Síguenos

«El gurú del buen rollo» o, mejor dicho, de las malas vibraciones

Críticas

«El gurú del buen rollo» o, mejor dicho, de las malas vibraciones

Por desgracia para la humanidad, ahora ya no tengo la menor duda de que habrá una cuarta entrega de la saga que se inició con «Austin Powers». Y es que, si exceptuamos la trilogía «Shrek», la carrera comercial de Mike Myers no es que esté atravesando un buen momento (de la artística mejor ni hablar). Así, puede que «El gato» recaudara poco más de 100 millones de dólares en los Estados Unidos, pero el mercado internacional le dio la espalda. Respecto a «El gurú del buen rollo», se ha convertido en uno de los fiascos del verano, ingresando unos 30 millones en Norteamérica y obteniendo unas cifras ridículas en los países más importantes en los que se ha estrenado hasta ahora.

La película, si es que se puede llamar así, nos presenta al gurú Pitka, quien ha de lidiar con los problemas amorosos de un jugador de hockey. Así, su mujer, Prudence Roanoke, lo ha abandonado y no se le ha ocurrido otra cosa que liarse con uno de sus rivales en la competición. A causa de ello, los resultados del equipo de esta estrella deportiva son desastrosos, de ahí que su propietaria, Jane Bullard, requiera de sus servicios para solucionar semejante circunstancia. Por su parte, Pitka también tiene un deseo: convertirse en el gurú número uno del mundo, algo para lo que considera necesario salir en el programa de Oprah Winfrey (sí, el mismo en el que Tom Cruise se dedicó a dar saltitos en un sofá).

Desafortunadamente, nos hallamos ante una comedia tontorrona e insustancial, un agravio para el espectador en el que durante su exigua pero al mismo tiempo eterna duración tan sólo se suceden una serie de bastos y zafios gags, prueba evidente de la escasa inteligencia del guión (así, se introducen innumerables chistecillos y vocablos relacionados con el sexo y, ¡zas!, ya están aseguradas unas cuantas carcajadas del público adolescente, el mismo que acude en pandilla al cine a ver productos de estas características y a los que, la verdad, bien poco les interesa la calidad de lo que están presenciando). Se trata, en definitiva, de una nadería al servicio de un Mike Myers que en esta ocasión se pone en la piel de un personaje que carece de carisma (por muy repulsivos que fueran, al menos Austin Powers y el Dr. Maligno sí lo tenían).

En cuanto al reparto, el mencionado Myers prácticamente está presente en todo el metraje de la cinta, dejando un hueco para que de vez en cuando veamos a Jessica Alba, quien está claro que no tiene inconveniente alguno en convertirse en la chica florero de la función (si con semejantes elecciones pretende relanzar su carrera… ¡lo lleva claro!). Los papeles de Justin Timberlake y Ben Kingsley prácticamente provocan vergüenza ajena, siendo increíble que este último actor no tenga reparos en alternar en su filmografía trabajos que le reportan prestigio con otros en los que lo único que hace es el ridículo. Ah, y no podían faltar los dichosos cameos, en este caso de Val Kilmer, Jessica Simpson, Mariska Hargitay, Kanye West y Deepak Chopra (¿acaso creerán los que se prestan a este tipo de juegos que de este modo conseguirán que nos percatemos de su excelente sentido del humor?). Háganme caso y huyan de este engendro como si de la peste se tratara…

Calificación: 2/10
Calificación de la BSO: 4/10

En las imágenes: Fotogramas de «El gurú del buen rollo» – Copyright © 2008 Paramount Pictures, Spyglass Entertainment, Nomoneyfun Films y Michael De Luca Productions. Fotos por George Kraychyk. Distribuida en España por Paramount Pictures Spain. Todos los derechos reservados.

Continue Reading
Publicidad

Novedades destacadas

Guía de películas

A B C D E F G H I J K L M N O P Q R S T U V W X Y Z 1
Subir