“Divorcio a la finlandesa”: Escenas de matrimonio

Escrito por el 09.09.11 a las 11:17

“Divorcio a la finlandesa” tiende a la pantomima estridente y a la falta de sutileza. Mika Kaurismäki firma una comedia llena de secundarios y subtramas chirriantes, en busca de un retrato de la otra cara de la sociedad finlandesa.

De infrecuente presencia en nuestra cartelera, el cine finlandés sólo acostumbra a recibir una mínima atención cuando el apellido firmante es Kaurismäki. En esta ocasión, es Mika Kaurismäki, hermano mayor del aclamado Aki, quien cuela —eso sí, con dos años de retraso— esta “Divorcio a la finlandesa” (ver tráiler), reproducción llevada al paroxismo de los esquemas de la comedia a costa de las miserias del matrimonio y la guerra abierta entre cónyuges, ésa que encontrara una mejor definición en los términos de “La guerra de los Rose” (Danny DeVito, 1989) o “Sr. y Sra. Smith” (Doug Liman, 2005).

Lejos de toda sutileza o toda intención de armonizar la comedia post-felicidad matrimonial con ese fresco basura que la cinta propone de la cara b de la sociedad finlandesa —proxenetas, mafiosos, prostitutas, embaucadores y padres y madres ausentes, todo queda en familia—, “Divorcio a la finlandesa” no tarda en descubrir sus armas: la bilis y la hipérbole como vehículo que saca a la luz los trapos sucios de la pareja en desintegración, la humillación y crueldad en violento crescendo al que asisten atónitos invitados de excepción, y entendamos excepción como secundarios tan improbables como de usar y tirar. En otras palabras, una maraña de personajes y subtramas prescindibles que hacen honor a su condición de objeto de los intereses del matrimonio protagonista. Como si un público no invitado asistiera a una disección en canal del fracaso marital digna de Ingmar Bergman, pero con la estridencia e inocuidad de un sketch de “Escenas de matrimonio” (2007-2010).

En la que es quizá la escena más conseguida de la película, el variopinto grupo de personajes sentados a la mesa, inicia un brindis encadenado que termina con un violento choque de copas entre los todavía marido y mujer. El momento, uno de los escasos oasis de agudeza en medio de tremendas dosis de aspavientos y comedia ligera —con su correspondiente abuso de la música incidental—, significa mejor que ningún otro el desequilibrio mayor del que adolece la obra: el chirriante desencuentro entre formas poco limadas, incluso descuidadas —el guirigay que es clímax compite con una conclusión torpe y abrupta—, y temas de desacorde trascendencia en torno a las relaciones humanas.

Calificación: 5/10


En las imágenes: Fotogramas de “Divorcio a la finlandesa”, película distribuida en España por Aquelarre Cine © 2009 Mainostelevisio y Marianna Films. Todos los derechos reservados.



Escribe tu comentario

AVISO: Su publicación no es inmediata, los comentarios están sujetos a moderación. La opinión de cada comentarista es personal y no representa la de LaButaca.net.

(obligatorio)

(obligatorio; no se mostrará)



1

 
Novedades Secciones Enlaces Facebook     Twitter     Instagram                   
Destacado:  Una semana de auténticos gigantes: Polanski, Gilliam, Kubrick y Camarón

© LABUTACA.NET - C/ Orba, 12, 8 - 46910 Benetússer, Valencia, España - E-mail: redaccion@labutaca.net
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Prohibida la reproducción de los contenidos de este sitio sin consentimiento expreso de sus propietarios. Todos los derechos reservados.