Síguenos

«El árbol de la vida»: Inquietudes existenciales

Críticas

«El árbol de la vida»: Inquietudes existenciales

Desconcertante ejercicio de poderío visual que toma una premisa sencilla y la prolonga con una molesta pretenciosidad. Dos horas y cuarto de metraje que espantarán a los legos en lo que a cine experimental se refiere.

Seis años han transcurrido desde que el sobrevalorado Terrence Malick estrenara su último trabajo: «El nuevo mundo». Este autor, famoso por tomarse las cosas con calma, tiene ahora en su agenda varios proyectos, noticia que ha suscitado cierto entusiasmo entre sus numerosos adeptos. Personalmente no me hallo entre ellos, si bien reconozco la valía de varias de sus películas. «Malas tierras», que bajo mi punto de vista no resiste el paso del tiempo, no se encuentra dentro de estos títulos, como tampoco «El árbol de la vida» (ver tráiler), cinta que, a mi parecer, ha recibido más elogios de los que en realidad se merecía (incluso se ha llevado la codiciada Palma de Oro en el Festival de Cannes, circunstancia que no ha evitado que pasara desapercibida por la cartelera norteamericana).

En esta ocasión, la historia sobre la influencia que un padre ejerce en su hijo se convierte en la excusa para mezclar toda suerte de divagaciones acerca de la vida, la muerte, la familia, Dios e incluso el cosmos, generando un ambicioso proyecto que se viene abajo debido a su exagerada pretenciosidad (las voces en off se utilizan con desmedida profusión, por no hablar de que se introduce un innecesario y sorprendente pasaje en el que observamos el nacimiento del universo). De hecho, el filme casi parece una radical prolongación de los planteamientos utilizados en «El nuevo mundo», sólo que exagerando los elementos contemplativos y provocando con ello que algunos espectadores hasta puedan llegar a preguntarse si en realidad el cineasta no se estará burlando de ellos (en especial todos aquellos que únicamente están habituados a ver cine comercial).

Malick ha creado una película en la que prevalecen las sensaciones, de ahí que la subjetividad juegue un papel aún mayor que en otras producciones que apuestan por una presentación más clásica. Así, el responsable de «El árbol de la vida» opta por romper con cualquier estructura narrativa convencional y busca llegar al público con una afectada sucesión de estampas en movimiento. No voy a negar la venustez de algunas de ellas, pero, cuando falla un conjunto, de poco sirve que determinadas escenas de un largometraje resulten brillantes si a los pocos minutos nos encontramos con otras que hasta llegan a ser desesperantes. Al menos el reparto es muy sólido, destacando sus intérpretes infantiles y una Jessica Chastain en estado de gracia. Brad Pitt también se muestra sólido en los fragmentos dramáticos, mientras que Sean Penn parece un tanto perdido. Una gran decepción, sobre todo si tenemos en cuenta las expectativas que había generado el filme.

Calificación: 5/10


Imágenes de “El árbol de la vida”, película distribuida en España por Tripictures © 2011 River Road Entertainment. Todos los derechos reservados.

Continue Reading
Publicidad

Novedades destacadas

Guía de películas

A B C D E F G H I J K L M N O P Q R S T U V W X Y Z 1
Subir