Síguenos

«Cruce de caminos»: La energía que todo lo mueve

Críticas

«Cruce de caminos»: La energía que todo lo mueve

Derek Cianfrance regresa con un desgarrador drama relacional acerca de la influencia de unos en la vida de otros. Intensa, extensa, notable propuesta a pesar de su excesiva ambición.

Luke (Ryan Gosling) vive prácticamente como un vagabundo. De las ramificaciones de sus actos otras vidas se verán afectadas, para bien o para mal. Tras la colosal “Blue Valentine” (2010), Derek Cianfrance vuelve a hablar de amores desgarrados a lo largo de un amplio período de tiempo en “Cruce de caminos” (ver tráiler) ─adaptación insulsa y vacía del original  “The place beyond the pines”, “el lugar más allá de los pinos”─, drama en esta ocasión más coral que encuentra en sus propias ambiciones la traba principal para no alcanzar la grandeza de su trabajo anterior. Es notable y muy recomendable, desde luego, menos para aquellos alérgicos a las producciones extensas: 140 minutos, y eso que el trabajo de edición de Jim Helton y Ron Patane aligera narrativamente el conjunto.

Ryan Gosling en "Cruce de caminos"

«Tienes que usar tus habilidades. Son únicas». Ambientada en una pequeña localidad convertida en microcosmos en el que los juegos de poder, ambiciones y emociones son perceptibles como ejemplo a escala de verdades y pulsiones universales, la historia tira y afloja entre una maraña de personajes a los que se procura no juzgar pese a que todo orbita en torno a los pecados y defectos de forma que heredamos de modo inevitable. En el fondo es lo de siempre: todos somos personas. Pero el frío con el que los (en buena medida sencillos y previsibles) acontecimientos se desarrollan abre el camino a una calmada honestidad general, una mansa inquietud subrayada por un espectro técnico estupendo pese a sus coqueteos con lo mesiánico ─la banda sonora es un buen ejemplo─.

Eva Mendes en "Cruce de caminos"

Y Cianfrance se confirma como un buen exprimidor de actores. No ya por Ryan Gosling, siempre capaz de partir en dos la pantalla sin prácticamente mover un músculo de la cara, sino por el jugo que saca de una fantástica Eva Mendes y un Bradley Cooper a quien hay que reconocer el esfuerzo que realiza a la hora de equilibrar su filmografía. Si junto al trío pululan Ray Liotta, Bruce Greenwood, Rose Byrne, Harris Yulin, Ben Mendelsohn ─enorme─ y dos chavales como Dane DeHaan y Emory Cohen que materializan el pesar, el desnorte y la falta de identidad propia de parte de la juventud yanqui, no podemos sino rendirnos a la tentación de visitar ese lugar que está más allá de los pinos. Un lugar que conocemos todos, algunos por haber estado ya y otros porque en algún momento habrán de hacerlo… quieran o no.

Calificación: 7/10 

Imágenes de “Cruce de caminos” © 2013 Hunting Lane Films, Pines Productions, Sidney Kimmel Entertainment y Silverwood Films. Todos los derechos reservados.

Continue Reading
Subir