Síguenos

«Casa de mi padre»: ¡Yo soy Armando Alvarez!

Críticas

«Casa de mi padre»: ¡Yo soy Armando Alvarez!

Delirante homenaje/parodia de los culebrones y los westerns charros de las primeras décadas del siglo XX. Voluntariamente cutre y alucinógena, una comedia desde luego no para todos los gustos, pero que supone toda una experiencia.

Armando Álvarez (Will Ferrell) vive en un rancho cerca de la frontera entre México y Estados Unidos. El regreso de su hermano, Raúl (Diego Luna), que ha prosperado de manera un tanto ilícita y ha conseguido el amor de una hermosa mujer, Sonia (Genesis Rodriguez), pondrá patas arriba su tranquila existencia. No son pocas las ocasiones en las que clamamos contra la escasez de estrenos en nuestro limitado circuito de salas, pero en esta ocasión hay que dar la razón a los distribuidores de “Casa de mi padre” (ver tráiler v.o.) de cara a un posible desembarco comercial por aquí: su fracaso en taquilla estaría más que cantado. Hay que verla para creerla.

«Yo no sé nada, soy amigo de las vacas, soy un granjero». Si bien es cierto que se trata de un a ratos atinado y descacharrante homenaje/parodia de los culebrones y los clásicos westerns charros de las primeras décadas del siglo XX, la película exige una considerable disposición del espectador a aceptar sus gigantescos y a veces insalvables riesgos formales, narrativos, estéticos y conceptuales. Voluntariamente cutre y deformante, esta comedia acerca de la forja forzosa de un héroe improbable se desarrolla en un mundo de cartón piedra, rollos quemados, peluches ─maravilloso el puma blanco made in Henson─ inteligentísimos fallos de raccord y saltos de continuidad y un aroma general entre lo lisérgico, lo absurdo y lo aplatanado. Suena raro, pero es que una propuesta rara. Pero rara, rara.

Como total incondicional de Will Ferrell, quien esto firma ha de alabar fervorosamente su trabajo castellano, cantoso como no puede ser de otro modo pero abiertamente saludable en su brutal esfuerzo, totalmente ajeno a comercialismos, por unir los pueblos a ambos lados de Río Grande; y las escenas que comparte con Efren Ramirez ─el legendario Pedro de “Napoleon Dynamite” (2004) ─ y Adrian Martinez son tremendas, sin más. Diego Luna queda resultón, Gael García Bernal es malísimo incluso intentando actuar mal, y Genesis Rodriguez tira de experiencia folletinesca para dar vida a la hembra latina por antonomasia; y del legendario Pedro Armendáriz Jr., aquí en uno de sus últimos papeles, qué vamos a decir. Colosal. “Casa de mi padre”, toda una experiencia…

Calificación: 6/10  

Imágenes de “Casa de mi padre” © 2011 Gary Sanchez Productions y Nala Films. Todos los derechos reservados.

Continue Reading
Publicidad

Novedades destacadas

Guía de películas

A B C D E F G H I J K L M N O P Q R S T U V W X Y Z 1
Subir