Síguenos

«Dead snow»: Zombis nazis

Críticas

«Dead snow»: Zombis nazis

Un batallón de soldados alemanes emerge de la nieve austríaca para aguar la fiesta a un grupo de chavales en esta propuesta divertida, irreverente y palomitera de Tommy Wirkola. El género zombi, a la carga con fuerzas siempre renovadas.

Tres chicos y tres chicas, un espectacular paraje nevado, una acogedora cabaña… parece el plan perfecto para un fin de semana, pero no lo será en absoluto cuando un pútrido batallón de soldados alemanes de la Segunda Guerra Mundial se alce para pasar por el cuchillo a la incauta muchachada. Si hay algo de lo que sabe y mucho el género fanterrorífico es de la mixtura genérico/temática, del revuelto simbólico y del vapuleo inmisericorde, descacharrante y sanamente necesario de mitos, leyendas y tabús de ayer, hoy y siempre. Y una de las mejores muestras recientes es esta “Dead snow” con la que Tommy Wirkola ha traído la más palomitera de las irreverencias a la XX Semana de Cine Fantástico y de Terror de San Sebastián, cita siempre deseosa de propuestas vociferantes y psicotrónicas, máxime si vienen reforzadas por el exotismo de Noruega, país de origen de la cinta y poco proclive a tan deliciosos excesos.

Dead snow-jose-1

Generacionalmente ajena a cualquier polémica generada por la puesta en escena de los villanos de la película, estamos ante un gamberro festival splatter que recoge la exageración cómica de clásicos como “Posesión infernal” unida a las delicias del slasher al uso, con un grupo de chavales (bueno, no tanto) prescindibles, presentados de manera plana como mero trámite a que sean ajusticiados de manera inmisericorde por parte de los soldados nazis, extraordinariamente capaces a la hora de mantener la disciplina castrense aún cuando la putrefacción castiga sus cuerpos de manera persistente. Irresistiblemente atractiva, la tumefacta iconografía militar contrasta de manera fascinante e hilarante con un entorno blanco, puro, embriagador, que será testigo de una atípica batalla en la que algunos de los vivos plantarán cara con acierto a los muertos a lo largo de una trama rápida y volátil, rodada y presentada con celeridad y acierto buscando un entretenimiento certero y agradecido.

Dead snow-jose-2

Lo suficientemente gore como para provocar contundentes carcajadas por parte del espectador acostumbrado a las lindezas de la sangre bufa, pero equilibrada en la presentación de la violencia como herramienta laxante y evasiva, “Dead snow” supura mala leche a ambos lados de la contienda, atestada de clichés asumidos con naturalidad y capaz de exprimir al máximo sus modestias presupuestarias. Bizarra, trash incluso en algunos compases transitorios, cuenta con actuaciones lo bastante correctas como para ser valoradas y agradecer el encono con el que algunos de los miembros del reparto aceptan su función y disposición de meros envoltorios de vísceras y tripámenes varios que serán en su mayoría expuestos a la luz del sol, chorreando líquidos y fluidos que potencian sus brillos y cromatismos en contraste con la pureza gélida que les acoge, rodea y somete. Una propuesta que invita a posteriores revisiones desenfadadas y en compañía, una celebración de género que espanta demonios globales estirando hasta límites insospechados la capacidad de los más trágicos episodios de la Historia para reencontrarse con la audiencia de manera alegre y renovadora. No está nada mal.

Calificación: 7/10

En las imágenes: Fotogramas de “Dead snow” © 2009 Yellow Bastard Production, News On Request y Euforia Film. Todos los derechos reservados.

Continue Reading
Publicidad

Subir