“Copia certificada”: Cuando el amor mejora el original

Escrito por el 28.10.10 a las 11:28

FichaSinopsisCartelTráilerClipsNoticiasCríticasComentarios

Una obra maestra poliédrica y profunda. “Copia certificada” muestra paralelismos y semejanzas entre el amor y la obra de arte llenos de sabiduría humana y estética, realizados por un estilista que reduce el tema a lo mínimo y cuida cada plano.

El cineasta iraní Abbas Kiarostami abandona su país natal para rodar en Italia con una actriz profesional como es Juliette Binoche y lograr con “Copia certificada” una obra maestra que estuvo en el Festival de Cannes y en la Seminci de Valladolid. Una película poliédrica y profunda, tanto en el aspecto formal del lenguaje cinematográfico como en el trasfondo existencial de sus personajes, que incorpora incluso un análisis teórico de lo que puede ser considerado como arte, y que permanece abierta a tantas interpretaciones como espectadores tenga. Sus imágenes se acercan respetuosamente a la realidad de una mujer, galerista de arte en la Toscana, que esconde el dolor de una separación y también el peso de tener que educar sola a su hijo. Es una realidad a la que el director se acerca desde su mirada de artista y de quien ha pasado por una situación semejante —el propio Kiarostami tuvo que encargarse del cuidado de su hijo tras su separación—. Es, por eso, reflejo de una experiencia propia y dolorosa que aquí traslada a Binoche, recordando las distintas situaciones por las que puede pasar el amor de una pareja, y la verdad que encierra cada imagen que se ofrece del amor.

Básicamente, en “Copia certificada” sólo hay una mujer y un hombre, y unas cuantas horas por delante. Suficiente para que asistamos al momento de enamoramiento inicial seguido de una fase de desgaste y de un nuevo intento de seducción, para terminar con una plácida vejez donde ese amor adquiere nuevas formas de manifestación. Lo mejor es que todo eso Kiarostami lo hace sin recurrir a flashback ni a subtramas que podrían ilustrarlo fácilmente. Se encomienda al talento interpretativo de la actriz francesa y de William Shimell, y lo concentra todo en una única pareja respetando la unidad de tiempo y espacio, simplemente amplificando la relación hacia el pasado o poniendo ante sus ojos una pareja de novios o de ancianos. A partir del equívoco en una cafetería en que la mujer que les atiende les confunde con un matrimonio —maravillosa escena y sabios comentarios los de esta buena mujer—, se pone en movimiento todo un mecanismo de representación de lo que puede ser cualquier enamoramiento, con una Juliette Binoche que sobreactúa ligeramente en su empeño por captar la atención del hombre para después atenuarse en su vitalidad, e intentar más tarde una nueva conquista del marido pintándose los labios o poniéndose unos pendientes: no es entonces el amor original sino una copia o una referencia de lo que fue, pero no por ello menos verdadero o meritorio, viene a decirnos Kiarostami.

Esas fases del amor son contempladas por el espectador desde la abstracción como algo que puede suceder a cualquier pareja. No es más que la maduración y los vaivenes del romance, que por esas calles de Toscana se vive en presente y congela el tiempo hasta hacerlo único, porque lo importante en el amor no es la persona amada sino la actitud de quien contempla y ama. Ese es el valor que Kiarostami y James Miller —el ensayista de la película— dan también a la obra de arte, que adquiere importancia según quien la contempla más que por su interés objetivo, y donde la copia puede ser mejor que el original y éste no pasa de ser incluso una copia —una representación falsificada, por muy lograda que sea— de la realidad. Paralelismos y semejanzas entre el amor y la obra de arte cargados de sabiduría humana y estética, realizados por un estilista de la imagen que reduce el tema a lo mínimo y que cuida cada plano en su duración y composición. Nada sobra y nada falta en unos diálogos frescos y espontáneos pero enjundiosos y cultos, que sirven para hacer un retrato dual del hombre y la mujer, de su distinta percepción de la realidad, de su implicación o distanciamiento frente al problema sentimental.

Excelente el trabajo interpretativo de Juliette Binoche —premiada en Cannes—, con un asombroso despliegue de recursos para dar vida a tres mujeres en una, para arrastrar al británico Shimell a pasar de escéptico teórico del arte a marido comprometido o dubitativo. Espejos, pinturas y distancias en su paseo por las calles que encierran un profundo significado de lo que ocurre en el corazón de esta pareja y que recuerda a aquella otra inmortalizada por Ingrid Bergman y George Sanders bajo la batuta de Roberto Rossellini en “Te querré siempre” (1954). Una película minimalista sobre la realidad y su representación, sobre el amor verdadero y sobre el pretendido, sobre el paso del tiempo y sobre el espectador que lo ve encarnado en esa pareja que le interpela con sus miradas a cámara. Una joya del cine para ver varias veces porque la realidad que muestra no se agota con la primera, para disfrutar de cada plano, de cada gesto y de cada frase… porque todo es original, o al menos una copia perfecta.

Calificación: 9/10

En las imágenes: Fotogramas de “Copia certificada” – Copyright © 2010 Bibi Film y France 3 Cinéma. Distribuida en España por Wanda Visión. Todos los derechos reservados.



Escribe tu comentario

AVISO: Su publicación no es inmediata, los comentarios están sujetos a moderación. La opinión de cada comentarista es personal y no representa la de LaButaca.net.

(obligatorio)

(obligatorio; no se mostrará)



26 - Johanzx - 14:07 - 10.03.15

*****************SPOILERS**************Por los que preguntan por el final, el protagonsta está meando mientras se ven de fondo las campanas que estan sonando, supongo que dan las 9 horas, hora en que tenia que coger el tren, i está claro lo pierde, o es una metáfora ? Suerte que pille la peli en la biblioteca, la devolveré y seguro que estará tiempo en la estantería. No me importa que la película tenga su punto metafórico, pero cuando se hace metáfora de la metáfora ya cansa un poco, no sabes por donde pillarla, aunque siempre hay interpretaciones que cuando las lees parecen convincentes. A mi la peli me ha aburrido y el final me parece ñoño.



25 - Xavier - 17:36 - 31.10.14

Me pareció pretenciosa y francamente aburrida, un chiste largo, una anécdota que podría explicarse en dos minutos y que se alarga insufriblemente toda la película.



24 - guayismos los justos - 22:26 - 04.12.11

Vaya horror de película…



23 - Nicolás Luco - 17:36 - 20.11.11

Que estupenda critica!



22 - Pía - 6:32 - 13.11.11

Me encantó la crítica y la película también.



21 - sil - 20:00 - 17.09.11

Curioso… algunos lo califican de “bodrio” contraponiendo a lo que dice el crítico: “obra maestra”, y… a propósito del tema de la película esto viene muy bien, ya que hablan sobre el “arte” y el arte NO ES entretenimiento. Por lo tanto, está bien que esta película sea para contemplar, para pensar, pero jamás para “entretener”.
Esto es lo que yo vi: la mujer tiene una visión diferente al escritor, desde que leyó su libro, por eso lo buscó, por eso se mostró tan desafiante con él desde un principio, ella intenta mostrarle su teoría con palabras, pero poco a poco, casi de casualidad, comienzan a jugar un juego de roles que los va llevando a “recrear”, a representar sus propias vidas, que no es más que un invento. Un doble invento, el primero es la pelicula misma, que NO ES UN ORIGINAL de la historia, sino su representación, y luego otra representación dentro de ella, a plena conciencia de que ésta sí es una copia, como si la película misma no lo fuera. En sí, todo el film es una metáfora que muestra el juego, de las representaciones. Quien parece ir ganando en la demostración de su teoría al final es la mujer, recrea su pasado a la vez que lo cuenta con una nueva mirada, y él caerá al final en la trampa de ese juego, cuando se enfrente a su propia copia (en el espejo) en la escena final. Los testigos, los actores secundarios, todos aportan su visión y van conformando una historia nueva, que no es la real, pero que más da, lo que importa es que ellos así lo crean: como cuando la madre le dice al hijo que esa estatua que están viendo es el verdadero David…
Por todo esto estoy mas que de acuerdo con esta frase… “cuando el amor mejora el original”, el valor está en los ojos de quien mira, y por esto mismo esta película tendrá tantas interpretaciones como espectadores, el que unos digan que se trata de una obra maestra y que otros digan que es un bodrio, allí radica su grandísimo valor.



20 - griffin - 0:54 - 21.08.11

Buena crítica. Y excelente película, el gran hallazgo es contar 15 años de historia de una pareja de forma lineal, sin saltos en el tiempo ni flashbacks, todo de una forma créíble y armoniosa.



19 - sergio - 9:13 - 08.08.11

no la entendí. ¿ella está muerta?



18 - Ignasi - 20:21 - 11.05.11

Me interesó en principio sobre todo por la discusión inicial en torno al original y la copia, los límites lábiles entre ambas realidades y las convenciones culturales en torno al culto al original, a su supuesto valor aurático; pero me parece magistral la manera de deslizar estas cuestiones teóricas a la vivencia pasional, al simulacro y la representación de la vida y de las relaciones: el desconcierto del cambio de papeles, de la relación incipiente e insinuante al matrimonio consolidado y desgastado me ha parecido interesante como tema literario pero fascinante en su tratamiento cinematográfico, con una metamorfosis que se opera en los personajes en un mismo escenario confiando su credibilidad a las dotes interpretativas en un escenario histórico, Lucignano, que podría ser un “original-falso” en su propia recreación como escenario apropiado por el turismo de masas.



17 - sergio - 16:09 - 11.05.11

La verdad, estoy en el tren y viendola en este momento y la verdad prefiero mirar por la ventana. guion malisimo, aburrido y la verdad bastante absurdo, en cuanto a las interpetracioines, no comenatrios… la verdad, no entiedo ¿ porque hacen estas peliculas ? que cosa mas mala!



16 - gerge - 3:04 - 29.04.11

Johan sos un resentido!



15 - Joan - 0:38 - 04.04.11

Aviso a los espectadores incautos!
Armaros de valor y disfrutad de vuestra soledad porque “copia certificada” merece eso y mucho más.
No importa que hayan carreras de guión en universidades para formar a los futuros y verdaderos guionistas. No importa que algunos escritores se dejen la piel para retratar “cinematográficamente” la vida,es decir, DRAMATIZARLA. Dónde haya un director que se pase por el forro de los co#”nes cualquier pauta siempre habrán gafapastas dispuestos a defenderle a capa y espada.
Seamos sinceros, “un buen año” parte exactamente de la misma sinopsis para desarrollar verdaderamente una HISTORIA dramatizada. Y el guionista sudó sangre para conseguirlo.
A no!? Que se trata de Abbas? !Claro!entonces no hace falta! Cojo una cámara, cuatro planos secuencia y un par de diálogos eruditos y lo dilato hasta 1h45min. para disfrute de los cinéfilos. Cuánto daño puede hacer la no-trama mal realizada…



14 - gerge - 6:46 - 19.02.11

Me compré tu libro de Kielowski.



13 - gustavo - 12:08 - 17.02.11

Me sentó muy bien( la película). Salí sonriendo, con ganas de hablar de ella ( de la película). Y con forme pasa el tiempo, la recuerdo con mejor opinión. 9 sobre 10



12 - gerge - 21:03 - 07.02.11

Puede ser que no sea una obra maestra, pero tomadura de pelo? Es que nunca vieron una pelicula en su vida?
Esta es una muy buena pelicula, no la mejor del mundo pero tiene sus cualidades. No sean amargados, ni resentidos, porque no abren su corazon y disfrutan!



11 - Assumpta - 13:29 - 30.01.11

Me ha parecido un bodrio insufrible, una pelicula sin sentido, inconexa, dejando todos los cabos sueltos. Me recuerda la época en que íbamos a ver películas de arte y ensayo y, aunque no entendíamos nada, a todos nos parecían maravillosas (o eso decíamos). Me parece un insulto al 7ºarte, hablar de una obra maestra poliédrica y profunda. Creo que, algunos directores,a veces se pasan. Para mi ha sido una tomadura de pelo. Muy buena la interpretación de Binoche y bastante “pasmao” Shimell, fuera el que fuera su papel.



10 - vivi - 19:18 - 16.12.10

Bueno no creo que sea una tomadura de pelo, porque primero hay que tener en cuenta algo muy importante si te sientas a ver una película de ABBAS, ya sabes a qué tipo de Director vas a ver o más o menos te imaginas que tipo de peli hace este director si es que tienen conocimiento, pero está claro que si puede a la critica de bueno o malo. A mí me encanta este Director y la verdad me pareció una buena película que habrá que mirarla varias veces, y lo que más me gusto poder verla en todos esos idioma. Por supuesto que también pienso que este dialogo esta en un nivel alto como los mismos protagonistas que interpretan esta película y cuando me refiero a un nivel alto, no quiero decir para nada que es mejor, simplemente en su línea…



9 - Alberto - 9:06 - 08.12.10

Mi opinión está más cerca de quienes hablan de tomadura de pelo, y debo añadir que no entiendo ni disfruto con este tipo de cine. Y éso cuando Binoche está en la pantalla me deja perplejo, jamás me había pasado con ella. Me aburrí solemnemente.



8 - Pablo - 16:56 - 20.11.10

dos pijas en crisis, dialogos paranormales que no existen ni en el cine.. de juzgado de guardia, se quedan con el expectador tomadura de pelo , lo salvable… nada un bodrio



7 - Jorge - 0:34 - 13.11.10

Hace años que no veo tanto contenido con tan pocos recursos. Me hace recordar un poco al cine de Bergman en donde el dialogo y la direccion alcanzan para crear una obra maestra, ejemplo “Despues del ensayo”



6 - Chechu - 18:24 - 12.11.10

Una enorme tomadura de pelo. Que alguien califique ésto de obra maestra me hace dudar de que pertenezcamos a la misma especie.



5 - PILAR - 8:43 - 06.11.10

La vi el día del estreno y como siempre en versión original.
Los actores son magníficos pero hice lo que no recuerdo haberlo hecho antes:irme del cine media hora antes del final.
Me perdí en los diálogos .Pesada e inconexa.
Quizá en versión original sea mejor



4 - luis - 12:04 - 05.11.10

La verdad, la mentida, lo verdadero, lo falso, realidad y ficción, forman parte de una misma moneda, una falsedad repetida muchas veces se convierte en una verdad, la visión del hombre, la visión de la mujer…
Este es el punto de partida en el que Abbas Kiarostmi nos sumerge en el encuentro entre dos personajes antagonistas pero irremediablemente abocados al dialogo. La película tiene un fondo solido, intelectual, social y humano irreprochable, otra cosa es la obra en sí, el resultado.
La ejecución de todo ello resulta a ratos árida, a ratos aburrida y finalmente decepcionante. La película está llena de discusiones intelectuales y a pesar de tener buenas imágenes de la Toscana, uno se encuentra sumergido en este toma y daca, interesante, pero que sinceramente, podría haber sido un libro y no nos hubiéramos perdido nada. La película ofrece algunas metáforas visuales, pero peca de verborrea, y a la vez de dejar cabos sueltos e incógnitas, que para mí no son más que una pretensión del director, como diciendo…ahí os dejo eso.
Bueno, aunque parezca que aborrezco la película con todas mis entrañas, tampoco está tan mal, por contraste con el cine americano, lleno de tópicos, de escenas realizadas a piñón fijo y argumentos estándar, le podemos dar unos puntos por hacernos ver el mundo de una manera diferente pero a la vez más “real”.
Por otro lado tenemos a Juliette Binoche, mejor actriz en Cannes por esta actuación, que tal vez no consiga levantar la película, pero que al menos llena la pantalla con su saber hacer. De William Shimell poco podemos decir, pues no sabemos si la rigidez de su personaje y su actuación son una misma cosa. Pero lo mejor de la película, y que el espectador agradece entre tanta verborrea dual, son los actores secundarios, el hijo, Adrian Moore, simpático pequeño cabroncete; la dueña del café, Gianna Giachetti; los dos turistas de la plaza y la pareja de novios, refrescantes .
Punto y aparte debe ser versión doblada, pues en la película se hablan tres idiomas sin solución de continuidad, los mismos personajes pasan del francés al inglés y al italiano…no tengo la ni idea de cómo lo harán para que no se pierda nada – o simplemente se lo cargaran todo y ¡hala! todo en castellano.
En definitiva una película que se deja ver, aunque a los que estén enganchados al cine “made in usa” les parecerá un crimen.

Saludos.



3 - josu - 22:35 - 03.11.10

Me considero un gran consumidor de peliculas. Lo de cinefilo, seguro que me queda grande. Pero darle un 9 a esta cinta y otorgarle un tratamiento de obra maestra, supera mi comprension. Admito que es diferente y original, pero a mi me ha resultado pesada. Vamos: que me ha aburrido.



2 - Jordi Revert - 13:30 - 02.11.10

Buena crítica, Julio. Mis felicitaciones.



1 - José Humberto - 19:02 - 01.11.10

Para algunos será una obra maestra y para otros una inmensa tomadura de pelo. Probablemente sea un poco de todo. La metáfora que encierra la película es interesante y hay escenas de gran calidad (la del café, por ejemplo), pero es muy premiosa (véase la subida a la tercera planta del Hotel por parte del protagonista) y el final…ya ni me acuerdo, si es que había final.



1


Resident Evil: El capítulo finalManchester frente al marMúltipleLa ciudad de las estrellas: La La Land

Resident Evil: El capítulo final
Manchester frente al mar

LionFiguras ocultasxXx: ReactivatedVivir de noche
Los del túnelContratiempo - película¡Canta! - películaPassengers

Múltiple
La La Land
Lion
Figuras ocultas
Ballerina
xXx: Reactivated
Vivir de noche
Contratiempo
¡Canta!
Los del túnel
Silencio
Solo el fin del mundo
Underworld: Guerras de sangre
¿Tenía que ser él?
Proyecto Lázaro
La autopsia de Jane Doe
La tortuga roja
Passengers
Comanchería
Rogue One: Una historia de Star Wars
Hasta el último hombre
La llegada (Arrival)
Animales nocturnos
Un monstruo viene a verme
Vaiana
 
Web de cine Más secciones Archivo de películas Facebook          Twitter                          
Actualidad:  Resident Evil: El capítulo final | Manchester frente al mar | Múltiple | La La Land | Lion | Figuras ocultas | Vivir de noche

© LABUTACA.NET - Orba, 12, 8 - 46910 Benetússer, Valencia, España - E-mail: redaccion@labutaca.net
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Prohibida la reproducción de los contenidos de este sitio sin consentimiento expreso de sus propietarios. Todos los derechos reservados.