“El bosque (El bosc)”: Luces verdes

Por José Arce | LaButaca.net | 8 diciembre 2012

Una vuelta de tuerca al subgénero de la Guerra Civil mucho más interesante en su base argumental que en su puesta en escena, pobre e incluso cómica sin pretenderlo. Un mixto entre “El laberinto del fauno” y “Mi amigo Mac”. Como suena.

Dos noches al año aparecen unas extrañas luces verdes a escasos metros de la masía de Ramón (Álex Brendemühl ) y Dora (María Molins ). Irregular pero necesario en nuestro espectro cinematográfico por su valentía al margen de tendencias y modas, Óscar Aibar  regresa a la dirección con “El bosque (El bosc)” (ver tráiler ), adaptación del cuento de Albert Sánchez Piñol que queda como un nuevo ejemplo de que el género fantástico sigue en plena forma en nuestro país. Lástima que la base sobre la que se asienta sea mucho más fascinante que la propuesta en sí misma, pero qué vamos a hacer. Peor sería que ni siquiera se intentase; y, qué demonios, Aibar sigue siendo igual de interesante.

«Por San Lorenzo y San Blas de casa nunca saldrás». Y es que la historia es muy sugerente, ambientada en el eterno fratricidio que el séptimo arte nacional se resiste a dejar de reflejar en pantalla pero desde un punto de vista novedoso más allá de su elemento de ciencia ficción ; aquí los rojos marcan la fuerza opresora, y de sus disensiones internas ─que nada ayudaron durante el desarrollo del conflicto─ nacen los ángeles y demonios que circundan este cuento frío pero pintorescamente esperanzado. El problema es que la ejecución del cineasta es verdaderamente pobre, cómica sin pretenderlo en ocasiones ─ridícula, incluso─, más digna de una pequeña, pequeña pantalla.

El resultado general, fundiendo los mapas argumentales y técnicos, pudiera concebirse como un híbrido bastardo de “El laberinto del fauno” (Guillermo del Toro , 2006) y “Mi amigo Mac” (Stewart Raffill, 1988), aderezado el mixto con unas gotas melancólico-dramáticas del mismísimo M. Night Shyamalan ─curiosamente, también destacábamos su influjo en la contemporánea “Fin” (Jorge Torregrossa, 2012)─. Que cada uno lo interprete como libremente pueda o quiera. La cuestión es que “El bosque (El bosc)” juega en una liga que, esta vez sí, le queda muy grande a una producción de este tamaño y características. Porque aunque reconocemos su riesgo intrínseco, al final queda como un quiero y no puedo en su materialización.

Calificación: 4/10

    Source URL: http://www.labutaca.net/criticas/el-bosque-luces-verdes/