Síguenos

«El Circo de los Extraños»: Darren Shan’s Freaks

Críticas

«El Circo de los Extraños»: Darren Shan’s Freaks

FichaCartelFotosSinopsisTráilerPreviaCríticasComentarios

Nueva saga literaria juvenil que salta a la gran pantalla. Pero no sólo se trata de otro intento de clonar a Harry Potter, sino de un ejercicio de cine divertido, tenebroso y que trata al espectador con la inteligencia que merece.

Darren (Chris Massoglia) tiene una vida perfecta. Las chicas del instituto le adoran, saca las mejores notas, todo va a las mil maravillas. «Una vida feliz y productiva», le recita su padre insistentemente. Pero con 16 años, como cualquier otro chaval, sólo piensa en abandonar el nido y empezar a volar por su cuenta. Una misteriosa entrada de teatro lo cambiará todo. La literatura juvenil sigue siendo maná llovido del cielo para el séptimo arte, y con Hogwarts a punto de echar el cierre recibimos “El Circo de los Extraños”, salto a la gran pantalla de tres de las novelas de la longeva saga de Darren Shan en lo que se anticipa como el primer peldaño de una escalera cuya longitud aún está por decidir. Y la cosa no pinta mal, afortunadamente; de hecho, parece que sus aspiraciones son mucho más humildes y honestas que las de otros primos oportunistas.

Con un material atractivo y sugerente, basado en los legendarios circos de freaks ─“Cirque du Freak” es el título original de la película─, la considerable reducción del montante escrito en que se basa el guión de Brian Helgeland y Paul Weitz, este último también tras las cámaras, dosifica con tino sus informaciones aunque no consigue salvar excesivos tiempos muertos que chocan con el estupendo estilo del film. El director, apoyado en un buen trabajo de fotografía de Jim Muro ─a quien debemos un único pero clásico trabajo como cineasta, “Street trash” (1987) ─, coquetea estéticamente con expresionismo, gótico y luminiscencias glam, en función de cada personaje y situación, manteniendo una coherencia visual madura, sorprendente en la inteligencia de sus resultados a la hora de disfrazar una trama a la postre escasa, pero entretenida.

Envuelto en un tenebrismo constante, el tono sostenido de Weitz hila fino en su conjunción de humor negro ─cinismo eterno, en el caso de Larten Crepsley (grande John C. Reilly)─ y tragedia pulp de reminiscencias casi griegas ─preside la historia el increíble sacrificio que Darren realiza por su mejor amigo (Josh Hutcherson), luego archirrival definitivo─; sobre ese equilibrio desfila un reparto compenetrado en la recreación de una familia grotesca, melancólica y marginal, pero unida y alegre a pesar de todo, que mora a espaldas de la sociedad en un espacio de sombras que ellos perciben como luces ─quizá Belial y su prole han alcanzando aquí la tan merecida felicidad…─. Ajustada en su presupuesto hasta lo artesanal, luce “El Circo de los Extraños” un fantástico look de género gracias al ímpetu del equipo por no abusar de lo digital y servirse de prótesis, marionetas y animatrónicos para perfilar estas razas de noche enfocadas al palco teen. Esperemos que la feria pare de nuevo en los cines.

Calificación: 6/10

En las imágenes: Fotogramas de “El Circo de los Extraños” © 2009 Universal Pictures, Relativity Media, Donner’s Company y Depth Of Field. Fotos por David Lee. Distribuida en España por Universal Pictures International Spain. Todos los derechos reservados.

Continue Reading
Subir