Síguenos

El Círculo de Escritores Cinematográficos da sus premios al mejor cine español del 2008

Premios

El Círculo de Escritores Cinematográficos da sus premios al mejor cine español del 2008

Si los Globos de Oro® son la antesala de los Oscar®, las Medallas que concede el Círculo de Escritores Cinematográficos (CEC) lo son de los Goya en nuestro país. Un año más, nuestra asociación de críticos de cine con más solera —fue fundada en 1945— ha repartido sus premios en lo que se supone una votación independiente, menos esclava de la taquilla y más alejada de la endogamia que rodea a la Academia de Cine. Acaban de entregarse en una gala que rindió tributo con la Medalla de Honor a Fernando Guillén y a la editorial Cátedra por sus publicaciones de cine. Al acto acudieron muchas personalidades del mundillo, sin que se convirtiese en una pasarela de moda ni un cotilleo rosa, algo a lo que los Goya se acercan en su imitación de los Oscar®. Todos, tras la entrega de los galardones, pudieron ver “Slumdog millionaire”, del inglés Danny Boyle, película ganadora de 4 Globos de Oro® (Mejor Película Dramática, Mejor Director, Mejor Guión y Mejor Banda Sonora) y nominada para los Oscar® en 10 candidaturas.

Entre los galardones al cine español del último año, la gran triunfadora fue “Casual day” de Max Lemcke, que se llevó los premios a Mejor Película, Mejor Director, Mejor Actor (Juan Diego) y Mejor Guión Original (Daniel y Pablo Remón). También por la puerta grande salió “Una palabra tuya” de Ángeles González-Sinde, llevándose los premios al Mejor Guión Adaptado (sobre una novela de Elvira Lindo), Mejor Actor Secundario (Antonio de la Torre) y Mejor Actriz Secundaria (Esperanza Pedreño, que venció a la oscarizable Penélope Cruz). En un año mediocre, sin duda los críticos del Círculo han atinado en sus decisiones, arriesgando con una ópera prima como la de Lemcke, en mi opinión, también la mejor del año.

Sin embargo, ninguna de las dos mencionadas películas aparecen entre las nominaciones de los Goya, que decididamente vuelven por sus fueros y se abandonan en brazos de la industria. Sí lo ha sido Nacho Vigalondo, a quien el CEC concedió el Premio Revelación por “Los cronocrímenes”. La apuesta por jóvenes valores no termina con Lemcke y Vigalondo, pues el novel director Francisco Javier Gutiérrez se llevó el premio al mejor montaje por “3 días” (realizado por Nacho Ruiz Capillas). Se ve que la crítica siempre está pendiente de descubrir nuevos talentos, y no tanto de devolver favores o llenar de incienso un espacio cerrado y de dudosa transparencia (no hay más que ver la continua polémica que rodea a la Academia).

El premio a la Mejor Actriz Principal fue para Ariadna Gil por “Sólo quiero caminar”, mientras que también fueron reconocidas la fotografía de Félix Monti en “Sangre de mayo” (sin duda, lo mejor de la película de José Luis Garci), y la música de Roque Baños en “Los crímenes de Oxford” (de nuevo lo mejor de una cinta fallida), mientras que “El infierno vasco” ganaba el premio al Mejor Documental del año. Una prueba más de la independencia y riesgo del CEC en sus elecciones fue la de conceder el premio a la Mejor Película Extranjera a un trabajo de animación: “WALL·E (Batallón de limpieza)». Una obra maestra, sin duda, pero que tuvo que superar a “El Caballero Oscuro” o “4 meses, 3 semanas, 2 días”, por ejemplo. Con todo lo dicho, no le vendría mal a la Academia que mirase de reojo al CEC a la hora de premiar, no vaya a ser que un nuevo coloso goyesco sea despojado del prestigio que se le supone.

En las imágenes: Fotografías de Fernando Guillén, Esperanza Pedreño y Max Lemcke, y Nacho Vigalondo en la Gala de Medallas del Círculo de Escritores Cinematográficos © 2009 Antonio Santos. Todos los derechos reservados.

Continue Reading
Publicidad

Novedades destacadas

Guía de películas

A B C D E F G H I J K L M N O P Q R S T U V W X Y Z 1
Subir