Síguenos

«Destino final 5»: Polvo en el viento

Críticas

«Destino final 5»: Polvo en el viento

La Parca vuelve a la carga por quinta vez, en una entrega que afortunadamente recupera el tono tras el ponzoñoso y vergonzante cuarto capítulo de la serie. Más muertes rocambolescas, humor chungo, actores malos y 3D a tutiplén.

Un grupo de trabajadores de la empresa Presagio (?) sobrevive a un tremebundo accidente en un gigantesco puente colgante. De momento. Tras la vergonzante cuarta entrega sufrida hace un par de años, la Parca vuelve a la carga en “Destino final 5” (ver tráiler), nuevo festival de rocambolescas carambolas mortíferas para deleite de un palco teen que, abrazado a su bol de palomitas, disfrutará de un límpido y jovial carrusel tridimensional ─una herramienta que se abraza aquí con evidente y funcional justificación desde los mismos créditos iniciales─ en un regular pero eficiente ejercicio de terror veraniego industrial que, por lo menos, recupera el tono de las primeras hermanas de la saga bajo la dirección de Steven Quale. Menos mal.

«Hay una arruga en la realidad. Y la arruga sois vosotros». Si bien el guion de Eric Heisserer y Gary Dauberman redunda una vez más en recursos agotados hace ya mucho tiempo ─las cavilaciones en torno a lo que sucede, las pistas falsas, un ritmo aplastado, la epatante obviedad de los acontecimientos…─, al menos se esfuerza en supurar una mala baba necesaria para potenciar el morboso placer de ver pasar a mejor vida a los atontados protagonistas; así, lo enrevesado de algunos crímenes ─especialmente el primero─ sostiene el escueto metraje lo suficiente como para dejarse llevar por una puesta en escena sencilla, desde luego, pero suficientemente sanguinolenta, explícita y grimosa. Y ofrece apuntes oscuros sobre los caminos para esquivar la malaventura a costa del prójimo, abriendo posibilidades de cara a lo que esté por llegar en función de lo que diga la taquilla.

Además, no falta un saludable humor que cabalga entre lo sarnoso y lo puramente extra cinematográfico, subrepticias interpelaciones al palco incluido, así como guiños al fan de la franquicia coronados por un final tan sorprendente como satisfactorio. Mención aparte merece, eso sí, otro de los elementos consustanciales al serial conforme ha ido avanzando/retrocediendo: un grupo de actores tan horripilosos ─¿o tan mal dirigidos?─ que se delata incapaz incluso de actuar rodeado de cromas, como demuestra la espectacular secuencia inicial. Salvamos, obviamente, al ácido David Koechner y al icónico Tony Todd, este último convertido ya en recurso ineludible para que los mocetones se percaten de que quien viene a por ellos es la mismísima Muerte, Muerte, Muerte. Qué miedito… y qué risa. Todos somos polvo en el viento.

Calificación: 5/10


Imágenes de “Destino final 5″, película distribuida en España por Warner Bros. Pictures International España © 2011 Jellystone Films y New Line Cinema. Todos los derechos reservados.

Continue Reading
Subir