Síguenos

«El hobbit: La desolación de Smaug». Aúpa

Críticas

«El hobbit: La desolación de Smaug». Aúpa

En esta segunda entrega de la saga de «El hobbit», Peter Jackson nos lanza un sucedáneo aún peor que el primero. Son casi tres eternas horas de duración sin acción, ni emoción, ni carisma.

Bilbo (Martin Freeman) y los enanos bajo el mando de Thorin (Richard Armitage) prosiguen su camino hacia la morada del dragón que duerme bajo una montaña de monedas de oro. El anuncio de la división de “El hobbit” en tres partes anticipaba el ansia recaudatoria de un proyecto con muchas papeletas para resultar cargante a menos que se fuese incondicional de la obra de Tolkien. La primera entrega, “Un viaje inesperado” (2012), subrayó esa idea, y lo hizo además con una película aburrida, hueca y escasamente carismática. “La desolación de Smaug” (ver tráiler) es aún peor. En una consideración general, es incluso cutre. Pero venderán un porrón de packs Blu-ray en edición limitada/especial/extendida con bustos exclusivos.

Martin Freeman

«¿Qué hemos hecho?». Los protagonistas andan, corren, trepan, reptan, nadan, bucean, trotan, galopan, viajan en barriles, barcos, suben, bajan y marean la perdiz hasta lo indecible con tal de acercarse a las tres horas de duración en una no-aventura en la que las secuencias de acción se cuentan con los dedos de una mano ─y sobran─ hacia un anti-clímax soso, vacío y amuermado como hacía tiempo que no veíamos. Más allá de subir el PIB de Nueva Zelanda anunciando la belleza de la naturaleza brutal que posee el país, el trabajo digital oscila entre lo correcto y lo vergonzoso, sin más. Y no es que abunde la emoción, que digamos, en un desarrollo que abraza el ostracismo catártico como anclaje fundamental.

Richard Armitage

Martin Freeman está totalmente diluido en el marasmo de naderías que propone la película, Richard Armitage eleva a Thorin a la categoría de peor líder del cine moderno —o casi— y el resto de enanos son perfectamente aleatorios, nulos e intercambiables, aportando poco o nada al conjunto y sin el menor rastro de personalidad en el dibujo de sus personajes. Por lo demás, un reparto con incorporaciones de escaso peso comercial y nóminas asequibles ─Luke Evans, Lee Pace, Evangeline Lilly─ garantiza un mayor beneficio para los productores del invento. Ah, y recuperamos a Legolas, pero como han pasado ya unos años han maquillado como una puerta a un retocadísimo Orlando Bloom para que parezca eternamente joven. Aúpa.

Calificación: 3/10

Imágenes de “El hobbit: La desolación de Smaug”, película distribuida por Warner Bros. Pictures International España © 2013 Metro-Goldwyn-Mayer, New Line Cinema y WingNut Films. Todos los derechos reservados.

Continue Reading
Publicidad

Novedades destacadas

Guía de películas

A B C D E F G H I J K L M N O P Q R S T U V W X Y Z 1
Subir