Síguenos

«Con derecho a roce»: No tan descarada

Críticas

«Con derecho a roce»: No tan descarada

Pretende ser una atrevida comedia sobre el sexo, si bien acaba empleando bastantes fórmulas del cine romántico que se hace habitualmente en Hollywood. Lo mejor, la excelente química que existe entre su pareja protagonista.

«R». Esta letra mayúscula es la que indica la calificación moral de una película en los Estados Unidos, la misma que no quieren obtener la mayoría de los estudios de Hollywood para sus producciones comerciales. ¿El motivo? Muy sencillo, los menores de 17 años no pueden entrar a una sala a verla si no van acompañados por un adulto. Dado que los adolescentes son el público que más acude al cine, los magnates de la industria del celuloide intentan suavizar de sus largometrajes los contenidos violentos, el uso de palabras malsonantes, la aparición de drogas y alcohol o las referencias sexuales. Sin embargo, de vez en cuando nos encontramos con filmes un tanto gamberros que, como «Resacón en Las Vegas», son capaces de ingresar cientos de millones de dólares, circunstancia que anima a muchas compañías a estrenar títulos en los que la famosa «R» hace acto de presencia. Eso es lo que sucede en «Con derecho a roce» (ver tráiler), cinta en la que el sexo cobra un especial protagonismo pero que, al igual que le sucediera a la inferior «Sin compromiso» (propuesta de similar temática que llegó a la cartelera a comienzos de este mismo año), presenta toda suerte de convencionalismos tras una fachada en teoría atrevida.

Su trama nos deja completamente indiferentes, ya que por enésima ocasión nos hallamos con un hombre y una mujer que se hacen amigos, se acuestan para pasar un buen rato pero de ninguna manera quieren ir más allá en su relación (al respecto, sus anteriores experiencias no es que fueran precisamente satisfactorias, de ahí que ambos hayan tomado semejante decisión). Por supuesto, no hay que ser un lince para adivinar cómo concluirá el asunto… Y es que, si una cosa llama la atención de «Con derecho a roce», es que en su arranque se ríe de las múltiples comedias azucaradas que cada poco tiempo se estrenan en la gran pantalla. Mas, insisto, se ríe pero no se burla. Y ello es así porque al final este filme de Will Gluck no tiene reparo alguno en incluir múltiples clichés del género en su trama. De hecho, hasta sorprende encontrarnos con pasajes bastante serios en su desarrollo, tal y como acontece al visitar los protagonistas el hogar familiar de uno de ellos (es entonces cuando se aborda con respeto una enfermedad tan terrible como el Alzheimer).

Sin duda, lo más destacado de la cinta es su reparto. Justin Timberlake y Mila Kunis no realizan unas actuaciones esplendorosas (por cierto, ella está mejor que él), pero al menos se nota que existe una gran química entre ambos y saben declamar con naturalidad sus a ratos vertiginosos diálogos. Además, cuentan con interesantes secundarios a su lado, caso de Richard Jenkins, Woody Harrelson, Patricia Clarkson, Jenna Elfman y Bryan Greenberg (aparte de cameos que van de Emma Stone a Jason Segel). Gente de clase alta, el arquetipo homosexual de turno, prescindibles demostraciones de que Timberlake procede del mundo de la canción, publicidad de PlayStation Move (no hay que olvidar que Screen Gems pertenece a Sony), descaro que se desinfla según avanza la historia y numerosos clichés conforman esta película que, como mal menor, al menos se deja ver (eso sí, mejoraría bastante si se hubiera rebajado su metraje).

Calificación: 5/10


Imágenes de “Con derecho a roce”, película distribuida por Sony Pictures Releasing de España © 2011 Castle Rock Entretainment, Screem Gems y Zucker Productions. Todos los derechos reservados.

Continue Reading
Publicidad

Novedades destacadas

Guía de películas

A B C D E F G H I J K L M N O P Q R S T U V W X Y Z 1
Subir