“Dylan Dog: Los muertos de la noche”. Bla-bla-bla

Escrito por el 25.06.12 a las 19:43

Casposa, poco defendible y soporífera adaptación cinematográfica del más famoso personaje creado por Tiziano Sclavi. Un cotorreo constante acompaña al protagonista y su insufrible compañero en una propuesta muy, muy pobre.

Están los vivos, están los no-vivos, y en medio está ─o estaba, ya que intenta vivir retirado de esa posición─ Dylan Dog (Brandon Routh). Casi dos décadas después de que Michele Soavi dirigiese la notable “Dellamorte Dellamore” (1994), la obra de Tiziano Sclavi regresa a la pantalla grande con “Dylan Dog: Los muertos de la noche”  (ver tráiler), casposa adaptación cinematográfica de su más famoso personaje. Con Kevin Munroe a los mandos, llega por aquí cuando en el resto del mundo ya se han olvidado de ella, y con razón. Es un plomo de cuidado, un “directo a vídeo” que se cuela en nuestro circuito para sedar a quienes se oculten del calor en la fresca oscuridad de las salas.

«Tu corazón puede seguir latiendo; pero a veces es sólo de cara a la galería». A pesar de que se respira en cierto modo el ambiente pulp de la viñeta, y de que la humildad del global ayuda a que el espectador ─al menos el incondicional del género─ mantenga el ánimo suficiente para perdonar hasta cierto punto algunas taras del conjunto, poco se puede hacer durante el visionado de una película átona, aburrida y desopilantemente sosa hasta lo exasperante. Más de las tres cuartas partes del abultadísimo metraje solamente sirven para que la figura central cacaree con unos y otros sin nada interesante que hacer o decir, en un trabajo detectivesco vacío de emoción o ánimo alguno. Para tirarse de los pelos.

Técnicamente, decir que la banda sonora de Klaus Badelt juega a aportar un aura sugerente que no consigue en absoluto, en parte porque Paul Hirsch regala una labor de edición prehistórica y tan desencajada que el poco sentido de la historia se diluye a medida que “Dylan Dog: Los muertos de la noche” se va desvelando como una total tierra yerma en términos argumentales y narrativos. Brandon Routh tiene el carisma de una piedra, Sam Huntington se coloca en las antípodas del contrapunto locuaz y simpático que debiera para resultar abiertamente insoportable, y Anita Briem, pues bueno, vale. Por lo demás, reseñar que Peter Stormare, definitivamente, está dispuesto a apuntarse a un bombardeo. Vaya toalla.

Calificación: 2/10


Imágenes de “Dylan Dog: Los muertos de la noche”, película distribuida en España por Tripictures © 2011 Hyde Park Films, Platinum Studios, Omnilab Media y Ashok Amritraj. Todos los derechos reservados.



Escribe tu comentario

AVISO: Su publicación no es inmediata, los comentarios están sujetos a moderación. La opinión de cada comentarista es personal y no representa la de LaButaca.net.

(obligatorio)

(obligatorio; no se mostrará)



1

 
Novedades Secciones Enlaces Facebook     Twitter     Instagram                   
Destacado:  Una semana de auténticos gigantes: Polanski, Gilliam, Kubrick y Camarón

© LABUTACA.NET - C/ Orba, 12, 8 - 46910 Benetússer, Valencia, España - E-mail: redaccion@labutaca.net
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Prohibida la reproducción de los contenidos de este sitio sin consentimiento expreso de sus propietarios. Todos los derechos reservados.