“Dos días en Nueva York”: Choque cultural

Escrito por el 17.02.13 a las 17:13

“Dos días en Nueva York” repite esquemas y explota la comedia del choque cultural con menos  ingenio que la primera entrega. Una película ligera que insiste en el chiste racial y el enredo de sitcom, pero que no profundiza en sus personajes.

Lo que a menudo hace tan disfrutable la comedia del choque cultural es el hecho de que, en su mejor versión, ésta funciona en dos sentidos: la dinámica del chiste se basa en el enfrentamiento de tradiciones distintas, usos y costumbres que difieren desde en lo familiar a lo sexual, rutinas sociales que colisionan con mayor o menor posibilidad de conciliación. “2 días en París” (2007), segundo largometraje de la actriz Julie Delpy tras la cámara, apostaba por esa veta del humor, a través de la visita de paso de una pareja franco-estadounidense al hogar y familia parisina de ella. Aunque ligera y reconfortante, Delpy demostraba en aquella película cierta sagacidad para introducir el comentario político y reventar el tabú sin miedo a la grosería. El problema estaba, más bien, en su tendencia a histerizar el estereotipo —la primera comida familiar, los ex novios acosadores— para llegar cuanto antes al corazón de la diferencia cultural como símil del siempre difícil microcosmos de la pareja.

Julie Delpy en Dos días en Nueva York

Atendiendo a ese aspecto bidireccional, resulta más complicado entender las motivaciones de “Dos días en Nueva York” (ver tráiler), suerte de continuación que traslada la misma comedia al contexto que se anunciaba pero quedaba fuera de plano en la primera: la Gran Manzana es el lugar de una nueva relación años más tarde, bajo nuevas condiciones que pasan por hijos de anteriores parejas y la misma urgencia de asentarse emocionalmente del personaje de Delpy. Es la repetición de un esquema hecho para triunfar una vez, sin siquiera poderosas razones para justificar una segunda. El recorrido es prácticamente el mismo, hasta el punto de recuperar a la fuerza algún que otro secundario de saldo —el Manu de Alex Nahon— o corregir y ampliar el malentendido lingüístico y el enredo de sitcom como formas reincidentes que aquí no ayudan precisamente a revisar el mapa sentimental de sus protagonistas. Antes al contrario, la secuela sirve solo para aligerar aún más la crítica implícita en el desencuentro entre nacionalidades, reduciéndose el sustrato político a anecdóticos diálogos del Mingus de Chris Rock con un Obama de cartón, o diluyéndose la paranoia post 11-S que desprendía el Jack de Adam Goldberg en el inocuo progresismo middle-class de ésta.

Chris Rock en Dos días en Nueva York

Así, “Dos días en Nueva York” insiste en el chiste racial y en la familia como convulso hábitat en continua reconfiguración en busca de la felicidad. Cualquier sutileza, sin embargo, se ha desvanecido para ceder el paso a una continuidad escasamente reposada y poco menos que prescindible. En la siempre odiosa comparativa, además, Delpy sería ese denominador común que hace echar de menos la coherencia emocional de “Antes del atardecer” (Richard Linklater, 2004) para con su precedente, o la introducción y conclusión con marionetas esa inferior réplica a la delicada apertura de “Un cuento de Navidad” (Arnaud Desplechin, 2008), cinta mucho más capaz de penetrar en los movedizos terrenos íntimos por los que ésta pasa de puntillas.

Calificación: 5/10

Chris Rock, Dos días en Nueva York, 19220 Albert Delpy, Dos días en Nueva York, Julie Delpy, 19221 Chris Rock, Dos días en Nueva York, Julie Delpy, 19222 Chris Rock, Dos días en Nueva York, Julie Delpy, 19223 Dos días en Nueva York, Julie Delpy, 19224 Chris Rock, Dos días en Nueva York, 19225 Chris Rock, Dos días en Nueva York, Julie Delpy, 19226
Dos días en Nueva York, 19227 Albert Delpy, Dos días en Nueva York, Julie Delpy, 19228 Dos días en Nueva York, Julie Delpy, 19229 Dos días en Nueva York, Julie Delpy, 19230 Chris Rock, Dos días en Nueva York, 19231 Albert Delpy, Chris Rock, Dos días en Nueva York, 19233 Chris Rock, Dos días en Nueva York, Julie Delpy, 19234

Imágenes de “Dos días en Nueva York”, película distribuida en España por Alta Classics © 2012 Polaris Films. Fotos por Nicole Rivelli. Todos los derechos reservados.



Escribe tu comentario

AVISO: Su publicación no es inmediata, los comentarios están sujetos a moderación. La opinión de cada comentarista es personal y no representa la de LaButaca.net.

(obligatorio)

(obligatorio; no se mostrará)



1

VaianaVillaviciosa De Al Lado1898: Los últimos de FilipinasAnimales nocturnos

Vaiana
Villaviciosa De Al Lado
1898: Los últimos de Filipinas
Animales nocturnos
La doncella (The handmaiden)

Aliados (Allied)Marea negraLa reina de EspañaThe neon demon
Animales fantásticos y dónde encontrarlosLa llegadaSully - películaUn monstruo viene a verme
Jack Reacher: Nunca vuelvas atrásNo culpes al karma de lo que te pasa por gilipollasDoctor Strange (Doctor Extraño)Trolls

Animales fantásticos y dónde encontrarlos
La llegada (Arrival)
Aliados
La reina de España
Marea negra
Trolls
Jack Reacher: Nunca vuelvas atrás
No culpes al karma de lo que te pasa...
Sully
Un monstruo viene a verme
Doctor Strange (Doctor Extraño)
The neon demon
Un traidor como los nuestros
100 metros
Ouija: El origen del mal
Que Dios nos perdone
Las furias
La chica del tren
Yo, Daniel Blake
El contable
Inferno
El hogar de Miss Peregrine para niños...
Gimme danger
La fiesta de las salchichas
Mechanic: Resurrection
El hombre de las mil caras
Cigüeñas
Tarde para la ira
Elle
 
Web de cine Más secciones Archivo de películas Facebook          Twitter                          
Actualidad:  Vaiana | Villaviciosa De Al Lado | 1898: Los últimos de Filipinas | Aliados | Animales fantásticos y dónde encontrarlos | La llegada

© LABUTACA.NET - Orba, 12, 8 - 46910 Benetússer, Valencia, España - E-mail: redaccion@labutaca.net
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Prohibida la reproducción de los contenidos de este sitio sin consentimiento expreso de sus propietarios. Todos los derechos reservados.