Síguenos

«Con derecho a roce»: La búsqueda de la satisfacción

Críticas

«Con derecho a roce»: La búsqueda de la satisfacción

Will Gluck parece arremeter contra los estándares de la comedia romántica hollywoodiense en una propuesta que progresivamente cede a los presupuestos más previsibles. Una película agradable, pero que se rinde con facilidad.

Jamie (Mila Kunis) es una cazatalentos de Nueva York. Dylan (Justin Timberlake) es un talento a cazar de Los Angeles. Se van a conocer, se van a querer. Tras las buenas sensaciones dejadas con “Rumores y mentiras”, Will Gluck regresa a nuestras pantallas con “Con derecho a roce” (ver tráiler), atípica-pero-progresivamente-clónica comedia romántica con la que sigue buscando un camino que no es que encuentre aquí un traspiés preocupante en comparación con su trabajo anterior, pero que sí marca lo que se concreta como una cesión ─cuando menos, parcial─ a los estándares contra los que, en principio, parece rebelarse. Los magnetismos de la industria son poderosos y atrapan en cuanto uno se despista, máxime si se pretende abandonar los caminos establecidos.

«Ya sabes que no me gustas en ese sentido». En un primer rollo rapidísimo y contundente, la película muestra sus bazas rechazando abiertamente los patrones de la romcom según la dibuja Hollywood; así, propone y presenta una lucha contra el mayor de los tópicos del más tópico de los géneros, el de los mejores amigos que creen poder compartir cama sin pasar a mayores. Una lucha tan sugerente como difícil de ganar, más aún si el guión de Gluck, Keith Merryman y David A. Newman quiere jugar a Hughes, a Apatow e incluso a las ñoñerías de Katherine Heigl, por citar una princesa del azúcar del momento. Y todo a la vez desde una narración que pierde dinamismo a medida que avanza, que funciona desde su enfoque cómico pero que, pese a su consciencia, idealiza todo ─personajes, situaciones, entornos de postal  NYC versus L.A.─ hasta el punto de terminar resultando incluso chirriante. Y acoge dos de las pautas más rechazables de aquello contra lo que carga: la absoluta previsibilidad y un exceso de metraje considerable.

La pareja central, sexy, elegante, moderna, americana, carismática e inteligente, funciona con buena química a pesar de los clichés, rodeada de un elenco en el que Woody Harrelson hace estupendamente de ganso simpático ─un papel desde el que disfruta evidentemente─, mientras que dos grandes como Patricia Clarkson y, sobre todo, Richard Jenkins, abren líneas tragicómicas secundarias que lamentablemente quedan cortadas en seco a medida que “Con derecho a roce” se convierte en un producto casi cien por cien made in California. Más dulce que ácida, más angelical que humana ─incluso las escenas sexuales pecan de un excesivo remilgo carnal que choca frontalmente con los frescos enfrentamientos dialécticos de los amantes─, una propuesta que encuentra estimables aportes aislados, sí, pero que se diluyen en un global desilusionante. Veremos qué hace Will Gluck ahora.

Calificación: 5/10


Imágenes de “Con derecho a roce”, película distribuida por Sony Pictures Releasing de España © 2011 Castle Rock Entretainment, Screem Gems y Zucker Productions. Todos los derechos reservados.

Continue Reading
Publicidad

Novedades destacadas

Guía de películas

A B C D E F G H I J K L M N O P Q R S T U V W X Y Z 1
Subir