Síguenos

«Country strong»: Canciones para un infierno tibio

Críticas

«Country strong»: Canciones para un infierno tibio

Ficha película Country strongSinopsis Country strongCartel Country strongImágenes Country strongTráiler Country strongEscenas Country strong
Previa estreno Country strongCríticas Country strongComentarios Country strong

«Country strong» flaquea en un guión errático. Los precipicios emocionales no lo son tanto, los romances se hacen y deshacen sin convicción, y el ego sobre el escenario o la ambición de la industria quedan diluidos en la música country.

Shana Feste no nos descubre nada nuevo en «Country strong» (ver tráiler y escenas), en línea directa con «En la cuerda floja» (James Mangold, 2005) y «Corazón rebelde» (Scott Cooper, 2009), pero sin su fuerza dramática y con menor calidad interpretativa. Asistimos a otra bajada a los infiernos emocionales de una estrella de la canción, aquí una Kelly Canter sumida en la depresión y en el alcohol tras la muerte del bebé que esperaba. Empujada por su marido y promotor James, sale de la clínica de rehabilitación antes de tiempo para emprender una gira en compañía de dos teloneros, uno de ellos también su amante.

Aceptable como repaso a los números musicales de la cantante country pero endeble en su estructura dramática, la película busca atrapar al espectador con dos historias de amor, y esquiva en varias ocasiones su deriva hacia el videoclip. Sin embargo, falta intensidad al drama de Kelly y no cuajan los momentos románticos, quizá porque tanto James como Beau Hutton —Tim McGraw y Garrett Hedlund respectivamente— permanecen excesivamente cerebrales y contenidos, convencidos de que la fama y la felicidad no pueden ir de la mano. No basta con que haya botellas de alcohol y arrebatos desesperados para que la cinta se empape de una tensión que aquí resulta artificiosa, y en cambio abundan los tópicos de vaqueros enamorados de sus guitarras, de carreteras que hablan de la dureza de la vida y de estrellas que deambulan entre el éxito y el amor.

En «Country strong» flaquea el guión, tan errático como su protagonista, sin que el pasado quede reflejado con fuerza en un presente patético en el camerino, vitalista sobre el escenario. La gira no está bien vinculada emocionalmente a aquella primera actuación de Dallas, como no lo está la segunda con el desenlace, que llega de sopetón para todos menos para Beau Hutton. Más interés hubiera tenido la figura de Chiles Stanton como estrella titubeante en ciernes, versión juvenil de aquella otra en caída libre, y de James como su descubridor, engatusador y mercantilista. Pero tampoco ese aspecto está bien explotado por la directora, que opta por un final complaciente donde el amor se impone a la fama.

Por eso, están más conseguidas las interpretaciones musicales que las dramáticas, y de ahí la nominación al Oscar® a la Mejor Canción Original para Coming home. Los precipicios emocionales no lo son tanto, los romances se hacen y deshacen sin convicción, y el ego sobre el escenario o la ambición en el seno de la industria quedan diluidos en la música country. Por otra parte, el dúo que interpretan Leighton Meester y Garrett Hedlund recuerda al de Reese Witherspoon y Joaquin Phoenix, pero salen perdiendo en la comparación porque están muy lejos de la frescura y sintonía de la pareja de “En la cuerda floja”. Aunque las canciones sean buenas y se escuchen con gusto, aunque el esfuerzo de Gwyneth Paltrow resulte loable y no cante nada mal, no es suficiente para sostener un drama que difícilmente consigue llegar al espectador, que se tendrá que conformar con la música sin esperar que la fama o el amor triunfen sobre la pantalla.

Calificación: 5/10

Imágenes de “Country strong”, película distribuida por Sony Pictures Releasing de España © 2010 Screen Gems y Material Pictures. Todos los derechos reservados.

Continue Reading
Publicidad

Novedades destacadas

Guía de películas

A B C D E F G H I J K L M N O P Q R S T U V W X Y Z 1
Subir