“El Caballero Oscuro: La leyenda renace” y el impulso del espíritu

Escrito por el 30.07.12 a las 14:11

“El Caballero Oscuro: La leyenda renace” ofrece dos horas y media de entretenimiento absorbente. Un espectáculo visual algo repetitivo y tramposo en su trama, con buenas interpretaciones y una poderosa banda sonora de Hans Zimmer.

Extinguir el mal de la faz de la Tierra no es una tarea fácil, por lo que Batman se ve obligado a salir del ostracismo para salvar Gotham. Quien se había despedido como traidor y fugitivo hace ocho años, llega ahora como esperanza de un pueblo amenazado de nuevo por la Liga de las Sombras. Y si la luz trata de abrirse paso en la oscuridad, la verdad pugna también por ser reconocida en un pasado de mentira y en un presente de identidades ocultas. En “El Caballero Oscuro: La leyenda renace” (ver tráiler), Batman tendrá que enfrentarse a una gata ladrona, a un terrorista despiadado y a un enigma financiero-empresarial en su intento por combatir el crimen organizado y traer la paz a la ciudad.

Es un capítulo más de la lucha entre el bien y el mal, entre la justicia y el terror. Pero sobre todo, es una pugna entre un mundo que vive de la esperanza y otro que se alimenta de la venganza. Son dos saltos al vacío de un espíritu que lucha por escapar del encierro —la prisión bajo tierra— y encontrar la libertad, dos impulsos que nacen del deseo de servir a una sociedad más justa (Batman) o de aniquilarla en su odio y rencor (Bane). Sobrevivir exige perder el miedo a la muerte y asumir la verdad de uno mismo, dejarse conducir por el espíritu y no apoyarse exclusivamente en las fuerzas de un cuerpo débil, y conseguirlo o no es lo que distingue al héroe y al villano, a Batman y Bane. Son dos caras de una moneda que se tira al aire en busca de una justicia social y de una libertad individual, y en cuya encrucijada se nos ofrece a todos una segunda oportunidad después de hacer tabla rasa del pasado.

Al margen del ritmo trepidante de una acción homérica y de unas explosiones, persecuciones y peleas que se suceden sin interrupción y con gran intensidad, lo más destacable es esa mirada al pasado de cada personaje, que deja en la oscuridad y silencio de su conciencia unas realidades que siguen condicionando su actuación. Qué le mueve a Selina a comportarse como una gata ladrona que no se casa con nadie, a Bane a aplicarse con tanta determinación como crueldad, al inspector Gordon a permanecer callado en ese discurso de homenaje, a Miranda en sus negocios energéticos y sentimentales, o al mismo Bruce Wayne en un juego de tiempos y personalidades que amenaza con estallar en las manos. Lo que Christopher Nolan nos ofrece es, efectivamente, un oscuro juego de cartas en el que se guarda un as bajo la manga para dar un giro definitivo a la historia y permitir que la verdad aflore al final de la cinta.

Son dos horas y media de entretenimiento absorbente y de espectáculo visual —lo más conseguido quizá sea esa explosión que socaba todo un estadio—, un poco repetitivo y tramposo en su trama, elaborado entre las luces y sombras de la fotografía de Wally Pfister —la atmósfera tenebrosa y apocalíptica es un logro notable de la cinta— y la poderosa banda sonora de Hans Zimmer. Si hablamos de interpretaciones, nada sorprende en el aplomo de Gary Oldman, Michael Caine o Morgan Freeman, ni tampoco en la sutil y felina fragilidad de Anne Hathaway —la novedad más acertada de esta entrega— o en la seguridad de un Christian Bale mutante, aunque sí llama la atención el papel reservado para Marion Cotillard, una fría sombra que dista mucho de sus anteriores trabajos.

Hay retrato de personajes pero también mucho ruido y desmesura, algo de rutina y un montón de tópicos al uso que se repiten una y otra vez. Todo ello deja a la película un peldaño por dejado de “El Caballero Oscuro” (2008). Al final, sabemos que el bien triunfará, que la amenaza nuclear será controlada y que los huérfanos tendrán su consuelo —interesante subtrama no desarrollada—. Pero toda guerra tiene un precio y quién sabe si, en su salto de esperanza, Batman será sólo espíritu o también un cuerpo magullado y chamuscado, pero redimido.

Calificación: 7/10


Imágenes de “El Caballero Oscuro: La leyenda renace”, película distribuida por Warner Bros. Pictures International España © 2012 Warner Bros. Pictures, Legendary Pictures y Syncopy. Todos los derechos reservados.



Sorry, the comment form is closed at this time.



 
Estrenos Trailers Enlaces Facebook     Twitter     Instagram                   
Destacado:  Agencia de comunicación y marketing de cine - Valencia

© LABUTACA.NET - C/ Orba, 12, 8 - 46910 Benetússer, Valencia, España - E-mail: redaccion@labutaca.net
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Prohibida la reproducción de los contenidos de este sitio sin consentimiento expreso de sus propietarios. Todos los derechos reservados.