como un fruto seco─ esa gran pasión que no sabe ofrecerle un simpático y caricaturesco Gael García Bernal; los dos grandes nombres de la producción no requieren prácticamente de ningún esfuerzo para llenar la pantalla, especialmente una Redgrave que por fortuna goza de importante presencia en la película, al contrario que un Nero fugaz pero agradecido. Los afectos se abren paso y rebosan los huecos sentimentales de los protagonistas, y todos tan felices. Nada nuevo, ni siquiera un excesivo aumento en los niveles de azúcar una vez finalizada la proyección; pero por lo visto, sigue funcionando.

Calificación:
4/10

En las imágenes: Fotogramas de “Cartas a Julieta” © 2010 Summit Entertainment y Applehead Pictures. Distribuida en España por TriPictures. Todos los derechos reservados.

Continue Reading
Subir