Síguenos

«Dredd»: Ahora sí

Críticas

«Dredd»: Ahora sí

Dos décadas después de la risible primera aproximación cinematográfica al personaje, Dredd recibe la mejor de las adaptaciones posibles. Una película oscura, violenta, adulta y valiente en la aceptación de los postulados de la viñeta.

En un futuro no muy lejano, la joven Anderson (Olivia Thirlby) es puesta a prueba durante un día en la calle para entrar a formar parte del cuerpo defensor de Mega City Uno: los Jueces. Su evaluación corre a cargo de Dredd (Karl Urban), y lo va a tener difícil cuando entre en acción la mayor traficante de slo-mo de la ciudad, la diabólica Ma-Ma (Lena Headey). Ahora sí: casi veinte años después de la risible aproximación de Danny Cannon al personaje con Sylvester Stallone enfundado en mallas made in Versace, el icono de la viñeta creado por John Wagner y nuestro querido Carlos Ezquerra disfruta de un notable salto al formato cinematográfico. Y es que “Dredd” (ver tráiler) es la mejor de las adaptaciones posibles de un tebeo esencialmente inadaptable en su guerrera y gamberra mordacidad; además, esta película casa mucho mejor ahora, vista nuestra realidad, que aquella pizpireta castaña típica de los años noventa. 

«Nadar o ahogarse. Sumérjala en el infierno». Tanto desde el guion de Alex Garland como desde la puesta en escena de Pete Travis y su equipo la película se aferra a su espíritu de serie B adulta, oscura, ultraviolenta, sucia y desgarrada, en una propuesta valiente que acepta abiertamente el riesgo de trasladar a la pantalla un futuro desesperanzado protagonizado por un ejecutor abiertamente fascista, completamente ajeno a divagaciones y derivaciones morales subjetivas; si bien la paródica exageración del cómic aporta un bestial cinismo estructural que no se refleja aquí totalmente ─más allá de la impertérrita, estoica y pétrea actitud lapidaria de la figura central─, la inteligencia del planteamiento del conjunto ─que sitúa la práctica totalidad de su acción en un entorno cerrado─ convierte el desarrollo de la historia en toda una invitación a dejarse llevar por una sugerente aventura sin refresco ni palomitas.  

Con un espectro técnico rendido a reflejar el mohoso nihilismo de un entorno imposible ─pero no por ello menos probable─, Karl Urban funciona bien como martillo pilón aplicador de una justicia cuestionable sin importarle que el espectador se ponga de su lado, bajo la atenta mirada de una Olivia Thirlby férrea, interesante y efectiva ─su personaje, de gran importancia en el universo Dredd, llegó a desarrollar su propia línea de cómics, “Anderson: Psi-Division”, además de protagonizar varias novelas─ y a la caza de una Lena Headey que se nota ha disfrutado de lo lindo dando vida con libertad a una malévola y brutal psicótica adicta al placer/dolor ajeno. Una sorpresa de lo más agradable para quienes gocen con la hiperviolencia al margen de excesivas estilizaciones ─aquí el mayor lirismo estético lo regala el consumo de la droga─, puerta abierta, si funciona, a un par de continuaciones. La Tierra Maldita espera…

Calificación: 7/10


Imágenes de “Dredd”, película distribuida en España por Aurum © 2012 DNA Films, IM Global, Paradise FX Group y Reliance Big Entretainment. Todos los derechos reservados.

Continue Reading
Subir