Síguenos

«Copito de Nieve»: Pánico en el zoo

Críticas

«Copito de Nieve»: Pánico en el zoo

Más allá de su posible atractivo como arma de embelesamiento de los pequeños de la casa en este periodo navideño, la película resulta bastante limitada, con una integración digital realmente pobre y un desarrollo sin interés.

Años 60. Un gorila blanco llega al zoo de Barcelona, ganándose rápidamente el corazón de los niños y los no tan niños. Otra cosa es su relación con el resto de inquilinos del recinto, que le ven como un bicho raro. Una vez más, reconocemos el esfuerzo de Julio Fernández por mantener viva la llama de Filmax como una empresa multifuncional que busca ofrecer al público español todo tipo de producciones, pero la verdad es que “Copito de Nieve” (ver tráiler) no tiene mucho que ofrecer desde sus limitaciones técnicas, más aún en los tiempos de esplendor animado que vivimos. Tampoco hay que compararse con Pixar o DreamWorks, pero hombre…

«La selva es un lugar peligroso para él; se le ve demasiado». Lo nuevo de Andrés G. Schaer es tan pobre visualmente en la integración digital de los animales en el entorno real ─flotan en contacto con los actores de carne y hueso, la imagen se atranca cuando corren, no tienen volumen alguno, donde pisan el suelo no se mueve, donde se apoyan no hay reacción física…─ que no se acaba de entender por qué no se ha rodado la propuesta completamente como una cinta de animación normal y corriente. Pero bueno, más allá de que los reyes de la casa disfrutarán contemplando al simio y sus colegas, por otra parte didácticamente útiles para el palco más impúber ─los mensajes sobre la aceptación del otro y las maravillas de la individualidad se suceden─, al menos ciertos aspectos técnicos no están mal.

Y es que la fotografía es limpia, y la dirección artística es bastante simpática en su concepto general ─aunque parte del atrezo huele demasiado a plástico─, un viaje a una España de colorines que luce con decencia lo que progresivamente se convierte en una ingenua postal de Barcelona, rodada en catalán y tristemente doblada al castellano. Pere Ponce se abandona al histrión alelado de su Luc de Sac (?), Elsa Pataky, a lo suyo, y Mercè Comes, Rosa Boladeras y Félix Pons, tres cuartos de lo mismo; Claudia Abate y Joan Sullà lo habrán pasado bien, como niños que son participando en un rodaje de tono infantil. Y nada más se puede decir de este “Copito de Nieve”, salvo que poco va a aportar al recuerdo del animal que la ha inspirado. 

Calificación: 3/10


Imágenes de “Copito de Nieve”, película distribuida en España por Filmax © 2011 Castelao, Filmax, MUF Animation y Utopía Global. Todos los derechos reservados.

Continue Reading
Publicidad

Novedades destacadas

Subir