Síguenos

«El desafío: Frost contra Nixon»: El asesinato de Frank Capra

Críticas

«El desafío: Frost contra Nixon»: El asesinato de Frank Capra

Era inevitable que tarde o temprano Ron Howard terminase asesinando a Frank Capra. Y este lavado de cara y alma ha encogido el papel de juglar del sueño americano, el que cantaba las bondades y bonanzas de una idea caduca en parábolas de esqueleto narrativo y dramático eficaz, carentes de personalidad, como «Una mente maravillosa» (2001) y «Cinderella man» (2005), la grisácea «Desapariciones», plagada de valores nostálgicos, (2003) y el blockbuster con moralina de encargo «El código da Vinci» (2006). El Watergate y la dimisión del presidente Richard Nixon constituyeron dos puntos álgidos de la época más dura del derribo del american way of life, un tema que asume su lugar exacto en la filmografía de Howard: el careo enérgico y mordaz, no menos respetuoso, entre el cinismo de una era mediatizada y la confianza de que exista algo sincero y bondadoso en los recovecos privados del hombre público.

frost-nixon-almudena-1.jpg

Aunque el director de «Apolo 13» (1995) cohíbe en «El desafío: Frost contra Nixon» su habitual y asfixiante cercanía a la emotividad de los relatos, el mérito no habría sido tan contundente sin el milimétrico guión de Peter Morgan, quien ya demostró su pericia en dramatizar asuntos políticos con talento divulgativo en «The queen» (2006) y, en menor medida, «El último rey de Escocia» (2006); ni tampoco sin un sólido equipo de actores brillantes, grandes nombres que no han necesitado salir de una liga semi-desconocida al gran público para demostrar su valía. El hecho de que la película proceda de una obra teatral, firmada por el propio Morgan, y ésta a su vez se inspire en las famosas entrevistas televisadas que mantuvieron el presentador David Frost y el ex presidente Nixon, amplía las posibilidades de un juego que Howard aprovecha combinando las falsas declaraciones de los implicados con imágenes de archivo y la teatralización de un exhaustivo detrás de las cámaras.

frost-nixon-almudena-2.jpg

Ese montaje lineal, salpicado de intervenciones que completan el poliedro de testigos del duelo, junto a las notas de humor ácido que Morgan emplea para rebajar la tensión gobernante en el film, evita la apariencia gélida y a ratos ininteligible de otras aproximaciones a escándalos políticos, como «Todos los hombres del presidente» (1976) o «Buenas noches y buena suerte» (2005). Libre de las ínfulas que suelen equipararse al nivel de exigencia de la temática abordada, «El desafío…» es una narración cristalina y conscientemente sesgada y ficticia respecto a los personajes y conversaciones reales, haciéndose verdad la venganza televisiva de un pueblo ofendido y la cinematográfica de un director asediado por aguijones de prejuicios. Al final, el hombre de los zapatos con cordones y el joven de los mocasines italianos se miran con cierto reconocimiento mutuo, aunque sólo uno pueda proclamarse vencedor de la entrevista: el cine más emotivo y el más seco pueden ofrecer por su cuenta maravillosos ejemplos, y Howard los ha unido durante dos horas antes de brindar digno sepelio al maestro Capra.

Calificación: 9/10

En las imágenes: Fotogramas de «El desafío: Frost contra Nixon» – Copyright © 2008 Universal Pictures, Imagine Entertainment, Working Title Films, Studio Canal y Relativity Media. Distribuida en España por Universal Pictures International Spain. Todos los derechos reservados.

Continue Reading
Publicidad

Novedades destacadas

Guía de películas

A B C D E F G H I J K L M N O P Q R S T U V W X Y Z 1
Subir