“El desafío: Frost contra Nixon”. Richard Nixon y el plano reductor

Escrito por el 10.02.09 a las 19:52

Ante un ejercicio de pseudo-ficción, de pseudo-documental analítico de la incidencia que la televisión, como medio de comunicación masivo en consolidación, iba a tener en la imagen política, uno confiaría en muchos directores antes que el finalmente firmante de esta “El desafío: Frost contra Nixon”: un Ron Howard que se había ganado, por méritos propios, un lugar menor en el mapa de la cinematografía americana.

Ampliar imagen

Pero hete aquí que Howard viene a demostrar que nunca es tarde para reflotar una carrera si los cómplices son buenos y la dirección inspirada. La sorpresa es mayúscula cuando, desde el primer minuto de “El desafío: Frost contra Nixon”, asistimos a una narración madurada en cada paso y una narrativa absorbente que nunca abandonará al espectador. No es sólo que la cinta goce de magníficos asideros que bien pueden identificarse en los personajes o en la fascinación por los importantes hechos narrados con periodística pasión: además disfruta de importantes reflexiones en torno al moldeado del liderazgo político a través de un medio llamado a jugar un papel fundamental en la definición del poder durante la segunda mitad del siglo XX.

En un momento dado de “El desafío: Frost contra Nixon”, el Richard Nixon soberbiamente incorporado por Frank Langella reconoce ante su rival, David Frost (Michael Sheen), que nunca tuvo don de gentes, que quizá él debería haber sido el tenaz periodista y Frost el carismático político. En otro momento puntual, Kennedy es mencionado como el líder que enamoró al electorado femenino, ganó el cariño popular y tuvo una trágica muerte que hizo olvidar a su país quién le había metido en su mayor catástrofe militar en décadas. No es ningún secreto que las relaciones de los dos presidentes con la televisión fueron muy distintas: Kennedy tuvo, cuanto menos, una carrera televisada con el favor de las cámaras para alzarle como una de las grandes figuras de la historia política americana; Nixon, sin embargo, tuvo una relación tormentosa con los medios en general y las cámaras en particular que iba a desembocar en el episodio recogido en la cinta de Howard.

Ampliar imagen

Dejando de lado filias y fobias, no queda sino quitarse el sombrero ante Ron Howard y Peter Morgan, respectivamente director y guionista de uno de los títulos más poderosos de los últimos años en los apartados del retrato político y la crónica perodística, continuador de una cierta tendencia en la que se inscribe “Buenas noches, y buena suerte” en su vocación por recoger un episodio de marcada importancia para el periodismo norteamericano. “El desafío: Frost contra Nixon” adelanta desde sus primeros compases su intención de diluir las fronteras entre el documental ficcionado y la ficción documental, y tal proposición sólo es posible desde el más sólido de los guiones. Morgan, adaptando su propia obra teatral, ha desempeñado ese guión en el que la brillante discursiva reluce en los duelos dialécticos para fundirse con algunas de las sentencias reales de las entrevistas originales. Más allá de estos méritos, su texto es todavía más brillante en lo relativo al calado de sus personajes, cada cual articulándose en relación con el resto, estableciendo contrapuntos y lugares comunes en la búsqueda de un discurso con el que derrocar a Nixon.

Ampliar imagen

Y así, llegan a este duelo dos altísimos contrincantes: Frank Langella construye a un Richard Nixon complejo y absorbente, en su confianza y en sus delirios de poder, en su dominio de los resortes del cara a cara pero no los del directo televisivo; Michael Sheen permanece a la altura de su oponente y erige un David Frost que se deja infravalorar, que pierde el primer asalto, se precipita y rectifica, aprende y, finalmente, encuentra el arma para derribar el muro frente al que se encuentra. Ese arma es el plano reductor, en el que carreras políticas se vienen abajo mientras otras alcanzan la gloria, el mismo en el que Richard Nixon puede exculparse o condenarse por el resto de sus días, mientras Frost alcanza el éxito y madurez como entrevistador o pierde todo lo que tiene. Un encuadre, unas palabras precipitan un veredicto que llega desde los millones de televisores al otro lado. Morgan allana el camino hacia este instante y Ron Howard comide su cámara, pero le da cancha y espacio suficientes en los momentos en los que el espectáculo lo requiere, apremiado igualmente por la música de Hans Zimmer. Los planos nos hacen testigos de los gestos inquietos del ex presidente o la mirada incisiva del periodista, quien se lanza en un ataque indiscriminado como última oportunidad a la que aferrarse. La maguinaria es forzada y es entonces, durante unos breves segundos, cuando Nixon da algo mejor que una confesión de arrepentimiento: una justificación de sus abusos del poder. El presidente ha hablado. El plano reductor ha dictado sentencia. Howard y Morgan son los merecidos ganadores del duelo.

Calificación: 9/10

  • Más información sobre “El desafío: Frost contra Nixon”
  • Fotos de “El desafío: Frost contra Nixon” (24)
  • Tráiler en español de “El desafío: Frost contra Nixon”
  • Notas sobre cómo se hizo la película
  • 5 nominaciones a los Oscars®
  • Clip con una escena de la película
  • Crítica (8/10): Si lo hace el Presidente…, por J. Arce
  • Crítica (7/10): Alejándose de la caricatura, por J.R. Fernández
  • Crítica (6/10): Un combate de intérpretes con la conciencia…, por J.R. Chico
  • Crítica (9/10): El asesinato de Frank Capra, por A.M. Pérez
  • Crítica (6/10): El suertudo de Ron Howard, por M.A. Delgado
  • Reportaje: Frank Langella frente a Michael Sheen, por A.M. Pérez
  • Reportaje: Frank Langella y otros presidentes de la pantalla, por J. Revert
  • Noticias relacionadas con la película y su equipo
  • En las imágenes: Escenas de “El desafío: Frost contra Nixon” – Copyright © 2008 Universal Pictures, Imagine Entertainment, Working Title Films, Studio Canal y Relativity Media. Fotos por Ralph Nelson. Distribuida en España por Universal Pictures International Spain. Todos los derechos reservados.



    Escribe tu comentario

    AVISO: Su publicación no es inmediata, los comentarios están sujetos a moderación. La opinión de cada comentarista es personal y no representa la de LaButaca.net.

    (obligatorio)

    (obligatorio; no se mostrará)



    1

     
    Novedades Secciones Enlaces Facebook     Twitter     Instagram                   
    Destacado:  Una semana de auténticos gigantes: Polanski, Gilliam, Kubrick y Camarón

    © LABUTACA.NET - C/ Orba, 12, 8 - 46910 Benetússer, Valencia, España - E-mail: redaccion@labutaca.net
    Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Prohibida la reproducción de los contenidos de este sitio sin consentimiento expreso de sus propietarios. Todos los derechos reservados.