“Donde viven los monstruos”: La bestia que habita en mí

Escrito por el 21.12.09 a las 19:20

Fábula sobre los miedos y la soledad de la infancia en un mundo en que el individualismo hace mella en la sociedad dejando a los niños desamparados. Entrañable y perturbadora, está llamada a convertirse en una referencia.

La inocencia infantil está en baja. O al menos, una determinada concepción de la inocencia que nos venía a decir que los niños son buenos por naturaleza, que sólo les guía la bondad y que únicamente hacen el bien. Y sin embargo, cada vez son más las cintas que vienen a decirnos otra cosa: que, en un momento en el que el individualismo hace mella en la sociedad, los niños no son ajenos a los momentos de confusión y necesidad de afecto que nos acechan a los adultos, con el agravante de que carecen de los asideros que sus mayores son capaces de utilizar para sobrellevar los problemas del día a día. Ellos, en cambio, parecen estar especialmente solos, y la frustración, el deseo de ser queridos a toda costa, de ser reconocidos por  unos adultos demasiado ocupados, termina pasándoles factura.

De todo ello habla Spike Jonze en “Donde viven los monstruos”, la película que cierra un año en el que han abundado los niños de este tipo (la Coraline de “Los mundos de Coraline”, el protagonista de “Déjame entrar”…), y lo hace con la que es, probablemente, la entrega más profunda, más simbólica, más entregada a los códigos de ese mismo mundo infantil que muchos dicen reflejar pero pocos parecen entender como el director de “Cómo ser John Malkovich”. Porque, bajo la aparente sencillez de una historia que, de hecho, proviene de un libro sin apenas texto, “Donde viven los monstruos” ofrece imágenes perturbadoras, incluso incómodas, pero en todo caso llenas de la extraña poesía que puede surgir en esa estrecha línea que separa la belleza de la fealdad, el amor más absoluto de la rabia más extrema, el deseo de estar siempre junto a otros de la necesidad de construirse un refugio en el que no tener que ser lo que los otros quieren.

En ese terreno limítrofe, y por eso casi inaprensible, es por donde se deslizan los fotogramas de la película, que cogerá con el paso cambiado a muchos padres despistados que lleven a sus hijos a verla. De hecho, cabe incluso la duda de si la historia de cómo el niño interpretado por Max Records se escapa hasta una isla donde habita un grupo de monstruos tristes que, en cierta forma, simbolizan lo que pasaría si los instintos infantiles se pudieran desarrollar sin ninguna cortapisa, sin concesión alguna a las normas de convivencia, interpela verdaderamente a los más pequeños: porque lo verdaderamente prodigioso de “Donde viven los monstruos” es que obliga a reconocer esos impulsos en nuestro interior, en la razón última de muchos de nuestros comportamientos.

Algo que Spike Jonze sabe, además, potenciar con elecciones de casting tan soberbias como la de James Gandolfini, el eterno Tony Soprano de la televisión, en la voz del gigante Carol, un ser a ratos entrañable pero profundamente peligroso por sus ataques de furia producidos por su irreparable sensación de soledad. Y es que sólo un verdadero genio puede ser capaz de encontrar conexiones tan profundas, de abrir tantos interrogantes y de entregar una experiencia cinematográfica única, incomparable a ninguna otra vista hasta ahora, y que, no nos engañemos, dejará fuera de su juego a muchos. Pero no hay arbitrariedad alguna en sus imágenes, ni una mera sucesión de momentos friquis: “Donde viven los monstruos” está llamada a convertirse en referencia, y la capacidad de perturbación de muchas de sus escenas seguirá sin dejar indiferente a otros tantos espectadores en las próximas décadas. Cuando quizá otras propuestas de Jonze pierdan radicalidad con el paso del tiempo, estos monstruos tristes aún seguirán estando plenamente vigentes. Porque, en el fondo, nos hablan de nosotros, y la condición humana no cambia.

Calificación: 9/10

En las imágenes: Escenas de “Donde viven los monstruos” – Copyright © 2009 Warner Bros. Pictures, Legendary Pictures, Village Roadshow Pictures, Playtone y Wild Things. Distribuida en España por Warner Bros. Pictures International España. Todos los derechos reservados.



Escribe tu comentario

AVISO: Su publicación no es inmediata, los comentarios están sujetos a moderación. La opinión de cada comentarista es personal y no representa la de LaButaca.net.

(obligatorio)

(obligatorio; no se mostrará)



5 - rosa - 17:32 - 13.05.10

me la recomendó mi sobrino Jonás (25 años) y al principio pense que él claramente se identificaria con Max, a la mitad de la película ya me identificaba yo(48 años) y al final lloré como una niña; pero viéndola disfruté como una enana.



4 - Sarsamarcuello - 17:17 - 31.03.10

Me ha encantado la cinta, y coincido en buena parte con la crítica. Pero añadiría que me ha parecido una historia especialmente sabrosa por cómo cuenta mucho diciendo poca cosa y por el horizonte tan amplio de significados que sugiere.

Creo que el lugar dónde se encuentra lo salvaje no solo es la infancia como colectivo social, por ser la infancia actual un recorrido especialmente gris entre colegio y videoconsola. Si no también la infancia como etapa vital, ya que a pesar de crecer muchas veces los monstruos continúa agazapados en nuestra infancia pasada, y con frecuencia tiramos de respuestas estereotipadas aprendidas en la infancia para resolver conflictos emocionales. Formas de proceder aprendidas en la selva implacable del patio de colegio. Donde aprendemos a pisar o ser pisados, a aclamar, adular y deponer reyes, a “solventar” inseguridades y soledad con violencia.



3 - Razziel - 3:39 - 05.01.10

Es la mejor reseña que he leído sobre la obra que marcó mi infancia. Hizo rememorar aspectos que consideraba olvidados o guardados entre el polvo de los recuerdos. ¡Felicitaciones!



2 - Donde ya habitaban los monstruos « Los críticos de élite no comen palomitas - 16:31 - 22.12.09

[…] memoria cinéfila. Afortunadamente, el fin de semana tuve la suerte de poder ver una de ellas, Donde viven los monstruos, de Spike Jonze. Una de las adaptaciones más fascinantes que uno haya podido ver en pantalla, a […]



1 - Victor - 20:43 - 21.12.09

Sólo una adjetivo me viene a la cabeza: impagable. Aún me acuerdo de la crítica que se hacía de la película en el diario El País, me quedé atónito leyendo la absurda crítica del autor. Supongo que para gustos los colores pero creo que el autor no había comprendido el mensaje subyacente. Por otra parte, buena crítica la de Miguel A. Delgado. Seguro que en unos años todavía nos acordaremos de esta película.

Un saludo



1

Resident Evil: El capítulo finalManchester frente al marMúltipleLa ciudad de las estrellas: La La Land

Resident Evil: El capítulo final
Manchester frente al mar

LionFiguras ocultasxXx: ReactivatedVivir de noche
Los del túnelContratiempo - película¡Canta! - películaPassengers

Múltiple
La La Land
Lion
Figuras ocultas
Ballerina
xXx: Reactivated
Vivir de noche
Contratiempo
¡Canta!
Los del túnel
Silencio
Solo el fin del mundo
Underworld: Guerras de sangre
¿Tenía que ser él?
Proyecto Lázaro
La autopsia de Jane Doe
La tortuga roja
Passengers
Comanchería
Rogue One: Una historia de Star Wars
Hasta el último hombre
La llegada (Arrival)
Animales nocturnos
Un monstruo viene a verme
Vaiana
 
Vídeos Películas Más cine Facebook     Twitter     Instagram     YouTube                   
Destacados:  Estrenos 17 de noviembre | Seminci de Valladolid | Festival de Sitges | Festival de San Sebastián

© LABUTACA.NET - Orba, 12, 8 - 46910 Benetússer, Valencia, España - E-mail: redaccion@labutaca.net
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Prohibida la reproducción de los contenidos de este sitio sin consentimiento expreso de sus propietarios. Todos los derechos reservados.