Síguenos

«Confucio»: Sabiduría (y épica) encapsulada

Críticas

«Confucio»: Sabiduría (y épica) encapsulada

Ficha película ConfucioSinopsis ConfucioCartel ConfucioImágenes Confucio
Tráiler ConfucioEscenas ConfucioNoticias ConfucioCríticas ConfucioComentarios Confucio

Hu Mei hace que la vida de Confucio sea una anodina sucesión de batallas y enseñanzas encapsuladas en sentencias lapidarias, una entrada de diccionario enciclopédico que pasa por alto el pensamiento y la psicología del personaje.

«Si el mundo llega a conocerme, será a través de este libro. Si el mundo piensa mal de mí, también será por este libro», concluye «Confucio» (ver tráiler y escenas) en las que son las últimas palabras de este biopic dedicado a la vida —y no a la obra— del filósofo, maestro y político chino. Más vale que esta ficción grandilocuente en forma, paupérrima en fondo que ejecuta la cineasta china Hu Mei, no le haga a tan influyente figura ese flaco favor a través del cine. Sólo serviría para alejar la profundidad y fascinación que exige cualquier acercamiento a esta, a cambio de una síntesis de presupuestos demasiado básicos e innecesariamente prolongados a través de más de dos horas de metraje. Una opción, quizá, sólo apta para curiosos de fácil satisfacción y panameñas reinas de la belleza deseosas de aprehender algún que otro dato para salir del paso.

Lejos, muy lejos de la sensibilidad wu xia con la que su coetáneo Zhang Yimou acaricia la épica y el ornamento visual de la Era Antigua, Hu Mei hace que la vida de Confucio sea una anodina sucesión de batallas y enseñanzas encapsuladas en sentencias lapidarias, una suerte de entrada de diccionario enciclopédico que pasa por alto el pensamiento y la psicología del protagonista. El retrato lleva al hastío por esas dos vías: 1) el empeño en bombardear al espectador con no sólo reflexiones aisladas de contexto y discurso, sino también con datos que señalan y redundan lugares y personajes, apuntados por agotadores y constantes rótulos que inundan la pantalla con la filosofía post-it; 2) aspirar a la épica más desorbitada, incluso si esta no está al alcance de los efectos visuales o si raya el ridículo en su búsqueda de la majestuosidad cuando se personaliza, por ejemplo, en la muerte de uno de los soldados y discípulos.

Y así, entre batallas regidas por incesante música y zooms tan kilométricos como risibles, y sabiduría concentrada con la sofisticación de una galleta de la fortuna, Chow Yun Fat pone todo su esfuerzo en imprimir algún carácter al personaje —su interpretación se define en la contención que suma bondad, talante y cansancio—, aquí emborronado por la dirección plana de la directora. En realidad, «Confucio» no es otra cosa que ese malogrado choque de intenciones y resultados: una superproducción que quiere sacar pecho en su voluntad cronista, pero que termina en el olvido por su inane personalidad de telefilme.

Calificación: 4/10


Imágenes de “Confucio”, película distribuida en España por Flins & Pinículas © 2010 Dadi Century Limited, Dadi Entertainment Limited y China Film Group Corporation. Todos los derechos reservados.

Continue Reading
Publicidad

Novedades destacadas

Guía de películas

A B C D E F G H I J K L M N O P Q R S T U V W X Y Z 1
Subir