Inicio > Críticas de cine > “El cuerpo”: Suspense fatuo

“El cuerpo”: Suspense fatuo

Escrito por el 24.12.12 a las 12:20

“El cuerpo” tiene oficio y buenos actores, pero construye un suspense endeble y redundante. Su final aparatoso obligará al espectador a elegir entre quedarse con el impacto de la revelación o replantearse la congruencia de lo visto anteriormente.

Junto a “El orfanato” (Juan Antonio Bayona, 2007) y “Los ojos de Julia” (Guillem Morales, 2010), es imposible no pensar en “El cuerpo” (ver tráiler y escenas) como la tercera pieza de un cine español a medio camino entre el terror y el suspense, consolidado en torno a la figura carismática de Belén Rueda e identificado como hábil maniobra comercial de cara al gran público. El debut de Oriol Paulo, como lo hiciera el de Bayona, viene a adormilar la tradición heredada de un género en los brazos de la producción solvente, la factura impecable que convenza al reticente al producto nacional a dejarse llevar por laberintos más o menos tramposos hasta ese final de impacto que le haga volver a la próxima entrega de esa saga espiritual.

Hasta entonces, esta ópera prima de mucho oficio y poca entidad le ha sumergido en la claustrofobia propia del thriller psicológico de cámara, hábilmente fraguada desde el tono tormentoso y opresivo que la impregna —la película consolida su propia caligrafía de morgue, entre lo mortecino y lo fatigoso—, pero endeble y redundante en la construcción de su suspense. “El cuerpo” desvía la atención hacia las posibles respuestas a su incógnita principal antes de confluir en una de esas conclusiones epatantes que obliga al espectador a elegir entre: 1) desbocar su admiración hacia el giro insospechado; 2) mantenerse escéptico hasta tener el DVD en sus manos y poder rebobinar para comprobar las —probables— incongruencias de la trama. El órdago es de tal calibre que destapa las carencias de una historia y unos personajes que ven limitada su evolución y su profundidad para no descubrir su condición de títeres o titiriteros, denegados como verdaderos participantes de un relato que queda revocado en última instancia, a la merced de la vocación demiúrgica de pasmar.

En ese sentido, los esfuerzos interpretativos de Hugo Silva y Belén Rueda de poco sirven cuando sus respectivos personajes se presentan desde el principio encallados, forzados a interpretar una y otra vez variantes de la misma relación de poder y engaño. Tampoco el buen hacer de José Coronado consigue sobrevivir a esa revelación que sabotea toda credibilidad anterior. Todos y todo, en realidad, son prescindibles cuando se trata de seguir los pasos del suspense más fatuo, capaz incluso de sugerir un atropello para luego desmentirlo en un aparatoso montaje final que pretende bastarse a sí mismo para justificar el pago de la entrada.

Calificación: 5/10


En las imágenes: Fotogramas de “El cuerpo”, película distribuida por Sony Pictures Releasing de España © 2012 Antena 3 Films y Rodar & Rodar. Todos los derechos reservados.

Escribe tu comentario

AVISO: Su publicación no es inmediata, los comentarios están sujetos a moderación. La opinión de cada comentarista es personal y no representa la de LaButaca.net.

(obligatorio)

(obligatorio; no se mostrará)




   "La vida inesperada": Secretos a voces
   "The amazing Spider-Man 2: El poder de Electro...
   "Need for speed": Un trayecto demasiado largo
   "The amazing Spider-Man 2: El poder de Electro...
   "El Tour de los Muppets": Juntos de nuevo
   "Mejor otro día": Los Cuatro de la Azotea
   "Noé": Un nuevo Edén
   "Noé": Mira, al final se ha quedado buena tarde
   "Need for speed": Lo que diga la rubia
   "Río 2": ¡Pájaro!
   "Capitán América: El Soldado de Invierno". El ...
   "Capitán América: El Soldado de Invierno". ¡Ma...
Síguenos en Facebook

Síguenos en Twitter


 
Mapa del sitio Más secciones Archivo de películas Facebook  Twitter  Google+  RSS
© LABUTACA.NET - Avda. Jacarandas, 2, 722 - 46100 Burjassot, Valencia, España - Telf.: 96 375 58 22 - E-mail: redaccion@labutaca.net
Prohibida la reproducción total o parcial de los contenidos de este sitio sin consentimiento expreso de sus propietarios. Todos los derechos reservados.