Síguenos

«Contraband»: ¿Hasta dónde llegarías para proteger a tu familia?

Reflexiones

«Contraband»: ¿Hasta dónde llegarías para proteger a tu familia?

Este fin de semana se ha estrenado en la cartelera española la película «Contraband», un corriente thriller de acción protagonizado por una de las estrellas del género, Mark Wahlberg. El eslogan de la película plantea desde su cartel la siguiente pregunta al espectador: «¿Hasta dónde llegarías para proteger a tu familia?». Y el propio actor, durante su reciente visita a nuestro país para promocionar el estreno de esta película que protagoniza y produce, respondió en una entrevista lo siguiente cuando se le planteó esa misma pregunta: «No hay nada que no haría por mi familia».

Obviamente, también añadió que esperaba «no tener que llegar a ningún extremo» , y, también obviamente, estas cosas se dicen así por las buenas, sin mayor intención, en el ligero contexto de la promoción de una película comercial. Se entiende. Ahora bien, planteémonos DE VERDAD la pregunta: ¿realmente no habría NADA que no haríamos por nuestra familia? ¿Absolutamente nada? Porque una respuesta tan ligera se disolvería con la misma facilidad que el azúcar en el agua si de verdad nos encontrásemos en una situación realmente extrema. No quisiéramos nadie vernos en una situación así, ¿verdad?, pero dado el caso, ¿pondríamos en peligro nuestra propia vida? Por supuesto, hasta ahí «fácil», ¿no? Pero una cosa es jugársela y otra muy distinta hacerlo a ciencia cierta: ¿daríamos nuestra vida a buen seguro por la de ellos? Ya no es una decisión tan fácil objetivamente hablando, pero la inmensa mayoría de padres y maridos lo haríamos sin dudarlo. O sin apenas dudarlo. O sólo por los hijos, pero no por la pareja. Ya se complica la cosa…

¿Pero y si tuviéramos que exponer no nuestra vida sino la de los demás? En principio, muchos se sentirían aliviados y la respuesta parecería más sencilla que antes, pero seguramente se trate de todo lo contrario. Si como en la película «The box» (Richard Kelly, 2009) todo dependiera de apretar un botón con el fin de sacrificar la vida de otra persona a la que ni vemos ni conocemos, la opción, por más que nos doliera la conciencia, parecería clara e inevitable. ¿Pero y si ese botón rojo fuera como el de las películas de la Guerra Fría y lo que provocara fuera el estallido de una bomba atómica en una gran ciudad con el consiguiente genocidio de millones de hombres, mujeres y niños? ¿Y si prescindimos de supuestos de botoncitos y la decisión imposible es la de elegir la vida de un niño por la de otro niño? ¿Y si es uno mismo quien ha de quitar cara a cara y con sus propias manos la vida de ese otro niño para salvar la del suyo propio? ¿Y si…? En fin, se nos podrían ocurrir infinidad de posibilidades horribles, pero todo parece mucho más sencillo cuando en la mayoría de películas sólo se trata de correr, disparar al aire y soltar puñetazos. Afortunadamente, aquí y ahora sólo estamos hablando de ficción. Pero en cualquier caso, quizá uno no lo tendría tan claro como dijo el amigo Mark Wahlberg. Y seguramente él mismo tampoco, porque, en definitiva, ¿hasta dónde llegaríamos DE VERDAD para proteger a nuestra familia?

En las dos primeras imágenes: el actor Mark Wahlberg en la película “Contraband” © 2012 Universal Pictures, Relativity Media, Working Title Films, Blueeyes, Leverace y Closest To The Hole Productions. Todos los derechos reservados. En la última imagen, fotograma de la película «The box» © 2009 Radar Pictures, Media Rights Capital y Darko Entertainment. Todos los derechos reservados.

Continue Reading
Publicidad

Novedades destacadas

Guía de películas

A B C D E F G H I J K L M N O P Q R S T U V W X Y Z 1
Subir